Inicio La Pampa Denuncian falta de atención

Denuncian falta de atención

MUERTE DE UN HOMBRE DE 68 AÑOS POR COVID

Una mujer de esta ciudad denunció que el equipo de Salud «no tiene un criterio único» para la atención de un caso positivo. Aseguró que su padre, tras contagiarse en un encuentro social, falleció luego de 12 días aislado. El sábado 31 de octubre asistió a una reunión en la que se contagió, y, el lunes 2 de noviembre, se enteró que comió con una persona que resultó positivo de Covid 19.
Sus primeros síntomas comenzaron el miércoles 4 de noviembre con un poco de tos. Al otro día, su hija llamó a Salud «y me doy cuenta que hasta ese momento nadie lo llamó. Llamé al 0800 que está publicitado y me derivan de un interno a otro, nadie me da respuesta sino que me empiezan a decir ‘tenés que comunicarte con tal'».
Luego de esa consulta a Salud, su padre comenzó a recibir llamadas.»Le dijeron que le iban a mandar el corona móvil para hacerse el hisopado, pasó jueves, viernes, y no le fueron a hacer el hisopado», afirmó su hija en diálogo con LA ARENA.
Sus primeros días de aislamiento los transitó «activo», pero el viernes comenzaron otros síntomas. «Lo llamo y me dice ‘perdí el olfato, el gusto, se lo dije a la gente de Salud'». Tras esta comunicación, desde el equipo de atención le prometieron que «le iban a mandar el corona móvil».
A una semana de ser contacto estrecho, su padre comenzó a presentar fiebre, y desde el sistema sanitario «le dijeron que tome Paracetamol». Al otro día, su yerno se acercó para llevarle mercadería, y le dijo desde la ventana que continuaba con fiebre, tos, falta de gusto y olfato.

Incongruencias.
«El martes él se asusta, dice que no lo llamen más, pidió un médico y no tuvo respuesta. Llamó al 107 y le dicen ‘usted tiene que llamar a la salita del barrio’, le dieron un turno para el miércoles, para hisoparse», siguió el relato.
El miércoles su padre dejó de atender el teléfono, y, preocupados, se acercaron para saber como estaba. Al llegar lo encontraron con dificultad para respirar y llamaron a la ambulancia. «Lo revisaron, le tomaron la fiebre, lo vio una médica y le dijo: ‘son los síntomas normales de la evolución de la enfermedad, que siga con el Paracetamol'».
Al mediodía su padre ya no podía hablar, esa misma fecha tenía turno para asistir a la sala del barrio para ser hisopado, pero comenzó a empeorar, entonces, desde la posta sanitaria llamaron a la ambulancia.
«Llaman desde la salita, y la misma médica que lo vio a la mañana, me llamó y me dijo ‘ya lo vi al paciente, ¿por qué querés que vuelva?'». Desde el otro lado del teléfono le dijeron que acerque el celular a su padre para que diga su número de documento y me dijo, ‘una persona que es capaz de decir su DNI hasta el final está en condiciones'», detalló.

Fallecimiento.
La familia relató a esta redacción que luego de la visita de la ambulancia, se dirigió a la sala de atención del barrio y allí le dijeron que «estaba muy grave, el oxígeno en sangre lo tenía en 60». Durante la consulta, personal de Salud, le realizó el hisopado con resultado positivo. Desde la posta llamaron a la ambulancia y lo derivaron al hospital Lucio Molas. Una vez en el centro de salud le realizaron placas y tomografías de sus pulmones. «Estuvimos tres horas esperando, hasta que nos dijeron ‘lo tenemos que internar en terapia intensiva del CEAR con horas de vida’, recordó con dolor su hija.
Lamentablemente al otro día su padre falleció internado en el CEAR luego de atravesar idas y vueltas. Tras el fallecimiento de su padre, su hija quedó en aislamiento por haberlo trasladado hasta la posta sanitaria. Al otro día, su hija recordó con bronca que «nos llamaron a su celular para preguntar como estaba papá, ‘¿vos me estás cargando?’ le dije».
La familia expuso que los equipos no coincidieron en las instrucciones. «En la salita me dijeron: ‘nadie está hisopando en una casa, tienen que ir a la salita'», mientras que en epidemiología le indicaron que «no lo saque de la casa».