Inicio La Pampa "Creemos que es una propuesta muy atinada"

«Creemos que es una propuesta muy atinada»

CONSEJO ECONOMICO SOCIAL

El viernes pasado el presidente de la Nación, Alberto Fernández, encabezó la presentación del Consejo Económico Social rodeado de los representantes sindicales, empresariales, movimientos sociales y educativos.
Y para tener una visión desde uno de esos sectores se consultó al presidente de la ENAC (Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino), Leonardo Bilanski, quien consideró que «la propuesta del Presidente es muy atinada», y agregó que «la intención del programa impulsado por Gustavo Beliz tiene que ver con promover la cultura del encuentro y hacernos responsables del futuro y también de la Argentina. Los integrantes que participamos en este espacio nos comprometemos a construir la Argentina del futuro».
En entrevista con Radio Noticias, Bilanski explicó que el Consejo tiene como objetivo «impulsar propuestas en cinco misiones con la participación de 30 consejeros y un grupo de empleados de entidades, 240 en total».
Los encuentros estarán centrados en impulsar el desarrollo de «en la educación y trabajo del futuro, en la comunidad y cuidado y seguridad alimentaria, la productividad con coerción social, la ecología integral y el desarrollo sustentable, y la democracia innovadora».

A largo plazo.
Bilanski señaló que se conformó un espacio diverso, incluso con «miradas antagónicas del modelo del país». En ese sentido, el representante empresarial afirmó que el Consejo Económico Social «no es un espacio de diálogo para el corto plazo», sino que «se está pensando en el futuro, en 1000 días, en temas de mediano y largo plazo».
Además, agregó que «tiene que ver un espacio de confluencia de los actores que tienen influencia en la economía, los actores productivos y económicos, para tratar de armonizar en el corto y mediano plazo, no en el mediano y largo plazo».
Asimismo, reafirmó que busca «analizar la coyuntura y ver que decisiones tomamos y ponernos de acuerdo para que la economía a corto plazo sea más próspera para todos, eso es el objetivo de los Consejos Económicos y Sociales».

Disparidad.
Por otra parte, detalló que en el Consejo participan seis representantes de empresas multinacionales, lo que genera una gran disparidad con los sectores de las pequeñas y medianas empresas. «Acá hay 1500 grandes empresas que están sobre representadas en el consejo, diría que en el consejo seis representantes de grandes empresas y empresas extranjeras, hasta la Consultora Semtur, que es polémico que esté su participación», criticó.
En ese sentido, explicó que se trata de una consultora extranjera que «hace lobby a las empresas internacionales» para beneficio de estas.

Poca solidaridad.
El presidente de la ENAC señaló que «hay 1.500 grandes empresas que están teniendo un actitud poco solidaria en el marco de una doble emergencia económica y sanitaria por la pandemia. No tienen la voluntad del esfuerzo compartido que propuso Alberto Fernández cuando comenzó este problema del coronavirus».
En esa línea apuntó que «es muy difícil consensuar o dialogar con alguien que no es el dueño de la empresa, porque las empresas no ponen a sus propietarios a sentarse a la mesa a discutir».

Pymes.
Con respecto a la participación de los representantes del sector de la pequeñas y medianas empresas, afirmó que «el único que está en el Concejo es Marcelo Fernández, de la Confederación General Empresaria, es un compañero del sector de las Pymes. Hay un solo representante del sector que es el 99,4 por ciento de las empresas, y que empleamos el 65 por ciento del trabajo registrado privado».
En ese sentido criticó que con «todos los empresarios Pymes que hay en la Argentina, y con todas las entidades que hay, tener seis representantes de grande empresas y un solo representante de 500 y pico de miles de empresas, me parece es desequilibrante la discusión». Por último, remarcó que el sector de los pequeños y medianos productores argentinos «no va cambiar porque tengamos en frente una multinacional extranjera, para nosotros las multinacionales extranjeras se tienen que acomodar a lo que dicen los argentinos».