viernes, 24 septiembre 2021
Inicio La Pampa De La Adela a Puerto Rico

De La Adela a Puerto Rico

SOL CASTRO VIAJO PARA JUGAR LA AMERICUP CON LA SELECCION

La ala pivote Sol Castro, oriunda de Río Colorado, con presente en el básquet universitario de Estados Unidos y que recientemente estuvo entrenando en La Adela de cara a sus compromisos con la Selección Argentina de mayores, viajó hoy martes con el equipo nacional hacia Puerto Rico para formar parte de la AmeriCup, torneo que se jugará este mes y será clasificatorio para el Mundial de Australia 2022.
Castro, de 21 años y 1,86 metros, ratifica con esta convocatoria su gran presente y su maratónico ascenso dentro del básquet, disciplina en la que comenzó a tener roce a partir de sus participaciones en los Juegos Epade y los Juegos de la Araucanía, defendiendo la camiseta de Río Negro.
La joven de Río Colorado, que esta temporada se destacó como ‘rookie’ (jugadora de primer año) en la Universidad Robert Morris de Estados Unidos, estuvo este receso de vacaciones visitando a su familia en su localidad natal y eligió cruzar el Río Colorado para entrenar en La Pampa.
Por las comodidades que ofrecían las instalaciones del Centro Comunitario de La Adela (CECLA), Castro solicitó al municipio del sur pampeano la posibilidad de trabajar allí para mantener su forma de cara a los compromisos con la Selección nacional, que luego la convocó y la ratificó como una de las 12 que hoy viajaron a San Juan de Puerto Rico para disputar la AmeriCup desde el 11 al 19 de este mes.
Durante su paso por La Pampa, Castro fue acompañada por el intendente de La Adela, Juan Barrionuevo, quien le hizo entrega de un presente y de una camiseta con la leyenda «No a Portezuelo», agradeciendo la elección del CECLA para hacer sus trabajos diarios.

Gran crecimiento.
«En el club de mi pueblo, Unión de Río Colorado, hubo un montón de tiempo en el que no jugué. La situación económica no era muy buena y también estaba esto de ir y venir, porque al ser el único club del pueblo te obligaba a viajar y eso representaba un poquito de lío para la institución. Pero yo iba al club a entrenar por pasión. Me gustaba y quería mejorar, porque quería competir contra los varones en el recreo de la escuela (risas). Creo que eso ya demuestra un poco lo que era mi mentalidad de competitiva desde muy chica. Lo hacía porque me gustaba y porque también quería ver la mejora después de los entrenamientos. Siempre fui así», confió Sol Castro en una entrevista al sitio oficial de la Confederación Argentina de Básquet (CAB).
Cuando estaba en formación, la joven rionegrina también probó con gimnasia y tenis, pero lo suyo era el básquet, deporte en el que comenzó a destacarse como jugadora de las selecciones de su provincia en los juegos interprovinciales o binacionales, que además le permitieron ser incluida en el Plan Altura y luego convocada por la Federación de Básquet Area Metropolitana de Buenos Aires para jugar en el Club Lanús.
En esa formación, Castro participó de los Juegos Epade 2016 en Santa Cruz, en los Juegos de la Araucanía del mismo año desarrollados en la Región del Bio Bio (Chile) y en los Juegos Evita de Mar del Plata. Y en 2017 también estuvo en los Juegos Binacionales de la Araucanía que tuvieron lugar en Chubut. «Los Juegos de la Araucanía me dieron mucho roce», reconoció la rionegrina.
Ya consolidada en Lanús comenzó su vínculo con las selecciones argentinas formativas. Integró el plantel U18 en los XI Juegos Sudamericanos de Cochabamba (Bolivia); participó con la Selección Nacional de los Juegos Odesur y fue seleccionada para el Campamento de Entrenamiento del Programa Mujeres de la Academia de América Latina de la NBA), en México, donde fue elegida como la MVP.
También disputó el Campeonato Femenino FIBA U18 América en México e integró el 3×3 en los III Juegos Olímpicos de la Juventud desarrollados en Buenos Aires en 2018. Al año siguiente estuvo en el Mundial U19 Tailandia y dio el salto a la Selección Mayor, en la que debutó oficialmente en el Preclasificatorio Olímpico que se disputó en Bahía Blanca.
El parate por la pandemia significó un stand by en su ascendente carrera, pero a la vez le dio la posibilidad de dar el salto a Estados Unidos. La Universidad Robert Morris, en Pensilvania, le ofreció estudiar una carrera y formar parte de su staff de jugadoras. Y su rendimiento fue brillante: en su año de rookie promedió 9,9 puntos y 5,5 rebotes en 29,1 minutos; fue la goleadora y mayor rebotera de su equipo y terminó elegida dentro del quinteto ideal de las novatas de la Horizon League, además de ser la mejor jugadora de su universidad en la 2020/21.
Luego del cierre de la temporada en Estados Unidos, Castro se tomó unos días de descanso en su Río Colorado, y eligió La Adela para mantenerse en forma con vistas a sus compromisos con la Selección mayor. El mes pasado fue convocada de cara a la preparación para la AmeriCup, la semana pasada quedó entre las 12 y hoy viajó con el plantel para representar al país en Puerto Rico.