Inicio La Pampa Cuatro condenados por estafa a ocho productores pampeanos

Cuatro condenados por estafa a ocho productores pampeanos

USABAN CHEQUES ROBADOS PARA ADQUIRIR HACIENDA

El juez de ejecución penal, Carlos Chapalcaz, homologó ayer el acuerdo de juicio abreviado, por el que resultaron sentenciados cuatro personas, una con condena efectiva.
Juan Pedro Medrano recibió una pena de cumplimiento efectivo de ocho meses de prisión; en tanto los otros tres, Edgardo Marcelino Chiconi, Hugo Norberto Samuel y Juan Pablo López, sanciones en suspenso de entre 18 y 28 meses.
La Justicia todavía procura hallar a un quinto estafador que se encuentra prófugo.
Este diario ya venía informando desde hace meses que un grupo de estafadores -provenientes de provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba- había perjudicado a productores pampeanos comprando hacienda con cheques sin fondos.

Cheques sin fondos.
El juez Chapalcaz consideró que «la maniobra estafatoria, similar en todos los hechos investigados, consistió en que personas conocedoras de las operaciones de compra y venta de hacienda -Chiconi, Samuel y Medrano son comisionistas-, se presentaron en distintos predios rurales de productores vecinos o conocidos de la zona, mostrando solvencia económica», y aparecían como creíbles «por cuanto quien resultaba comprador contaba con un informe comercial aceptable». Así los delincuentes procedieron a la compra y retiro de vacunos -conforme las prácticas aceptadas-, entregando cheques de pago diferido los cuales carecían de fondos», señaló Chapalcaz.

Las penas aplicadas.
El magistrado dispuso que a Hugo Norberto Samuel, comisionista de hacienda de 64 años que vive en Río Cuarto, Córdoba, se le aplicaran dos años y dos meses de prisión en suspenso como coautor de estafa en siete oportunidades. En tanto a Juan Pablo López -35, santafesino, contratista rural- lo condenaron a un año y seis meses en suspenso por ser partícipe necesario de estafa en cinco oportunidades.
Medrano, un comisionista de 67 años domiciliado en la ciudad de Santa Fe, fue condenado a ocho meses efectivos por resultar coautor del delito de estafa y se le unificó la sentencia con otra que se le había dictado en General Pico, en una pena única de ocho meses de prisión de cumplimiento efectivo cumplimiento.
A su vez Chiconi, un comisionista de hacienda de 47 años, con domicilio en la ciudad bonaerense de Pergamino, recibió dos años y cuatro meses de prisión de ejecución condicional, por resultar coautor del delito de estafa en ocho oportunidades, las cuales concursan materialmente entre sí.

Reglas de conducta.
A los que quedaron en libertad, además, se le fijaron las siguientes obligaciones, como reglas de conducta a cumplir durante dos años: fijar domicilio, del que no podrán ausentarse sin consentimiento judicial; y someterse al cuidado del Ente de Políticas Socializadoras y/u organismo que corresponda según el lugar de residencia de cada uno, con la frecuencia que ellos lo dispongan.
El abreviado fue rubricado por el fiscal general Guillermo Sancho, los imputados y los defensores oficiales Pablo De Biasi y Martín García Ongaro y los particulares Marcelo Casagrande y Gastón Gómez. El fallo fue dictado por el juez de control santarroseño, Carlos Matías Chapalcaz.

Hay dos prófugos.
Dos damnificados, al ser informados del acuerdo por parte de la Fiscalía, dieron su consentimiento, dos no pudieron ser localizados y otros dos se opusieron a través de sus abogadas querellantes. Una de ellas dijo que las víctimas no fueron debidamente reparadas y que entre los imputados restaba identificar a una persona; mientras que la otra adujo que un quinto imputado -que fue sobreseído- debió ser condenado y que más allá de las estafas hubo asociación ilícita y, a su vez, que aún hay dos personas prófugas y declaradas en rebeldía. Precisamente que no se haya configurado -a criterio del juez- la asociación ilícita, le permitió zafar al abogado santafesino -residente en Venado Tuerto- Rodolfo Di Benedetto, quien no resultó involucrado en la condena.

La maniobra delictiva.
El «modus operandi» era comprar hacienda, que después era desviada por quien la transportaba al que debía ser su destino, con la finalidad de que no pudiera ser localizada.
El juez estableció que «en todas las maniobras investigadas, intervino Chiconi. En siete oportunidades junto a Samuel – quien de acuerdo al informe de las intervenciones telefónicas sabía que los cheques quedarían sin fondos-, y la restante junto a Medrano».
El magistrado también señaló que López fue partícipe necesario de cinco defraudaciones, por cuanto no solo otorgó a favor de Chiconi y Medrano un poder especial con facultades para que en su nombre y de manera indistinta compren y/o vendan animales vacunos y puedan realizar todas las operaciones. También entregó los cheques necesarios para completar las maniobras en las que resultan perjudicados» cinco de los productores, añadió el magistrado.