miércoles, 22 septiembre 2021
Inicio La Pampa "Una total falta de empatía con el personal de salud"

«Una total falta de empatía con el personal de salud»

FUERTE REPUDIO A LA MARCHA ANTICUARENTENA

En pleno pico de contagios, una treintena de autos hicieron una caravana por las calles de Santa Rosa para protestar ante las nuevas medidas dispuestas por la pandemia de coronavirus. La Policía los identificó y enviará un informe a la Justicia. El accionar de un grupo de manifestantes, que fue hasta la residencia del gobernador, generó amplios repudios por la marcha.
La convocatoria pautaba el comienzo de la caravana en la ex estación de ferrocarril y el motivo era protestar ante las medidas restrictivas adoptadas por el gobierno ante la segunda ola de Covid-19. Con pancartas y banderas argentinas, la caravana partió con poco más de una treintena de autos y recorrió las calles de la capital pampeana.
Tal como ocurrió en protestas anteriores, el punto de llegada de la caravana era la plaza San Martín, donde se iba a entonar el himno nacional. Sin embargo, en esta oportunidad efectivos de la Policía de La Pampa desplegaron un importante operativo en ese lugar, donde tomaron los datos de aquellas personas que estaban esperando a los vehículos debido a que algunos además de incumplir las restricciones no tenían tapabocas.
Por estos motivos, los automovilistas desestimaron el plan original y circularon por la avenida San Martín. En un momento determinado, la caravana frenó en la esquina de dicha arteria y Urquiza y decidieron entonar estrofas del himno allí. En el lugar también hubo presencia policial, que recolectó datos sobre los participantes debido a que estaban en infracción.
Luego de terminar de cantar, algunos manifestantes empezaron a incitar al resto para ir hasta la residencia del gobernador Sergio Ziliotto. De esta manera, un grupo de 15 manifestantes llegó hasta la ruta 35 norte y pegó varios carteles en el ingreso al domicilio.

Causa y repudios.
El jefe de Policía, Héctor Lara, explicó que la presencial policial se dispuso para hacer cumplir las medidas dispuestas por el Ejecutivo, debido a que la manifestación claramente estaba en infracción. En los procedimientos hubo personal de la Seccional Tercera, del Departamento de Operaciones y efectivos motorizados.
En ese sentido, comentó que se identificó a todas las personas que participaron, pero como algunas de ellas se negaron a brindar los datos también se incluyó la identificación de los vehículos. Con esta información, se hará un informe y se le dará intervención a la Justicia provincial. Con respecto a las personas que fueron hasta la residencia, Lara aclaró que «están dentro de la misma causa penal».
El accionar de los manifestantes generó repudios varios en las redes sociales. A los comentarios de ciudadanos y ciudadanas se sumaron algunas voces oficiales. «Cuando hablamos de Patria recordemos que la formamos todos y todas. Somos responsables de pensar en el bienestar de quiénes nos rodean. Cuidemos especialmente a las personas trabajadoras de la salud, porque están cumpliendo una tarea enorme», escribió el ministro de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos, Daniel Bensusán. «Politizar la pandemia y exponer al vecino en un pico de contagio, duele profundamente. El camino es la solidaridad social, cuidando de cada uno de los pampeanos», agregó.

«Irresponsables».
Por otro lado, el bloque de diputados del Frejupa repudió «la manifestación llevada a cabo por un grupo de irresponsables que ensucian la bandera argentina llevándola como símbolo, cuando la que deberían llevar es la negra de la muerte que propician».
En esa línea, los y las legisladoras respaldaron al gobernador Sergio Ziliotto y exigieron que «los partidos que forman parte de Juntos por el Cambio repudien la manifestación y el escrache llevado a cabo en la residencia del mandatario».
«Aprovechando una fecha patria que debería ser símbolo de unión de todos los argentinos para enfrentar esta tragedia colectiva, los manifestantes opositores mostraron una falta total de empatía con el personal de salud y con la gran mayoría del pueblo pampeano que está respetando las normas de cuidado que ha establecido el gobierno provincial, porque son conscientes de que el único instrumento que tenemos para detener al virus es limitar todo lo posible la circulación», señalaron.
En esa línea, indicaron que «el silencio de los partidos que integran Juntos por el Cambio demuestra su complicidad por acción u omisión con la organización de esta marcha. La escasa convocatoria y la agresividad demostrada por los manifestantes deberían hacer reflexionar a los partidos políticos que integran la coalición».
«Las restricciones que se están aplicando en La Pampa fueron avaladas por los gobernadores de todos los distritos nacionales, incluyendo aquellas provincias donde gobierna el PRO y la UCR. No es tiempo de jugar a las escondidas con trapisondas por la espalda e intentos de desestabilización en un contexto de semejante gravedad sanitaria», finalizaron.