Demanda a Marino: “No voy a tolerar que me ensucien”

DESPEDIDO DE TELAM DENUNCIARA A SENADOR PAMPEANO

“Quiero que este señor aclare en la Justicia porqué dice que soy un puntero político. No voy a tolerar que me ensucien. Ya es suficiente dolor que me despidan sin causa del trabajo que amo. Al estigmatizarme hay un lucro cesante. Cuando vaya a buscar trabajo me van a acusar de operador o puntero político”, sostuvo Carlos Brigo, reportero gráfico despedido de Télam.
El reconocido fotógrafo, con 38 años de experiencia laboral, es uno de los trabajadores echados de la agencia de noticias que luego de la feria judicial iniciará una demanda civil contra el senador nacional por La Pampa Juan Carlos Marino quien días atrás afirmó que los despedidos eran “todos punteros políticos”.
“Cuando uno trabaja en prensa tiene la responsabilidad social de informar con transparencia, no puede comportarse como puntero político u operador. Yo tengo mi ideología, el senador Marino y el Presidente de la Nación también la tienen”, señaló Brigo, en diálogo con Radio Noticias.

“Muy ideologizado”.
“Que me despidan por muy ideologizado es inadmisible. Le he pedido al ministro (del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos) Hernán Lombardi que me diga si en los ocho años de trabajo en Télam hice alguna operación política a través de mi fotografía”, desafió el reportero.
Según el entrevistado, “lo que estos tipos han hecho es espiar en las redes sociales y la mía habla de un tipo que es peronista. Las fotos que hago fuera de la agencia tienen una marca ideológica, por supuesto, porque soy un ser social ideologizado”.
Además, el fotógrafo destacó que en un medio de comunicación hay una mesa de edición que controla el material y decide la línea editorial. “Y si fuese un operador hay otras instancias previas. Te pueden apercibir o suspender pero no directamente despedir”, señaló.

“Derecho a la información”.
Para Brigo, las autoridades nacionales “están haciendo los deberes que les dictó el Fondo Monetario Internacional (FMI). Achican todos los organismos del Estado que, según ellos, dan pérdida. Pero una agencia de noticias pública y federal cumple la función social de garantizar el derecho a la información. No puede ser una única voz como pretende el gobierno”.
El colectivo de trabajadores despedidos de Télam lleva a cabo diversas acciones tendientes a visibilizar el conflicto y dar cuenta de la trascendencia social de una agencia de noticias estatal.
“El común de la gente no sabe la importancia que tiene una agencia federal de noticias, que sirve para romper la hegemonía de una voz y mostrar otros puntos de vista. Si te informan de una sola manera y con determinados intereses vas a equivocarte en tus decisiones en la vida cotidiana”, manifestó.

“Quieren cerrar la agencia”.
Brigo considera que Télam no podrá funcionar con una reducción de personal del 40 por ciento.
“Hay secciones que directamente quedaron desarmadas. Incluso antes del conflicto había dos automóviles para hacer la cobertura en Capital Federal y todo el Gran Buenos Aires. En las corresponsalías de Chaco, Formosa y Catamarca echaron a los periodistas y en La Pampa quedó una sola persona que no puede cubrir toda la provincia”, indicó.
El trabajador de prensa no tiene dudas: “Quieren cerrar la agencia porque no la necesitan. Ya tienen al multimedios Clarín que nos dice que este gobierno es fantástico, que el segundo semestre va a llegar y que apostemos a la esperanza”, ironizó.
Ayer por la tarde, mientras el presidente Mauricio Macri ofrecía una conferencia de prensa, los trabajadores de prensa se manifestaron en la puerta de la Quinta de Olivos en reclamo de la reincorporación de los 357 despedidos de la agencia de noticias estatal.
El martes pasado, los delegados y las autoridades de la empresa se reunieron en la sede del Ministerio de Trabajo pero no arribaron a un acuerdo. El directorio de Télam ratificó los despidos incumpliendo la medida cautelar dictada la semana pasada por el juez laboral Ricardo Tatarsky, que ordenó abrir un plan preventivo de crisis, dictar una conciliación obligatoria y reincorporar a cinco de los despedidos, medida extensiva al resto de los trabajadores.

“Gracias a la desprolijidad
“Soy uno de los que no recibió telegrama de despido sino una suma no habitual en mi cuenta bancaria. Esto me causa un perjuicio muy grande porque tengo que presentarlo en la obra social para que me den los tres meses de gracia. Así que estoy sin cobertura social gracias a la desprolijidad de estos señores que hace 22 días abandonaron la empresa. Les envié un telegrama para que aclaren mi situación personal pero tampoco se dignaron a responder”, sostuvo Carlos Brigo.