Decomisan casi 300 kilos de carne en dos vehículos

INTENTO DE CONTRABANDO

En el puesto caminero rionegrino en el dique Punto Unido, personal del Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria), apoyada por Gendarmería, decomisaron durante el fin de semana 270 kilos de carne que intentaban pasar en forma ilegal desde 25 de Mayo. “Eran productos de origen animal transportados sin los requisitos necesarios para garantizar su inocuidad”, dijeron los agentes nacionales.
La novedad emanó de la sede que el Senasa posee en General Roca. Desde allí informaron que los decomisos ocurrieron en medio de un operativo de los habituales controles vehiculares que realiza el Senasa junto con Gendarmería Nacional en los puestos de la Barrera Sanitaria.
Uno de los casos demuestra cómo los contrabandistas se las ingenian para burlar la prohibición. “Durante las inspecciones que se realizaron en el Puesto Puente Dique Catriel un vehículo tipo furgón intentó evadir el control, pero Gendarmería lo escoltó de regreso. Esto ocurrió porque, al revisarlo, el personal descubrió un doble piso construido debajo de los asientos de pasajero, en ese lugar el conductor ocultaba nueve bolsas en las que llevaba aproximadamente 70 kilos de menudencias crudas sin ningún tipo de documentación sanitaria ni condiciones de higiene y refrigeración adecuadas. Sobre este vehículo pudieron verificarse, además, antecedentes en infracciones similares”, revelaron.
También descubrieron otro cargamento ilegal. “Algunas horas después, se detectó el ocultamiento de unos 200 kilos de carne bovina con hueso, mercadería que tiene el ingreso prohibido a la región, que se transportaban dentro de bolsas plásticas colocadas debajo de los asientos de un vehículo tipo pick up”, indicaron.
“En ambos casos, los infractores se dirigían desde 25 de Mayo hacia Catriel. El total de los productos mencionados fue decomisado y destruido en cumplimiento de la normativa sanitaria vigente”, concluyeron.