Inicio La Pampa Cuatro ciudades con números alentadores

Cuatro ciudades con números alentadores

MAÑANA SE CUMPLEN DOS SEMANAS DE LAS RESTRICCIONES EN LA PAMPA

De las once localidades de la provincia que más casos acumulan desde el inicio de la pandemia, Realicó e Ingeniero Luiggi son las dos que en la última semana han mostrado una merma en los casos. A su vez, Eduardo Castex y Macachín parecen haber estabilizado la curva y, al menos, dejaron de crecer o lo hicieron muy levemente.
Los registros siguen siendo complicados en Victorica, Intendente Alvear, General Acha, 25 de Mayo, Toay, Santa Rosa y General Pico.
El gobierno provincial tomó medidas de restricción de la circulación y de cierre de actividades que comenzaron a aplicarse el 11 de mayo y que una semana después fueron profundizadas. Mañana se cumplirán dos semanas desde la vigencia de esas medidas. A este se suma que el sábado, comenzó a regir el cierre total dispuesto por el presidente de la Nación Alberto Fernández, el cual fue acatado por la provincia de La Pampa en un todo, en un regreso a la recordada Fase 1 que se vivió en la primera mitad del 2020.

Santa Rosa-Toay.
La capital provincial vio aumentar los casos durante la semana pasada, llegando el sábado a promediar los 287 casos diarios (el registro más alto fue el miércoles con el récord de 377 casos en un día). Se trata de un aumento del 42% de los contagios, si se compara lo ocurrido del 16 al 22 de mayo, con lo sucedido los siete días anteriores -del 9 al 15 de mayo-, que habían promediado los 201 casos por día.
Comparando los mismos períodos de tiempo, se puede ver que la situación de Toay, fue aun peor a la de Santa Rosa, pues los casos de una semana a la otra tuvieron un salto del 48 por ciento. Pasando de un promedio de 27 diarios a 40 por día en la semana epidemiológica que finalizó el sábado pasado.

Pico y 25, más lento.
Aunque en menor magnitud, también crecieron los casos en General Pico entre la semana que finalizó el sábado 15 y la que concluyó el 22 de mayo. Allí el crecimiento de los casos pareció desacelerarse pero no detenerse. Entre uno período y el otro crecieron el 12,4%, pasando de 121 contagios diarios a 136. La ralentización en el crecimiento de los casos de la última semana en Pico se ve con claridad cuando se compara ese 12,4% con el 47,5 que habían aumentado los contagios entre la primera y la segunda semana de mayo.
Lo mismo ocurre en 25 de Mayo. Allí la primera semana (domingo 2 a sábado 8) del mes en curso finalizó con casi 11,7 contagios por día, mientras que la segunda saltó a 15,42 (31,7 % más) y la tercera promedió los 17,71 enfermos por día (una suba del 15%).

Alvear y Acha en alza.
La ciudad del sur provincial había experimentado una merma de casos entre la primera semana de mayo y la segunda, cuando los casos bajaron de un promedio de 8 por día a uno de 5,4 diarios, respectivamente. Tal baja no se consolidó, por el contrario, en la tercera semana de mayo, que finalizó el sábado último, el promedio había vuelto a subir para ubicarse en 9,6 casos por día (una suba del 77,7 %).
En Intendente Alvear, en el noreste de la provincia, el crecimiento ha sido constante en lo que va de mayo. De un promedio de casi 7 casos por día en la primera semana, se rozaron los 11 casos diarios en la segunda (una suba del 57%) y en la tercera el promedio de casos ronda los 15 por día (los contagios crecieron 36% respecto a los siete días anteriores).

Victorica duplicó.
En el oeste, la comuna de Victorica tuvo en la última semana un brote que llevó a un aumento de los casos superior al 100% entre la segunda semana y la que acaba de terminar. A lo largo de las dos primeras semanas del mes, los casos estaban estabilizados en torno a los siete contagios diarios, pero del 16 al 22 de mayo el promedio se fue a los 18,3 casos por día.
El peor registro se vio el lunes (seguramente incluía casos del fin de semana previo, en que casi no se reportaron contagios) con 38 casos, marcando el registro más alto de la localidad. La suba de una semana a la otra fue del 156 por ciento.

