Inicio La Pampa Denunciaron a un militar por acoso sexual

Denunciaron a un militar por acoso sexual

EN LA BRIGADA MECANIZADA X DE SANTA ROSA

Por Juan José Reyes
Un suboficial de la Brigada Mecanizada X de Santa Rosa fue denunciado por acoso sexual por parte de una soldado voluntaria que presta servicio allí. La acusación se realizó en la Unidad Funcional de Género, Niñez y Adolescencia de la Unidad Regional I (Ufgna) e interviene la Fiscalía de Violencia Familiar y/o Género a cargo de la fiscal Verónica Ferrero.
La denuncia se inició en diciembre de 2020 y se agravó en marzo pasado por reiteración de conductas: improperios anexado a besos y tocamientos no consentidos. Ahora se conocieron algunos detalles particulares de la situación y ya hay gran revuelo en la guarnición militar ya que en la acusación se deja sentado el nombre del superior -un sargento- que fue informado del hecho en reiteradas oportunidades, siempre ignorado.

La denuncia.
La X Brigada Mecanizada es una dependencia del Ejército Argentino que pertenece a la Fuerza de Despliegue Rápido y con sede en la Guarnición de Ejército en Santa Rosa. Si bien ha habido otras denuncias de acoso y abuso sexual en cuarteles de la provincia la mayoría fueron desconocidos por la institución militar, cuestión esta que cambió radicalmente en los últimos tiempos.
La víctima en este caso es una mujer de 20 años que trabaja como soldado voluntario. Dejó sentado que el 8 de abril pasado sufrió el acoso sexual, el manoseo y la persecución de un suboficial del Ejército de 45 años de edad. El militar la siguió hostigando, tocando, besándola junto a otros actos. Afirma allí que hasta «le subió la chaquetilla militar» en el regimiento, en horario de trabajo.
El hombre la acosaba estando sola, con insinuaciones y amenazas de represalias, en caso de que no accediera a tener un encuentro sexual. En la denuncia deja sentado que no tuvo ni tiene asistencia técnica sanitaria ni legal de la unidad militar, pero sí de una psicóloga particular, aunque aún sin patrocinio letrado de un profesional.

Investigación interna.
Los relatos en la fuerte denuncia en el Comando de la Brigada asentada en la calle Raúl B. Díaz son muy fuertes. Pudo conocerse, según el expediente judicial, que los denigrantes actos se llevaron a cabo en la propia intendencia del cuartel y en un depósito.
Además de la investigación judicial, comenzó una investigación interna y al parecer hay un compromiso de que si se cometió dicha falta disciplinaria grave se aplicará sanción. Si bien esto ya se está manejando internamente dentro del Ejército, la institución ha sido muy hermética al respecto, ya que no se ha dado a difusión.
Según la ley 26.934 de la justicia militar «el oficial que efectuare un requerimiento de carácter sexual, para sí o para un tercero, bajo la amenaza de causar a la víctima un daño relacionado con el servicio o su carrera» está tipificado como delito grave. Todo militar que, prevaliéndose de una situación de superioridad, efectuare un requerimiento de carácter sexual, para sí o para un tercero, bajo la amenaza de causar a la víctima un daño relacionado con el servicio o su carrera, es causal de arresto riguroso y hasta exoneración de la fuerza.