miércoles, 27 octubre 2021
Inicio La Pampa Denuncian matanza de caballos en un campo de Anguil

Denuncian matanza de caballos en un campo de Anguil

El propietario de un campo de Anguil presentó una denuncia en la comisaría local luego de que mataran a uno de sus caballos e hirieran a otros siete. Según indicó, es la segunda vez que le ocurre y comentó que cada uno de ellos está valuado en 300 mil pesos.
Según contó el damnificado a LA ARENA, «hace un mes apareció un caballo con un tiro en la panza y se murió. Ahora justo se escapan unos caballos y se meten a lo de un vecino, y en vez de sacarlo para afuera los agarró a tiros».
En ese sentido, explicó que siete resultaron heridos y dos murieron. «Pueden llegar a morir dos o tres más, porque fue con escopeta y si quedó algún perdigón en la panza no se salva más», agregó.
Ante esto, afirmó que se presentó la denuncia en la comisaría local porque «son caballos que valen arriba de 300 mil pesos. Había pasado con un vecino, que le habían matado cinco. Estábamos hablando y para nosotros es la misma persona».
Por estos motivos, pidió que la Justicia actúe porque no es la primera vez que ocurre. «Ya han hecho mil de esas, el otro día aparecieron tiroteadas unas ovejas», indicó y también solicitó el apoyo de las organizaciones protectoras de animales «porque un caballo es imposible que se pueda defender y es más dócil que un perro. No entiendo cómo pueden matar un caballo, de última van y te avisan. Es maldad».
Otra temor que manifestó el damnificado es que estas personas «andan armadas, no sabemos si tienen permiso para portar. Y si nos presentamos nosotros justo cuando estaba pasando eso qué pasa», se preguntó.

Disconformidad.
Por otro lado, este diario consultó con fuentes policiales, quienes brindaron una versión diferente. «Mataron un caballo y balearon a otros cuatro», aclararon y revelaron que en la zona hay disconformidad, tanto de los productores como de los propios efectivos policiales debido a que los caballos «andan sueltos» en las calles, se meten a los campos o salen a la ruta.
«Cuando vamos a reclamarle dicen que no son de ellos», comentaron y señalaron que incluso rompen los alambres.