Inicio La Pampa Luis Machín con LA ARENA: "Cualquier pérdida te toca"

Luis Machín con LA ARENA: «Cualquier pérdida te toca»

EL ACTOR LUIS MACHIN LLEGA AL PREVENDAVAL TEATRAL

Dos obras nacionales llegarán esta semana a Santa Rosa haciendo un anticipo de lo que será el Encuentro del Vendaval Teatral. Por una parte, el jueves a las 21 en el Teatro Español se presentará «Eran 5 hermanos y ella no era muy santa», espectáculo de la Comedia Cordobesa. Es la historia de una madre, Ramona, y la relación con sus hijos, todos de padres diferentes que viven en una villa miseria de la ciudad de Córdoba. En el festejo de su cumpleaños tiene un presentimiento que puede cambiar la vida de todos para siempre.
Esta versión es el resultado de un proceso de trabajo musical, alegre, festivo y grupal. Los actores exploraron en el «decir cuartetero» un nuevo modo de representación, que se tiñe de un registro netamente cordobés que no deja de ser poético, sensible ni ajeno. La invitación es unir a dos generaciones: los que vieron aquella Ramona de décadas pasadas y la redescubran en un recital cuartetero, y quienes por primera vez asistan a conocer esta historia, atravesada por este ritmo que resuena y se amplifica en las calles.

El mar de noche.
Por otra parte, el viernes a las 20.30 y a las 22.30 horas en el teatro ATTP se presentarán funciones de la obra «El mar de noche» de Santiago Loza, con la actuación del gran Luis Machín y dirigida por Guillermo Cacace. «En principio me había convocado el director para hacerlo en el Teatro Cervantes, finalmente no se dio y pasó el tiempo. Yo había leído la obra y siempre me había gustado, me había parecido un texto extremadamente poético, muy bello, pero que tenía sus dificultades a la hora de pensarlo de manera teatral», explicó Machín en entrevista con LA ARENA. «El texto yo lo digo tal cual es, más allá de que estuvimos mucho tiempo ensayándolo, viendo qué posibilidad ofrecía el texto en relación a trasladarlo a teatro, no es que está decididamente pensado desde la cabeza de Santiago para hacerlo en teatro», sostuvo.
Según las palabras de su autor, «‘El mar de noche’ es un grito ahogado. El desamor diseccionado. La soledad escandalosa con la que se topa un hombre lejos. La espera y su agonía. Los intentos, manotazos antes de hundirse. La noche tragándose cada minuto. El silencio que retumba después de cada palabra. Una poesía desesperada. Lo que dure la obra este hombre, adentro de este cuarto, podrá decir algunas cosas, intentar nombrar lo innombrable. No poder, porque lo que queda cuando el amor se ha retirado es un campo arrasado, escombros, la nada, un hueco. ‘El mar de noche’ será consuelo de solitarios y desesperados. A los insomnes, a los abandonados, los tristes, a los sobrevivientes del amor, probablemente, les dé consuelo».
«Es una persona que monologa en relación a lo que es su estado, un estado en el que ha quedado después de una separación», explicó el único actor de esta obra. «En el original, lo único que modificamos es que esa otra persona no está, ni siquiera está con voz en off como el texto original. Nosotros no necesitábamos que eso fuera imprescindible entonces todo está en la cabeza de este hombre», contó el reconocido actor.

Destreza actoral.
Luis Machín lleva tres años al frente de esta obra, en una actuación que fue reconocida por numerosos premios al teatro. «Advertimos que la potencia que tiene el texto lleva a que el personaje no es el que despliega un movimiento escénico como en general se piensa o se demanda de los unipersonales. Por supuesto que hay demostración, hay un cuerpo que está absorbido por esa textualidad. Todo lo que le pasa, le pasa en un estado de mucha implosión, no es una manifestación hacia afuera de lo que le produce lo que le pasa, sino que es mucho más intimo, lo que hace que tenga un carácter de casi confesional y eso, a mi manera de ver, la vuelve doblemente atractiva», opinó.

-¿Te identificaste con el personaje?
-La situación de lo que es el desprendimiento de un sentimiento profundo como es el amor, el saberse solo, el haber tenido una relación en apariencia de mucho tiempo o de mucha intensidad, yo creo que la mayoría de las personas que hemos amado la hemos sufrido, la hemos padecido. Pero bueno, acá corren las generales de la ley, uno no siempre hace personajes que atravesaron la misma situación que actúa, ahí se apela al oficio, al instrumento nuestro que es el cuerpo, la voz. En este caso también uno lo podría ampliar y decir que cualquier pérdida en algún lugar te toca, la pérdida del amor, la pérdida de la persona, la muerte, el desamor es una manera de muerte.