domingo, 26 septiembre 2021
Inicio La Pampa Denuncian que un preso contacta mujeres por redes sociales

Denuncian que un preso contacta mujeres por redes sociales

ESCOBAR CUMPLE UNA CONDENA A 20 AÑOS POR ABUSO DE CUATRO MENORES

(General Pico) – La Asamblea de Mujeres de esta ciudad denunció públicamente que Gonzalo Escobar, el profesor de baile piquense que fuera condenado a 20 años de prisión por abusar sexualmente de cuatro alumnas menores de edad, de su academia, contacta mujeres a través de un perfil falso en las redes sociales.
Hace unos días, la Justicia pampeana volvió a fallar contra el abusador, quien permanece detenido desde noviembre de 2019 cuando fue denunciado por las madres de las niñas.
La agrupación feminista denunció que Escobar goza «de los privilegios que el poder le concede a los violadores», porque contacta mujeres a través de la red Badoo, en la que se creó una cuenta con otro nombre. A través de este perfil, indicaron que se dedica «a buscar pareja», y recordaron que algo similar sucedió tiempo atrás con Juan José Janssen, el femicida de Sofía Viale, quien desde la cárcel le escribía a niñas y adolescentes, por intermedio de otra red social.
«¿Hasta cuándo la justicia patriarcal dejará que los violentos, violadores y femicidas gocen de privilegios durante y una vez finalizados los juicios?. Escobar tiene una cuenta de Badoo, ¿y si se hiciera una en Facebook? ¿Si contactara a sus víctimas, que son sólo niñas? ¿Hasta cuándo las víctimas y sus familias tendrán que vivir con miedo, cuidándose porque la Justicia protege a los culpables?», señalaron.
A principios de mes, se conoció que la madre de una de las cuatro víctimas de esta causa, denunció ante el Colegio de Abogados a los defensores de Escobar. Se trata de los letrados Mario Aguerrido, de Santa Rosa, y Raúl Quiroga, de General Pico.
La mujer aseguró que en el ejercicio de la defensa, revictimizaron a su hija, una niña que tenía 11 años de edad al momento de los hechos. Aseguró que los derechos de su hija, fueron «absolutamente vulnerados por la defensa a niveles inimaginables», y aseguró que busca «visibilizar una problemática que deja daños irreparables y por el que considero, nadie responde e incluso es minimizado».

Teléfono.
La agrupación feminista pidió al Juzgado de Ejecución de esta ciudad, que «Escobar no goce de ningún privilegio en la cárcel, mucho menos este que implica poner en riesgo la integridad de las niñas».
Desde la Justicia piquense le indicaron a LA ARENA que pese a que la conducta del abusador resulta indignante, sobre todo, para las madres de las víctimas, no configura un delito y que al respecto, «poco se puede hacer».
Escobar, según supo este medio, contaría con dispositivos electrónicos en su lugar de encierro, dado que los utiliza para desarrollar los estudios universitarios que inició. Sin embargo, tener actividad en las redes sociales, no configura en si un delito. Si hubiese sido, en caso que intentara contactarse con sus víctimas, pero esto no consta en el escrache que se hizo público durante los últimos días.
Las fuentes consultadas aseguraron que a raíz de esto, se puede solicitar un informe a la Justicia para determinar bajo que condiciones se le autorizó el uso de un teléfono celular, y que podría llegar a derivar en una sanción administrativa, de índole interna.

Condena.
Hace algunos días, el Superior Tribunal de Justicia de La Pampa, ratificó la condena a 20 años de prisión contra Escobar, quien fue sentenciado por el abuso sexual de cuatro adolescentes de entre 11 y 16 años de edad.
El 20 de noviembre de 2020, el Tribunal conformado por los jueces Marcelo Pagano, Carlos Pellegrino y Diego Ambrogetti, condenó a Escobar. La fiscala Ana Laura Ruffini, había pedido 25 años de prisión; las querellantes Alina Acebal y Leticia González, en representación de una de las víctimas, habían pedido 18 años de cárcel.
La causa se inició en noviembre de 2019, cuando Escobar estaba a punto de viajar con sus alumnas a Buenos Aires, en el marco de una actividad ligada al baile. En febrero de este año, el Tribunal de Impugnación Penal, ya habían rechazado el recurso presentado por la defensa del profesor de baile.