Inicio La Pampa Dejar la casa familiar puede costar hasta 34.000 pesos

Dejar la casa familiar puede costar hasta 34.000 pesos

Una gran parte de los jóvenes aspiran a mudarse solos e independizarse así de sus padres, pero como consecuencia de la inflación, la devaluación, el aumento de las tarifas de los servicios y la pérdida del poder adquisitivo, hace que este sueño sea cada vez más difícil de concretar. Hoy se necesitan -como mínimo- para ir a vivir por primera vez a un departamento en Santa Rosa no menos de 34.000 pesos.
Lo primero que se tiene que tomar en cuenta al momento de conseguir un espacio para vivir es el presupuesto, la zona y si se trata de un departamento o monoambiente, que determina el precio del alquiler. Sin contemplar los muebles básicos que se pueden obtener cedidos de la familia, la decisión por estos tiempos debe ser meditada muy detenidamente ya que en promedio sólo por un alquiler de $7.750 mensuales, se ingresa con 34.000 mil como mínimo.
Según un informe realizado por LA ARENA, para ingresar a un departamento en la ciudad de Santa Rosa en distintas zonas es necesario contar con al menos cuatro veces más del valor del alquiler, y es que se suman además certificación de firma ($500) y sellado de contrato en rentas, que el locatario debe hacerse cargo de la mitad del mismo.
Ese monto se acrecienta con creces si la persona necesita adquirir los muebles y electrodomésticos básicos: heladera, set de vajilla y otros elementos necesarios para la cocina, juego de mesa y sillas, cama, colchón y juego de sábanas.
Teniendo en cuenta -todo en su opción más económica- que una heladera ronda en los $12.000, un juego de mesa y sillas de pino en $3.500, una cama de una plaza -también de pino- en $2.000 y un colchón $2.000, por ejemplo, representan un costo de $18.900.

Sueldo y alquiler.
Del otro lado de la ecuación está el sueldo que uno dispone para invertir en un alquiler. De acuerdo al último Reporte del Trabajo Registrado de la Secretaría de Trabajo nacional, de enero de este año pero con datos de noviembre de 2018, el sueldo promedio de los asalariados en blanco en mano es de $23.782 ($28.652 bruto).
En torno a precios de alquiler, un recorrido por varias de las inmobiliarias de esta ciudad, en promedio un departamento de una habitación -varían entre $6.500 y $9.000- cuesta $7.750, mientras que un monoambiente $6.000. Dejando de lado, dentro de esta suma, lo referido a impuestos municipales, expensas y los servicios básicos.
En ese sentido, a fines de 2017 era más fácil independizarse puesto que el año pasado el costo de vida se encareció muy por encima de lo que aumentaron los salarios: mientras la media del sueldo se ajustó un 28% de noviembre de 2017 a noviembre de 2018, donde el precio del alquiler sufrió un salto. En tanto, los servicios (agua, luz, gas) en promedio subieron un 45,7% a lo largo de 2018.
Para este 2019, si se suman los dos alquileres (de depósito y de ingreso) de $15.500 más $18.900 de amoblamiento básico, un joven necesita aproximadamente $34.400, lo que equivale a un sueldo y medio de $23.782 (la media de un trabajador registrado a noviembre de 2018).

Crédito.
El crédito, por otro lado, para acceder a una primera vivienda tampoco es una opción accesible. Primero porque se encuentra atado a UVA -lo cual con los altos índices de inflación y una tasa fijada por el BCRA por las nubes hace que las mismas no sean estables- y, segundo, por que el préstamo -tasado en $28.652 bruto de ingresos- únicamente permite acceder a cerca de $1.140.000 (29.750 dólares), cuando hoy un departamento cuesta -como piso- 70 mil dólares o $2.660.000. Es así que se necesitan, sí o sí, tener ahorrados 40.250 dólares o más de un millón y medio de pesos.
Según los datos brindados por el simulador del Banco de La Pampa, a partir de los datos cargados se podría acceder a un Préstamo Hipotecario de hasta $ 1.145.153 equivalentes a 35.685,67 UVAs, a 30 años. La primera cuota -de obtener el crédito hoy en día- sería de 223,22 UVAs lo que, a su cotización actual, representan $ 7.163.

Con el tiempo, se complica
La odisea no sólo es ingresar a un alquiler, sino también mantenerlo. Con un sueldo de 23.782 pesos también se debe afrontar los servicios, los impuestos y las expensas, sin contar lo que necesita para comida, limpieza, transporte, ropa y salud, teniendo en cuenta que un alquiler de 7.750 pesos representa el 33% de los ingresos. Además, la situación se agrava si se tiene en cuenta que el ajuste de dicho valor se realiza semestralmente, es decir, que cada seis meses aumenta.
En este sentido y a partir de un ejemplo obtenido de una inmobiliaria, a través de su página oficial, a un departamento de 1 dormitorio sobre Delfín Gallo se ingresa pagando 8.000 pesos y se termina el año con 10.397 pesos, es decir un 30 % más caro, cuando se estima que las paritarias rondarán en este 2019 cerca del 24 %.