Declaran culpable al puestero Lara

EL 13 DE NOVIEMBRE, AUDIENCIA PARA DAR A CONOCER PENA

El juez de Audiencia, Gastón Boulenaz, declaró culpable al puestero Juan Alberto Lara, y consideró que hubo “homicidio en grado de tentativa, agravado por el uso de arma de fuego y tenencia de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización”, en perjuicio de Alberto José Cholino.
Como se apeló a la cesura del debate en este juicio oral y público, ayer se conoció que Lara fue considerado culpable, y en una próxima audiencia -el 13 de noviembre- se determinará qué pena le corresponde.
El magistrado desestimó la postura defensiva de la letrada del acusado de que el hombre había actuado “en legítima defensa”. Por el contrario dio por probado el hecho “conforme a circunstancias de tiempo, modo y lugar sostenido por los acusadores”.

El día del incidente.
El incidente se produjo en la zona rural de 25 de Mayo a unos 40 kilómetros de esta localidad, el 3 de noviembre de 2015, alrededor de las 15,45, cuando Lara -quien es puestero en el lote donde también hay una mina- se acercó donde había un grupo de hombres entre los que estaba Cholino. Después de un cruce de palabras aquél le disparó con un revólver calibre 32, impactando a Cholino en el abdomen.
Al parecer Lara estaba molesto porque una minera, de la que Cholino es gerente, trabaja en el mismo lote del que él tiene la posesión, y le producía diversos problemas para su producción. En su defensa la abogada Vanessa Ranocchia Ongaro alegó que el puestero actuó en defensa propia, porque presuntamente Cholino y algunos otros hombres de la minera se le fueron encima. “Quiso frenarlos, pero no disparó a matar”, sostuvo.

“Tuvo intención de matar”.
Por su parte la fiscal indicó que debía juzgarse el caso como intento de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, sin autorización, coincidiendo con el abogado querellante, José Mario Aguerrido.
El letrado querellante -en nombre de Cholino- remarcó a lo largo de la audiencia que la disputa no fue por el lote, y que Lara tuvo la clara intención de matar a su representado, que fue lo que finalmente el juez Boulenaz determinó.
Lara dijo ante el Tribunal que vivió desde sus primeros años en un lote cercano a la localidad ribereña que explota con producción agropecuaria; y al parecer cansado de la intromisión de máquinas, camiones y operarios -que entorpecerían sus tareas rurales-, tuvo el incidente con el mencionado Cholino.
El juez descreyó del argumento defensivo de que se trataba de una puja de intereses sobre las posibilidades de uso del predio. Es decir de parte del lote 20 y de todo el lote 19 que conforman el establecimiento rural “La Mariposa” que la familia Lara se encuentra trabajando desde décadas.

Una causa de dos años.
Cholino, según se determinó en la audiencia, tiene permiso de la Dirección de Minas de la Provincia para explotar una cantera en el lugar. Hasta allí llegó el 3 de noviembre de 2015 Lara para producir el disparo que lo habría de herir. Después de eso el puestero se entregó en la Policía de 25 de Mayo, y se comenzó a sustanciar la causa en el Juzgado de General Acha, para llegar después en el juicio oral y público a la Ciudad Judicial.