Denuncian que Télam publica noticias en “blog clandestino”

EL CONFLICTO DE LOS TRABAJADORES SIGUE VIGENTE

La agencia de noticias Télam comenzó a publicar nuevamente noticias en su web tras casi tres meses de paralización total de la actividad, tras el despido masivo de 354 trabajadores que continúan con el reclamo, que está judicializado, por la restitución de su puesto de empleo. El paro continúa.
La situación afecta a periodistas de todo el país. En La Pampa, al corresponsalía local fue desguazada quedando solamente con una periodista, tras los despidos de Mariano Rodríguez (periodista) y Julián Varela (fotógrafo). En total, siete corresponsalías tuvieron que cerrar en el interior por falta de personal.
“Las autoridades de Télam, obligadas por sus jefes a presentar el simulacro de un servicio informativo, activaron un blog clandestino, a modo de torpe ocultamiento de un hecho crudo de la realidad: todos sus trabajadores están de paro. Para la tribuna, se activa una web con noticias basadas en el copy/paste; para los abonados -con los que existen obligaciones contractuales-, les confiesa la verdad y les informa, por privado, que el servicio tendrá ‘precio cero’ porque, es evidente, nada vale. Y nadie paga por basura recolectada de Internet”, indicó el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba).
El Directorio de Télam preparó un comunicado oficial dirigido a sus abonados (medios) y les aseguró que habrá una bonificación total “hasta que el servicio sea reestablecido por completo”. El título del comunicado, “Normalización del servicio de Télam” contradice de plano el contenido del texto que abajo le sigue, se indicó desde la Comisión Gremial Interna (CGI). “Acaso en línea con los criterios “periodísticos” que los estudiantes de periodismo del Directorio promocionan en su blog”.
“Será que, acaso, para el Directorio de Télam es ‘normal’ despedir a la mitad de la planta; denunciar penalmente a los delegados; cerrar corresponsalías o aniquilar el servicio de publicidad. ¿Será ‘normal’ entregar los medios públicos al capital concentrado?”, se preguntaron los gremialistas.
Además, señalaron: “Si de cuidar el patrimonio público se trata -como declaman los funcionarios en los programas edulcorados por la pauta oficial- la ‘Télam Clandestina’ empezó con el pie izquierdo: robando notas y contenidos de portales de noticias. Una usina de litigiosidad de los privados contra el Estado. Luego, a simple lectura la verdad reluce: una colección de noticias viejas y mal redactadas que no reemplazan un servicio informativo federal”.

“Aprietes”.
Los funcionarios de Télam escriben hoy una página memorable en la historia del periodismo argentino. Probablemente una de las más vergonzosas. A sabiendas del papelón, el Directorio intenta reclutar adeptos sin presentar paraísos periodísticos. Ofrece lo único que tiene: plata negra.
“Los trabajadores necesitamos el dinero más que ninguno, pero no recibimos prebendas; aspiramos a cobrar el salario por nuestra condición de laburantes. No estamos a la venta. Una idea que, para sus criterios empresariales, tardará en volverse tolerable. Cuando la distracción de la novedad se disipe, aquí nos encontrarán, dispuestos a dialogar para construir una agencia pública de noticias y publicidad”, agregaron.
Los trabajadores denunciaron que hubo 350 despidos y que siguen de paro pese a la reaparición de noticias. De hecho, pocos minutos después de que se anunciara el regreso de Télam, en la web se aclaró que “Por medidas gremiales el servicio se encuentra temporalmente limitado”.

Despidos ilegales
La Justicia laboral ya ordenó la reincorporación de un grupo importante de trabajadores de Télam al considerar que los despidos fueron ilegales porque no se dieron los procedimientos correspondientes, pero la agencia aún no acató la medida en ese sentido y se resiste a sumar a los empleados como ordenó el fuero laboral en distintas instancias ante presentaciones del Sindicato de Trabajadores de Prensa (Sitrapren).