Inicio La Pampa Demoran a cinco cazadores furtivos

Demoran a cinco cazadores furtivos

EN UN CAMPO DE TELEN

La policía de la localidad oesteña de Telén, demoró el miércoles a cinco cazadores, entre ellos dos platenses y tres pampeanos, oriundos de Victorica, que ingresaron a un predio rural y desarrollaron actividades cinegéticas sin permisos. Tenían entre sus pertenencias un fusil con silenciador (su uso está prohibido), además de varios cuchillos, un GPS, municiones y la cabeza de un ciervo de varias puntas y al que le habrían dado muerte en un campo que funciona como coto de caza. Los funcionarios les labraron las actuaciones correspondientes al propietario del fusil. También se hicieron actuaciones contra los cinco demorados, que luego quedaron en libertad.
Los efectivos de dicha localidad fueron avisados por la presencia de cazadores furtivos a través de un llamado telefónico. Según les indicaron, cerca de las 8 horas del miércoles, había movimientos extraños en un establecimiento denominado “El Mangrullo”, sobre la ruta provincial 105. En un momento determinado los uniformados observaron que un auto, marca Fiat 147, circulaba de manera sospechosa; por lo cual detuvieron su marcha e identificaron a los ocupantes. Resultó que eran tres personas que entre ellos transportaban elementos de caza y que habían dejado a otros dos a pie.
Conforme a la información brindada a LA ARENA por el comisario de Telén, Pablo Aguilar “el procedimiento llevó unas tres horas, porque restaba hallar a los otros dos cazadores que habían dejado en el campo”, dijo y agregó que “cerca de las 11 de la mañana estaban esperando que los busquen en la ruta 10, entre la garita de Victorica y el Puesto Caminero. Ahí se secuestraron los elementos, entre ellos la cabeza de un ciervo de 19 puntas”.

Infracciones.
“Como sólo tenían la cabeza consigo, y no sabíamos de dónde habían sacado al animal, se les hizo primero -a las cinco personas- una infracción a la Ley 1194 (Conservación de la Fauna Silvestre) y otra infracción en relación al arma que tenía silenciador. No lo tenía colocado, pero encastraba perfectamente en el fusil, por lo tanto se elaboró una causa al propietario del arma”, continuó Aguilar.
“El animal cazado, acorde a la cabeza y las aspas, correspondía a un coto de caza, era de buena genética y muy importante. En base a eso se hizo una investigación y se pudo saber que pertenecía al establecimiento ‘El Oasis’. En horas del mediodía, el propietario del campo nos avisó que hallaron el cuerpo y se extrajeron muestras para cotejar y realizar un análisis. Luego de eso, y luego de que se hiciera la denuncia, quedaría pendiente efectuar una infracción a la ley 22421, por transitar con elementos de caza y en predio rural sin correspondiente permiso”, dijo el uniformado.
Por otra lado, informó que ayer a las 14 horas, “se labró una infracción contra otro cazador que se movía por la ruta 10, a la altura del kilómetro 220 a un masculino que circulaba con arma desenfundada apta para uso inmediato”, concluyó.