Inicio La Pampa "Cumplí uno de mis sueños"

«Cumplí uno de mis sueños»

Brenda Martínez sabe de batallas. De pelear hasta el cansancio hasta ganar.

Conoce el desafío de levantarse cada mañana y hacerle frente a la realidad.

Pero, lejos de caer, con fuerza, siempre tomó impulso, se construyó los sueños, los hizo propios, fue por ellos…y los abrazó hasta conquistarlos.

A poco de nacer, la vida le puso a Brenda un obstáculo bastante complejo ya que le diagnosticaron una retinopatía prematura de grado cinco que la dejó sin visión.

Sin embargo, no se deprimió ni de desanimó sino que optó por otro camino: saltar todas las barreras y superarse día tras día, año tras año.

Y, después de tanto tiempo de lucha, de malas noticias, y de malos momentos, un día pudo festejar.

SUEÑO CUMPLIDO.

«Cumplí uno de mis sueños, estoy muy contenta, no podía creer que mi familia y mis amigos me esperaran en la facultad», dice Brenda a LA ARENA, con tono pausado pero alegre, del otro lado del teléfono.

La joven, de hoy 30 años, rindió este jueves a las 2 de la tarde, vía Google Meet, «Tecnología Educativa»: la última materia para recibirse de Profesora de Ciencias de la Educación en la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de La Pampa.

«Fue un examen oral, no fue difícil, estaba bastante preparada», reconoce al ampliar que en el momento del examen la acompañaba su mejor amiga Johana.

«SIGO SIN PODER CAER».

Fue tal vez uno de los momentos más esperados en la vida Brenda que vendió una casa, organizó campañas, abrió una cuenta bancaria, y hasta vendió pollos, pastas y arrollados para poder solventarse un viaje a una clínica China para someterse a un tratamiento de células madres, que le permitirá recuperar un porcentaje de la visión. En el medio trabas burocráticas y la pandemia le frenaron el sueño.

«Cuando terminó el examen no lo podía creer, fuimos con mi amiga a la facultad donde me esperaba mi familia y todas mis amigas: estaba muy emocionada, muy feliz», destaca sobre los momentos posteriores al examen.

«Sigo sin poder caer, la verdad», acota.

ENSEÑAR.

La piquense tiene en mente el viaje al gigante asiático para el 6 de abril: día donde le otorgaron el turno para comenzar, durante dos semanas, el tratamiento para recuperar la vista.

Brenda viajará y durante dos semanas hará un «tratamiento con células madres», que además incluye el suministro de «medicamentos que van por suero, medicina oriental y sesiones de fisioterapia». Eso hace que «se genere una retina nueva» y que de a poco, comience a experimentar una «recuperación».

«La verdad que ahora tengo en mente el viaje a China pero cuando vuelva quiero empezar a trabajar de profesora», sostiene Brenda al recordar que comenzó la carrera en el 2009 porque le gusta poder dar clases.

«Siempre me gustó ser profesora, poder enseñar, sobre todo a los chicos del secundario porque no voy a necesitar tanto el pizarrón», explica.

PANDEMIA.

Martínez rememora que el año pasado, debido a la pandemia, fue bastante complicado poder estudiar con normalidad.

«Por suerte tenía pocas materias, y las prácticas en el nivel superior las tuve que hacer virtual: siempre por Zoom o por Google Meet: fue un poco complicado porque son prácticas de residencias y una está acostumbrada a la presencialidad», sostiene.

Brenda está esperanzada, sabe lo que es pelear, pasó un 2020 muy difícil pero está acostumbrada a ganar las batallas.

«Para todos fue muy difícil pero ahora solo quiero agradecer y disfrutar de este logro…con mi familia y con mis amigos que siempre están a mi lado», completa.