Inicio La Pampa De Pedro con Suárez

De Pedro con Suárez

PROPUESTA SOBRE PORTEZUELO

El ministro del Interior de la Nación, Eduardo «Wado» de Pedro, recibió ayer al gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez. Durante el encuentro, el mendocino se encargó de presentar la nueva propuesta que elaboró esa provincia para llevar adelante la construcción de la represa Portezuelo del Viento, muy cuestionada por La Pampa y el resto de los distritos.
«Conversamos sobre la deuda que tiene la provincia con el Banco Nación y me acercó una propuesta sobre la obra de Portezuelo del Viento, que también presentará a los gobernadores de las provincias que integran Coirco», escribió De Pedro en su cuenta de Twitter junto con una fotografía del encuentro.
En principio se trataría del mismo proyecto que reflejó LA ARENA en su edición de ayer, y que los representantes mendocinos presentarán durante la próxima reunión del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco) prevista para el viernes. Entre otras cuestiones, Mendoza ofrece a los gobernadores de la cuenca la creación de un «Fideicomiso Público de Garantía» que sirva para sancionar a la provincia en caso que no se cumplan los compromisos adoptados ante el Comité.
Además, plantean que Neuquén, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires, provincias que integran la cuenca aguas abajo, coloquen a un delegado que lleve adelante una tarea de representación dentro de la administración de la represa.
Esa propuesta ya cuenta con un rechazo pampeano firmado por la Fundación Chadileuvú, que tras conocer la información publicó un comunicado con expresiones contundentes. «Piensan que nos van a arreglar con carguitos para verificar el funcionamiento del dique, se trata de que el dique no termine de destruir un río muy afectado por la falta de agua en su cauce», expresaron desde la entidad.

Insistencia.
Al terminar la reunión, el mandatario mendocino también publicó una serie de declaraciones en su cuenta de Twitter (@rodysuarez) en las que insistió con que Portezuelo «cumple con todos los requisitos legales, técnicos y ambientales para avanzar» y aseguró que la construcción se ejecutará «con recursos que le corresponden a Mendoza».
También la defendió al expresar que con la represa «estaremos cuidando el agua, produciendo energía, aumentando las superficies irrigadas y generando más producción. Pero por sobre todo, creando empleo genuino y desarrollo», algo que está en el eje de los cuestionamientos por parte de Neuquén, La Pampa, Río Negro y Buenos Aires, y que la Fuchad volvió a rechazar en el comunicado que replicó este diario ayer.