domingo, 19 septiembre 2021
Inicio La Pampa De locos: sabían que tenía Covid pero la visitaron en su casa

De locos: sabían que tenía Covid pero la visitaron en su casa

ELLA LOS INVITO Y FUERON

(Arata) – Una joven (18 años) contagiada de Covid-19 y tres adolescentes (14, 15 y 17 años) quedaron imputados en una causa judicial por violación del artículo 205 del Código Penal, después que la policía desbaratara una juntada ilegal en la localidad de Arata. Al intervenir la Justicia, la mujer podría ser acusada por otro artículo (el 202 o el 203) del CP, donde se establecen penas más duras que en el 205, como ya ocurrió en otros casos similares en la provincia.
El procedimiento demandó montar un operativo sanitario, dado que uno de los jóvenes era oriundo de Caleufú y tuvo que ser trasladado en ambulancia a su casa, mientras que los dos restantes ahora cumplen con el aislamiento social en sus viviendas en Arata.
Fuentes policial ayer indicaron que la joven de 18 años se encontraba aislada en una vivienda, porque fue diagnostica de Covid-19 positivo. Durante la noche del domingo, habría recibido la visita de su novio y dos amigos.
Los vecinos alertaron a la madre, y cuando concurrió a la vivienda para pedirles a los jóvenes que se retiraran, pero como no hicieron caso, dio aviso a la policía. Los efectivos desarticularon la juntada y activaron los protocolos sanitarios.

Alerta.
El oficial Emanuel Gonzalía anoche confirmó los hechos e indicó que se inició una causa judicial por violación al artículo 205 del Código Penal. «No hay ningún reincidente», dijo el uniformado.
El entrevistado confirmó que uno de los jóvenes fue trasladado en ambulancia a su casa en Caleufú, y los otros jóvenes aratenses permanecen en aislamiento social en sus domicilios.
La joven se encontraba en aislamiento por ser Covid-19 positivo, donde permanecía sola porque su madre se encontraba en otro domicilio, para que su hija cumpliera con el aislamiento obligatorio.
La mujer cuando arribó a la vivienda, les pidió a los tres jóvenes que se retiren, pero estos hicieron caso omiso y permanecieron en el inmueble. Ante esta situación, la mujer le dio aviso a la policía de Arata, quienes actuaron rápidamente para desarticular la reunión y activar el protocolo sanitario.