Inicio La Pampa Denuncian a Telefónica por traer personal de Córdoba

Denuncian a Telefónica por traer personal de Córdoba

El Sindicato de Telecomunicaciones de La Pampa denunció a la empresa Telefónica Argentina por violar el aislamiento social y traer trabajadores de Córdoba, una de las provincias con «circulación comunitaria» del Covid-19.
Así lo confirmó el secretario general del gremio y diputado provincial César Montes de Oca. En diálogo con LA ARENA, el dirigente explicó que la denuncia «se basa en un hecho que hemos detectado en el edificio de la calle Coronel Gil 573, donde Telefónica permite el acceso de una contratista de Córdoba con dos empleados para hacer trabajos rutinarios, y que obedecían a una programación anterior al inicio de la pandemia». Ante esto, reveló que tuvo que intervenir personal de Epidemiología y de la Policía.
Esta acción, según precisó, «claramente viola los acuerdos firmados con el Enacom, con las empresas de telecomunicaciones y los gremios del área, que establecen un protocolo de actuación para el personal».
En el documento se explicitó cómo trabaja «la gente en el plantel exterior, como trabaja la gente que tiene que ver con transmisión y mantenimiento de fibra óptica y redes, y como trabajan las oficinas comerciales, que pasan al teletrabajo». El dirigente remarcó que el protocolo fue rubricado y respetado «por todos, por las cooperativas, las pymes y las grandes empresas».
Sin embargo, en este caso, Telefónica incurrió «en una violación» porque «ahí se establecía específicamente que en el área de red, que es de donde entran estas empresas, solamente se iba a trabajar en aquellos servicios esenciales que fueran afectados en sus funcionamientos».
«No íbamos a intervenir en otro tipo de tareas, ya sea de rutina o de mantenimiento, sino que mientras durara la cuarentena el personal iba a permanecer en el teletrabajo y en todo caso si había algún caso de urgencia o emergencia, solamente a partir de ahí los muchachos intervenían», explicó Montes de Oca.

Desde Córdoba.
El gremialista y legislador precisó que detectaron que una empresa foránea, «contratista de Telefónica con personal de Córdoba ingresó al edificio de Santa Rosa a hacer trabajo de mantenimiento y de rutina, que no tiene nada que ver con lo que fija el protocolo».
Incumpliendo con todas las medidas adoptadas por el Gobierno nacional y provincial, «esta gente entró a la provincia burlando los controles policiales, no sé cómo, se instaló en Santa Rosa, ingresó al edificio y empezó a desarrollar tareas tomando contacto con todo el personal que había en el edificio», denunció.
Por estos motivos, consideró que hubo «una irresponsabilidad social absolutamente importante, donde seguramente está la posibilidad de que tengan una causa penal los responsables».
El dirigente indicó que los hechos se registraron durante la semana y que, al tomar conocimiento, «rápidamente actuamos».

Denuncia ante autoridades.
Montes de Oca indicó que «empezamos a poner a las autoridades en autos sobre estas cosas. Con las autoridades nacionales se nos dificulta porque todavía en el caso de Enacom, y en particular en La Pampa, todavía no están designadas las autoridades y todavía están las que estaban en el gobierno anterior».
«No obstante, como formo parte del secretariado nacional de mi gremio, elevamos esto al Ministerio de Trabajo y al Enacom a nivel nacional, a las empresas obviamente, y por supuesto también pusimos en autos a la Secretaría de Trabajo de La Pampa, que actuó con una velocidad importantísima», destacó.
En ese sentido, resaltó que lograron que «las autoridades laborales hicieran las entrevistas, la gente de Epidemiología también intervino tomando las muestras del personal que estaba afectado ahí, intervino el control policial correspondiente, se protocolizaron todas las actuaciones y creo que se los invitó a retirarse de la provincia».
«No tengo conocimiento si el personal va a quedar en cuarentena, seguramente estaremos esperando el muestreo de los tests que seguramente se deben haber hecho, porque intervino gente de Epidemiología», aclaró Montes de Oca.

«Puede costar vidas».
El gremialista consideró que esta actitud de la empresa «habla claramente del apuro y de la zoncera» y advirtió que «esto puede costar vidas», debido a que va a contramano de «la responsabilidad que hemos tenido los pampeanos, que nos hemos encerrado cuidando la salud», sumado al «esfuerzo del gobierno provincial y los municipios, y de la sociedad pampeana que ha sido descomunal y que tiene un mérito impresionante en lo que se ha logrado, que es no tener una carga viral en La Pampa».
«Esta gente que decide desde lugares centralizados, burlando lo que no hace la planta permanente pretende hacerlo con las empresas contratistas, cayendo en esta irresponsabilidad que roza con lo penal, porque estamos hablando de la salud pública», completó.

Contra Cablevisión.
El sindicato radicó además una presentación contra el holding Telecom-Cablevisión, debido a que también registraron incumplimientos al protocolo vigente. Montes de Oca explicó que el trabajo de exterior está regulado y que «quien trabaje en plantel exterior, en la intervención de una avería, tiene que llegar hasta el techo de la casa del cliente, prueba hacia la central y trata de dar servicio desde el techo. Si la avería está adentro, no puede entrar. En caso de emergencia, deben colocarse un traje de bioseguridad e ingresar a reparar la avería en cuestión».
En ese sentido, remarcó que el protocolo fue firmado por Telecom-Cablevisión, aunque se vulneró la semana pasada, cuando «(Héctor) Magnetto y el Grupo Clarín fuerzan un acuerdo con el gremio Satsaid, vulnerando esta norma que se estableció con los gremios y el Estado nacional», y «permiten el ingreso de los trabajadores a la casa de los clientes».
«Ese acuerdo no fue homologado por el Ministerio de Trabajo y por el Enacom», advirtió y sostuvo que «tiene que ver con el impulso político del señor Magnetto junto a otros empresarios, que están tratando de poner a la economía por encima de la salud», porque «no tenemos seguridad si el trabajador nuestro es portador asintomático o si está en frente de un cliente asintomático».

¿Y Claro?.
Una tercera denuncia presentada por el gremio antes las autoridades apunta a la empresa Claro, donde advirtió que desde el lunes, cuando Provincia autorizó a determinados comercios, abrió sus puertas para la atención al público a pesar de no estar habilitada por el protocolo firmado para el sector. «La empresa Claro, de manera unilateral, se autodenomina comercio y abre de 14 a 18 horas, cuando es una oficina de una empresa de Telecomunicaciones regulada por Enacom», explicó Montes de Oca.