Macachín y Castex.
Los dos municipios donde los casos se amesetaron fueron Eduardo Castex y Macachín. En la primera comuna, en la primera semana los casos fueron de un promedio de 28 diarios y bajaron en la segunda a 23,5 (una merma del 15%). En la tercera semana, hubo 24,14 reportes de test positivos por día (una leve suba de apenas 2,72%).
En Macachín, la baja de casos entre la segunda y la tercera semana fue del 5,53%, con el promedio diario descendiendo de 13 casos a 12,2 en la última semana. Se trata de una buena noticia, sobre todo teniendo en cuenta que en la cabecera el Departamento Atreuco, los casos habían subido un 122 por ciento entre la primera semana (5,85 casos diarios) del mes y la segunda (13).

Datos esperanzadores.
Desde el norte provincial llegan excelentes noticias, aunque habrá que esperar que se consoliden, para lo cual será crucial lo que ocurra esta semana. Tanto en Realicó como en Ingeniero Luiggi, dos municipios que sumaron muchos casos entre abril y mayo, la curva muestra un descenso del 25 % en la primera y del 30 en la segunda.
En el caso de Realicó la baja es más reciente y data de la comparación de la última semana, en la que hubo 15,4 casos diarios, con segunda de mayo, donde hubo 20,14 contagios por día. Se trata de una merma del 23,5%, que vino a traer alivio luego de que los casos hubieran crecido el 100 % de la primera a la segunda semana. Es que el mes había comenzado con 10 casos diarios y para el 15 de mayo el promedio semana ya era de 20,14.
En Ingeniero Luiggi la baja en los casos es sostenida. Luego de los primeros siete días con un promedio de 14,7 casos diarios, la segunda semana cerró con 10,7 (40% menos) y la tercera, con 7 contagios por día (otra baja, esta vez del 34,6 por ciento).

La Pampa tiene 1,59 muertos por cada mil habitantes.

La Pampa tenía hasta el sábado, en el cierre de la última semana epidemiológica, 499 personas fallecidas por coronavirus. El reporte de anoche llevó la cuenta a 508. Se trata de 1,59 fallecidos cada 1.000 habitantes. De las 16 localidades que más fallecimientos han reportado, las que superan la media provincial son: Alpachiri, 4,49 fallecidos/1000hab; La Adela, 4,39; Bernasconi, 4.03; 25 de Mayo, 3,29; Macachín, 2,82; Intendente Alvear, 2,71; Ingeniero Luiggi, 2,45; Eduardo Castex, 2,21; General Pico, 2,09; Trenel, 1,93; General Acha, 1,82; y Realicó, 1,58.
Por debajo de la media provincial, están Guatraché, 1,38; Santa Rosa, 1,15; Victorica, 1,03; y Toay, 0,91.
Del total de decesos que acumula La Pampa desde el inicio de la pandemia, 240 corresponden a Santa Rosa y General Pico (119 y 121, respectivamente), es decir, el 47,24 por ciento. Las dos ciudades y otras nueve localidades de la provincia son las que, hasta ahora, han reportado más de 500 casos desde marzo del año pasado, cuando se dio el primer contagio en nuestra provincia.
Esas nueve comunas suman otras 148 muertes más: 25 de Mayo, 28; General Acha, 23; Eduardo Castex, 21; Intendente Alvear, 21; Macachín, 14; Realicó, 12; Ingeniero Luiggi, 12; Toay, 11, y Victorica, 6.
Luego hay otras cinco localidades que están por debajo de los 500 casos totales pero tienen más casos que Victorica, lo que marca lo letales que han sido algunos brotes en comunidades pequeñas de cinco mil habitantes o menos. Son los casos de La Adela, 10 muertes; Alpachiri, 9; Guatraché, 7; Bernasconi, 7, y Trenel, 7. De este grupo, solo Guatraché tiene una población similar a la victoriquense, mientras que el resto está muy por debajo.
El promedio de edad de las personas fallecidas en mayo es de 68 años, muy por debajo de los promedio de edad de los meses anteriores. Esta es una característica de la segunda ola de Covid-19, que se combina con los resultados de la campaña de vacunación en adultos mayores: la enfermedad está generando complicaciones en personas de edades más bajas. Tal como informó este diario la semana pasada, la edad promedio en las terapias intensivas pampeanas no supera los 52 años.