Inicio La Pampa "Deben redistribuirse los esfuerzos impositivos"

«Deben redistribuirse los esfuerzos impositivos»

EL DIPUTADO JULIO GONZALEZ APOYA EL IMPUESTO A LA RIQUEZA

El presidente el bloque de diputados del Frente Justicialista Pampeano (Frejupa), Julio González, defendió el Impuesto a la Riqueza que se debatirán esta semana en la Cámara de Diputados de Nación, y alcanzará a unas 12 mil familias que tiene capitales superiores a los 3 millones de dólares.
«Hay que ser claros, las enormes fortunas se construyeron con beneficios legales y tributarios», dijo González, y consideró que en momentos excepcionales «deben redistribuirse los esfuerzos impositivos conforme a la capacidad patrimonial de cada uno». Y agregó: «Quien puede más, aporta más; quien puede menos, aportará menos. Es sentido común y justicia social».
El legislador castense valoró las políticas sanitarias implementadas por el gobierno nacional y el gobernador Sergio Ziliotto. «Si analizamos los resultados observamos que se implementaron políticas acertadas», dijo. «Esto no es magia», agregó.

-¿Cómo analiza situación general de La Pampa en este contexto de pandemia del Covid-19?
-Pese a las dificultades lógicas que un panorama tan excepcional como este plantea, veo que la administración llevada adelante por el gobernador Ziliotto, es acertada, mesurada, activa y
responsable. Al igual que en Nación, todas las expresiones políticas en La Pampa tenemos claro que la salud y la vida de los pampeanos están por encima de todo. Por eso priorizamos, cubrir las demás necesidades materiales -alimentos, ayudas económicas, créditos a tasa 0, que existen entre los sectores que las demandan. Y de manera paulatina y gracias al enorme esfuerzo que hemos realizado y seguimos haciendo en la sociedad pampeana, se han flexibilizado distintas actividades económicas, y sumado otras recreativas. Siempre queremos y buscamos estar mejor. Trabajamos para eso, buscando soluciones que deben volcarse
directamente sobre las demandas y necesidades de todos los pampeanos.

-El mundo está cambiando?
-Entiendo que sí y la medida o magnitud de ese cambio lo irá dando el tiempo, por eso debemos buscar adaptarnos lo mejor que podamos; ayudando a los sectores más postergados y aquellos que más perjudicados se han visto desde el punto de vista económico a causa de la pandemia. Estamos transitando una situación excepcional, para nada prevista, sumamente dificultosa en todos los planos imaginables. Sin embargo la política que pone en relieve el rol del Estado, está para enfrentar estos desafíos. Si analizamos los resultados, tanto provinciales como nacionales, se implementaron políticas acertadas. Objetivamente hablando, han sido exitosas en materia de lucha y prevención contra el Covid-19. Esto no es magia.

-¿Con la pandemia no tuvo tiempo de adaptarse a la función legislativa?
-Es mi primera experiencia como diputado, y obviamente es muy distinta a lo que venía desempeñando desde el Ejecutivo municipal o provincial, donde las acciones son a demanda y todo el tiempo. Nuestro bloque contiene todas las expresiones de nuestro movimiento, algo en lo que sin dudas, tuvo que ver la visión del ex gobernador Carlos Verna.

-¿Cuáles son las prioridades legislativas?
-En lo que respecta a la tarea legislativa, mi idea es, junto a los legisladores del Frejupa, ser una herramienta más de gestión, aportando ideas, proyectos, coordinando acciones y acompañando la gestión del Ejecutivo provincial. Este año, con todo esto del virus, nos ha tocado desarrollar nuestro trabajo en medio de cuarentenas, sin descuidar en absoluto las necesidades que planteó el gobernador Ziliotto. En ese sentido la Cámara ha sesionado en varias oportunidades. El trabajo no se resintió. Se mantienen reuniones virtuales y también presenciales, trabajamos de manera remota con los asesores y respetamos las imposiciones lógicas que demanda éste estado de excepción planteado por el virus, en procura de la defensa de nuestra salud y la de todos. Los otros bloques también han acompañado las medidas tomadas por el gobierno provincial en este marco de emergencia motivado por la pandemia, y entiendo que la participación de los presidentes de bloque
en el comité de crisis ha sido importante en ese sentido.

-Lo mencionó a Verna.
-Lo mencioné porque es así, su visión, su experiencia, ha permitido contener a todas las expresiones. Verna ha marcado un estilo de gestión y de hacer política. Una persona de acción, durante sus gestiones como gobernador recibía a todo el mundo, no había intendentes de una u otra bandera. Lo primero que les preguntaba era ‘¿qué necesitas?’, porque sabía
que detrás de ese pedido había comprovincianos que necesitaban de un Estado provincial y municipal presentes. Es así, lo mismo pasa hoy con Sergio (Ziliotto), sigue esa impronta. Tenemos esa escuela. Venimos de ahí.

-En este momento en la agenda legislativa nacional y provincial se está debatiendo el impuesto a las grandes fortunas. ¿Qué opinión tiene sobre este tema?
-Mis compañeras y compañeros de bloque tienen la libertad de expresar lo que consideren necesario, cada uno sabe lo que hace y dice y responde por ello. En ese sentido hay compañeros que vienen trabajando en proyectos vinculados a este tema. Respecto al impuesto a las grandes fortunas, respondo como justicialista. Estoy de acuerdo, ¿por qué? Porque estoy convencido que además de redistribuir beneficios y oportunidades desde el Estado, deben redistribuirse los esfuerzos impositivos conforme a la capacidad patrimonial de cada uno. Quien puede más, aporta más, quien puede menos, aportará menos. Es sentido común y es justicia social. Eso no significa atacar para nada a quien genera trabajo, que está muy bien y nadie está en contra de ese crecimiento que siempre termina beneficiando económicamente a todos, significa pedir un esfuerzo a las personas que han acumulado grandes fortunas y en este marco de excepcionalidad.

-La desigualdad económica pasó a ocupar un lugar preponderante en la agenda política de muchos países desarrollados.
-Las enormes fortunas se construyeron con beneficios legales y tributarios. El proyecto de impuesto a la riqueza en nuestro país se da ante un escenario excepcional, la pandemia de Covid-19, por lo tanto pretende ser un impuesto extraordinario, que grave el patrimonio (individual) de las personas físicas que poseen grandes fortunas. Muchos países del mundo ya han implementado este tipo de medidas para mitigar los efectos de la pandemia. La
capacidad contributiva de las grandes fortunas individuales, donde hablamos que en nuestro país alcanzaría solo a unas 12.000 personas que se verán alcanzadas por un esfuerzo excepcional, en un marco extraordinario.