Inicio La Pampa Denuncian que la obra de Portezuelo es un negociado

Denuncian que la obra de Portezuelo es un negociado

SOSPECHAN QUE LA LICITACION FAVORECE A UN EMPRESARIO "ARREPENTIDO"

Bajo el título «El separatista corrupto», el programa televisivo ADN Periodismo Federal dedicó la emisión del miércoles a mostrar el «negocio» que ha armado el ex gobernador mendocino Alfredo Cornejo con la obra Portezuelo del Viento, a la que no dudó en calificar como «corrupción» y la ató al pretendido separatismo que encabeza. El ex ministro del Interior, Aníbal Fernández, estuvo presente en el estudio y entre otras irónicas frases afirmó que la sociedad mendocina es tan conservadora «que hasta los comunistas son conservadores».
«Todo se articula con todo» fue la frase que utilizó el periodista Tomás Mendez para presentar un informe especial denominado «El separatista corrupto», centrado en Alfredo Cornejo y señalar a sus frases separatistas como un intento de disimular el turbio negocio con la firma Impsa, de Enrique Pescarmona, que será la principal beneficiada si algún día se construye la represa de Portezuelo del Viento.
Méndez dedicó los primeros minutos del programa a desenmascarar al periodista Luis Majul, quien hizo una visita a la provincia de Mendoza durante el mes de febrero pagada en su totalidad por el gobierno mendocino. «Fijate quién responde a Cornejo y por tan poco monto le ha respondido», fustigó el periodista para dar cuenta de las pocas monedas por las que Majul hace sus negocios periodísticos.
Según el informe, el gobierno mendocino -actualmente en manos de Rodolfo Suárez, delfín de Cornejo- pagó los pasajes aéreos de Majul y su esposa, María Conte Grand, le puso un vehículo del Ente de Turismo y un chofer del Estado a su total disposición, y pagó el alojamiento en uno de los hoteles más caros de Mendoza.
«Periodistas que se venden por dos mangos con plata que ni siquiera salen del gobernador», castigó Méndez, que calificó a Majul como «operador político disfrazado de comunicador».
A renglón seguido, el informe apuntó al propio gobernador Suárez, cuyo hijo utiliza un helicóptero sanitario de la provincia para hacer vuelos personales.

Pescarmona, el coimero.
El Mendoexit que embandera Cornejo es una forma de enmascarar uno de los más grandes negocios, o negociados, según el programa, de la provincia de Mendoza. Se trata de la construcción de la represa Portezuelo del Viento, con los 1.000 millones de dólares que le entregó el ex presidente Mauricio Macri, que tendrá un beneficiado directo: Enrique Pescarmona, fundador y presidente de Industrias Metalmecánicas Pescarmona S.A., y amigo personal de Cornejo.
«Cornejo quiere separarse (del resto del país) no porque lo pida el pueblo sino por otro motivo: Portezuelo del Viento», aseguró Méndez, que una y otra vez habló de la corrupción que esconde el proyecto hidroeléctrico.
«¿Quién es Pescarmona?» planteó el periodista para dar entrada a un micro sobre este empresario que cada tanto ocupa los principales titulares de los diarios. «(Portezuelo del Viento) Es un negocio que tiene el señor Cornejo con Pescarmona, uno de los grandes empresarios argentinos, que entró en el blanqueo de Mauricio Macri, que fue premiado por ser un supuesto arrepentido en la causa de los cuadernos, y este negocio de 1.000 millones de dólares».
Luego detalló cómo empleados de IMPSA fueron, o son, funcionarios del gobierno de Mendoza y en esa función redactaron el pliego de la licitación de la represa, que tuvo como único oferente al consorcio liderado por el gigante chino Sinohydro y la mendocina IMPSA. Centraron la atención en el ex CEO de la firma, Emilio Guiñazú Fader, luego subsecretario de Energía y Minería de Mendoza y redactor de ese pliego.
Pescarmona no solo fue uno de los «supuestos arrepentidos» de la causa judicial conocida como «los cuadernos de la corrupción», sino que también fue uno de los principales beneficiados con el blanqueo de capitales que impulsó el ex presidente Mauricio Macri. Blanqueó nada menos de 108,23 millones de dólares.
«Su empresa aprovechó un pliego que armó su amigo Cornejo, que dejó afuera a cualquier otra constructora y le sirvió en bandeja la millonaria obra de Portezuelo del Viento». El párrafo medular fue el que impuso la condición de acreditar el difícil antecedente de haber construido tres obras similares en los últimos 15 años.
Otro dato que reveló el programa es que la mansión donde vive el gobernador de la provincia de Mendoza fue construida y donada al Estado mendocino por el empresario Pescarmona.

Opiniones compradas.
«En Mendoza nadie habla mal de Cornejo (porque) pone por encima de 1.000 millones de pesos en publicidad», sostuvo el conductor al presentar a uno de los pocos periodista que rompe ese molde. Se trató de Ricardo Nassif, del medio cooperativo «El otro mundo».
Nassif agradeció la posibilidad de divulgar estos hechos «que los canales de Mendoza no lo hacen porque Cornejo invierte 1.650 millones de pesos anuales en pauta publicitaria sin ningún tipo de legislación, sin criterio».
«Mientras en Buenos Aires los jueces van a la casa de los funcionarios, en Mendoza los funcionarios van a la casa de Pescarmona, quien reconoció que coimeó para tener obra pública».