Denuncian apremios ilegales a 9 menores en la Séptima

HOY SE PRESENTARAN ANTE LA FIA Y LA SECRETARIA DE DD.HH.

El Desayunador de Villa Germinal, en compañía con el Movimiento Popular de Derechos Humanos, realizó ayer una conferencia de prensa para repudiar y denunciar públicamente apremios ilegales por parte de la policía de la seccional Séptima hacia un grupo nueve chicos y chicas, de entre 13 y 15 años, el domingo pasado, aproximadamente, a las dos de la mañana.
Los padres de una de las nenas que fueron detenidas, denunciaron en el Ministerio Público Fiscal que su hija fue agredida física y psicológicamente. Según relatan, los pre-adolescentes se encontraban en el barrio Aeropuerto, al salir de una fiesta, cuando fueron interceptados por cuatro patrulleros de la Seccional Segunda.
Al verificar que todos eran menores, los derivaron a la Seccional Séptima, donde, según denuncian, los desvistieron (los seis varones quedaron absolutamente desnudos, y las tres chicas en ropa interior) y los golpearon.
“Los hicieron pasar uno a uno al baño mientras los tenían sin ropa, los golpearon en la costillas, les pegaron patadas en la cola, los zamarrearon y pellizcaron. También los amenazaron porque, por ejemplo, a mi hija una policía le dijo que la próxima vez iba a ser peor”, contó a este diario Julio Merino, el padre de una de las menores.
Aparentemente, vecinos de la zona se quejaron por el ruido a la madrugada, y este habría sido el motivo por el cual los menores fueron privados de su libertad por más de una hora, aunque según cuentan, en ningún momento lo especificaron.
“Denunciamos públicamente esta situación porque queremos que no se repita. Estamos en un contexto nacional de represión y la verdad que nos molesta que a nuestros pibes y pibas no puedan salir de la calle sin que los hostiguen, los criminalicen”, expresó un padre, integrante del Desayunador de Villa Germinal.

“Sin marcas, no hay denuncia”.
Ayer por la mañana se acercaron al Ministerio Público Fiscal para realizar la denuncia en la Justicia. Sin embargo, según cuentan, en primera instancia no quisieron tomarla, “porque decían que no había marcas, te hacen sentir que es una pavada, porque si no hay marcas no hay denuncia”, dijo “Miki” Fiol, del Desayunador.
“Con este mismo criterio cualquier mujer víctima de violencia de género tiene que llegar con la cabeza ensangrentada para que le tomen la denuncia”, manifestó.
Por esta razón, se comunicaron con el Defensor de la Niñez, Juan Pablo Meaca, “y recién ahí fue que la denuncia tomó el curso correspondiente, a instancias del Defensor”, explicó la misma persona.
Esta mañana se van a presentar ante la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, y también van a realizar la denuncia en la Secretaria de Derechos Humanos.
“Queremos dejar sentado lo que pasó y que no pase nunca más. Y le pedimos a Antonio Curciarello (secretario de Derechos Humanos) que ahora que no está (el ex ministro de Seguridad, Juan Carlos) Tierno que nos reciba y tome cartas en el asunto. En cuanto al nuevo ministro de Seguridad, González, también le queremos decir que tome control de sus fuerzas”, concluyó.

Comportamiento recurrente.
Los integrantes del Desayunador contaron que estas situaciones suceden de manera recurrente en Villa Germinal, como también en otros barrios de la ciudad. Aseguran que los policías en general provoca a los menores para luego detenerlos.
“Los policías que andan en sus patrulleros por acá provocan a los jóvenes cuando pasan, les dicen cosas, y después regresan para llevarlos detenidos”, contó ayer un padre.
En tanto, Fiol retomó la palabra y dijo que “parece que viene brava la mano, así que vamos a empezar a denunciar todas estas cosas para cuidarnos entre todos. No queremos que criminalicen más a nuestros pibes y pibas”.