Inicio La Pampa "Da bronca ver a la gente caminando"

«Da bronca ver a la gente caminando»

CONFLICTO DE AUTOBUSES: AGUARDAN REUNION ENTRE LA EMPRESA Y LA MUNICIPALIDAD

Desde hace cuatro días la capital provincial se encuentra sin servicio de colectivos, luego de que la firma Autobuses Santa Fe anunciara un «lock out» que rige desde el sábado. En ese contexto el secretario adjunto de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), José Alvarez, manifestó ayer que los empleados aguardan una reunión que la Comuna y la empresa mantendrían mañana, día en el cual arribarían autoridades de Autobuses.
El dirigente gremial expresó que los empleados se presentan a trabajar pero «da bronca venir y ver a la gente caminando». El dirigente dijo también que aún no han mantenido comunicación con ninguna autoridad de la empresa.
Después de que Autobuses Santa Fe amenazara con abandonar Santa Rosa, Amusim -mutual del Centro Empleados de Comercio- mostró su interés ante la posibilidad de hacerse cargo del transporte urbano en la ciudad. «Legalmente estamos habilitados», había asegurado el secretario general del CEC, Carlos Nemesio, tras precisarle a LA ARENA que «Amusim tiene las condiciones para respaldar una explotación de este tipo».
Con respecto al interés de la mutual, Alvarez sostuvo en diálogo con El Aire de la Mañana (Radio Noticias 99.5) que «sea quien sea que se haga cargo del servicio en la capital de la provincia, lo importante es que funcione». «Es una vergüenza que no tengamos el servicio público, sabiendo que la gente más necesitada es la que lo utiliza», cuestionó.
Cabe destacar que, de hacerse cargo, el CEC tardaría unos 3 meses para poner en funcionamiento la prestación del servicio. Pero hay un contrato que exigiría a Autobuses a quedarse tres meses. De todas maneras los micros están paralizados desde el sábado: «nosotros debemos esperar que solución sale de la reunión que supuestamente van a tener el miércoles. Si se arreglan las dos partes, y seguimos normal… Mientras tanto los trabajadores estamos en estado de alerta», continuó el entrevistado.

Pagarán días «caídos».
Alvarez llevó tranquilidad a sus compañeros al asegurar que, pese a la preocupación y a la espera de una solución, «nosotros pedimos que los días caídos se les pague a los empleados, porque nosotros nos presentamos a trabajar todos los días. Después que no nos dejen sacar los micros es otro tema. La empresa se compromete a pagar los días caídos. Pero lamentablemente no podemos hacer nada». A su vez expresó que «esperemos que nadie quede sin trabajo, porque sino son 80 familias las que quedan sin trabajo».
En el diálogo se le consultó sobre la posibilidad de que entre los trabajadores formen una cooperativa para garantizar el servicio, a lo cual respondió que «ninguna cooperativa en el transporte público ha dado resultado. No sirve para una cooperativa grande, como las de electricidad de Santa Rosa y Pico. Ellos sí podrían hacerse cargo, pero sería como que se hiciera cargo una empresa. Si la Cooperativa Popular de Electricidad de Santa Rosa se hace cargo, compra los coches, tiene los trabajadores, todo, es como si fuera una empresa. Pero la Cooperativa entre los mismos choferes no existe, en ningún lado existió», dijo.

Subsidio en combustible.
El gremialista insistió con la propuesta de que la Provincia, a través de Pampetrol, subsidie la mitad del costo en combustibles de las empresas de pasajeros de las localidades pampeanas. «Le habíamos pedido al Gobierno provincial que subsidiara por medio de Pampetrol la mitad de los litros de gasoil que utilizaban las empresas provinciales, en la cual estaba incluida Autobuses Santa Fe, y la otra mitad se lo cobrara. Que fuera obligatorio comprar en Pampetrol. Con eso la provincia perdería muy poco y generaría más fuerza de trabajo en Pampetrol. Esa fue la propuesta del sindicato. Lo dijimos hace 8 meses que esto iba a suceder».

Revés judicial para la comuna
La Justicia rechazó ayer la medida autosatisfactiva que presentó la Municipalidad de Santa Rosa ante el anuncio de suspensión realizado por el empresa Autobuses Santa Fe. La medida fue apelada por la comuna y será la Cámara de Apelaciones quien tomará una definición.
La Municipalidad de Santa Rosa presentó el pasado viernes una medida autosatisfactiva ante la Justicia, ante la decisión informada por la empresa de que iba a suspender el servicio a partir del sábado, para que las unidades no sean retiradas de la ciudad. Sin embargo, el secretario de Gobierno, Fernando Pina, confirmó a LA ARENA que la presentación fue rechazada por la jueza de primera instancia, Adriana Pascual. Ante esto, la comuna apeló y, según dispuso el Superior Tribunal de Justicia, será la Cámara de Apelaciones quien deberá resolver ahora.
Mientras tanto, hoy la ciudad cumple el cuarto día sin el servicio de transporte urbano de pasajeros. A su vez, mañana funcionarios municipales mantendrían una reunión con el gerente general de Autobuses Santa Fe, Lucas Fernández, en donde esperan poder arribar a un acuerdo para resolver el conflicto.

Los usuarios, desesperados
Para algunos de los usuarios el actual escenario es desesperante: «apenas podemos pagar el pasaje, y si no se reestablece el servicio pronto no sé cómo voy a hacer para pagar el taxi hasta mi trabajo, ni durante cuántos días», contó una vecina a LA ARENA. Tanto para los pasajeros como incluso para algunos choferes consultados por este medio, la situación es de «incertidumbre total». «Nadie sabe nada, y nadie explica nada», aseguró un empleado de la empresa en conflicto.