Inicio La Pampa Denuncian precariedad en servicios

Denuncian precariedad en servicios

VECINOS DE PUELEN SON REHENES DE UNA PUJA POLITICA

Una pareja de Puelén denunció ante este diario que hay varias familias de la localidad, cuyas casas tienen servicios precarios de energía eléctrica y agua. Hace unos días, el intendente local, Rubén Colado, denunció a la Coospu (cooperativa de servicios públicos de 25 de Mayo) por falta de mantenimiento de una precaria línea. Y la entidad prestadora, como respuesta, directamente la cortó y quitó los medidores dejando a vecinas y vecinos sin luz de un plumazo.
Luego les reconectaron pero advirtiéndoles que el 13 de mayo la cortan definitivamente. Afirmaron que están en medio de una lucha entre el intendente, Rubén Colado, y la Coospu. También reclamaron al municipio la provisión regular de agua potable.
El viernes, una pareja de esa localidad del sudoeste pampeano, Andrea y Jorge, quienes tienen dos hijos de corta edad, se comunicaron con esta redacción para hacer un planteo en «búsqueda de ejercer nuestros derechos». El es oriundo de Puelén, ella, una docente proveniente de Macachín que, como tiene enfermedades preexistentes a la pandemia de Covid-19 y está con licencia, el viernes optó por mudarse a la casa paterna con sus dos niños.
Los vecinos contaron que desde 2017 ocuparon un terreno que está ubicado en el oeste del pueblo, «a unos 150 metros de la ruta (nacional) 151». Jorge aseguró que «con mucho esfuerzo comenzamos a levantar nuestra casita a principios de 2017. La hice yo, ladrillo por ladrillo y trayendo agua en baldes desde lo de un vecino que es quien trajo el agua que usamos, instalando una manguera. La habitamos en marzo de 2018».
Desde entonces viven con servicios irregulares. «Para tener luz nos conectamos a una línea precaria que viene por medio de los terrenos y que hicieron los vecinos. Y para tener agua, nos conectamos a una manguera que tendió un vecino en las mismas condiciones», indicó.
«En lo inmediato el problema a resolver es el de la electricidad. Hace unas horas, vinieron desde la Coospu y clausuraron la línea, además sacaron los medidores a varios vecinos, en nuestro caso lo sacaron y nos lo volvieron a poner. Pero nos adelantaron que solo hasta el 13 de mayo porque ése día venían a levantar la línea, que era culpa de Colado por haberse quejado de la peligrosidad de la precariedad de la línea», reveló Jorge.

Varios reclamos.
«En este tiempo, nosotros y otros vecinos, hemos estado pidiendo regularizar nuestra situación irregular desde entonces, no solo de la electricidad. Se hicieron unos planos que catastro municipal no reconoce, hemos pedido por notas a los dos intendentes (Carlos Llanos y Rubén Colado) pidiendo la provisión de los servicios de luz y agua en la forma que corresponde».
«Yo estuve ayer -por el jueves- hablando con Colado y volví a reclamarle soluciones. El, por lo de la luz, nos dio una copia de una nota que elevó a la APE (Administración Provincial de Energía). En cuanto a lo del agua nos dijo que no pueden hacer inversiones en este momento, sin embargo, desde el Concejo me dijeron que están compradas caños para hacer mil metros y que la obra está autorizada».

Cuestión política.
«Yo le dije a Colado que hablaría con LA ARENA y que iba a denunciar esta situación, él me dijo que le parecía bien. Lo que quiero expresar es que vemos que, en lo de la energía, estamos en medio de una lucha política entre el intendente y la Coospu, pero los perjudicados somos las familias», sostuvo.
«Estamos en el medio de una pelea política. Es cierto que la línea que cortó la Coospu es precaria, pero la tuvieron que hacer los vecinos para tener luz ante su inoperancia. Y también es cierto que la cooperativa, lejos de mejorar el tendido, solamente se limitó a instalar medidores para poder cobrar las facturas que son muy elevadas para la realidad económica de Puelén. Acá mucha gente estamos sin trabajo y no nos pueden dejar sin luz», concluyó Jorge.