domingo, 22 septiembre 2019
Inicio La Pampa Brutal golpiza en una escuela

Brutal golpiza en una escuela

GRESCA EN EL PATIO DURANTE UN RECREO

Un estudiante de la Escuela Primaria 258 fue brutalmente golpeado por otro compañero tras una gresca que se generó en el patio del colegio durante el horario del recreo. La madre, producto de las heridas que recibió su hijo, decidió radicar una denuncia ante la Policía y una queja en el Ministerio de Educación provincial. «No es la primera vez que pasa un hecho así», cuestionó la progenitora.
Un hecho de violencia ocurrió ayer en la Escuela 258, ubicada en el Barrio Sur de Santa Rosa, cuando un estudiante, de 11 años, debió ser derivado al Hospital Evita luego de recibir una golpiza por parte de otro compañero, de la misma edad. Según denunció su madre, Alejandra Ramírez, en diálogo con Radio Noticias, no es la primera vez que un hecho de estas características sucede en el colegio y que por este motivo decidió acudir a la cartera de Educación para que «tomen cartas en el asunto». Además, agregó, radicó una denuncia en el Area de Niñez y Adolescencia.
«La verdad que está todo mal, todo pasó el viernes en el segundo recreo cuando jugaban al fútbol. Hubo un forcejeo por una patada, el nene se enoja, lo pechea y cuando mi hijo se levanta le dice ‘qué haces’, el otro chico dijo que mi hijo lo insultó, se le abalanzó encima y le dio cuatro o cinco piñas con anillos en los dedos Por eso quedó tan golpeado. Son chicos, estaban jugando al fútbol y uno puede permitir un roce o un insulto, pero esto me parece mucha agresión», contó Alejandra, según el relato de su hijo sobre el violento hecho.
-Si esto sucedió durante el recreo, ¿no había nadie que pudiera haber frenado esto?
-Lo que me dijo mi hijo es que los mismos compañeros lo separaron.

«Fue horrible».
La mama del estudiante agredido se enteró al llegar al colegio luego de que desde colegio se comunicaran por ella a causa de un «inconveniente» que había sufrido su hijo. «A mí me llamaron del colegio alrededor de las 11 y me dijeron que él tenía un inconveniente y le sangraba la nariz. Yo llegué enseguida y cuando lo vi a mi nene entré en pánico porque lo vi en ese estado, personalmente fue horrible», recordó.
«La ambulancia, que la habían llamado, nunca llegó, y dije ‘no, me lo llevó’. Fuimos al Evita donde lo atendieron, le sacaron placas. Me dijeron que tenía una fisura en su tabique pero que había que hacer de nuevo las placas porque del hinchazón que tenía no se podía confirmar ni nada. De ahí me fui a la Seccional Séptima y radiqué la denuncia, porque hasta acá llegué, esto es mucho», cuestionó la mamá.
-¿Es la primera vez que sucede este hecho de violencia?
-No, es la primera vez que pasa algo con este niño, hay muchos casos de violencia en la escuela. Lo hemos hablado en reuniones, pero somos siempre las mismas madres que vamos. Dicen que están haciendo algo pero yo ya no aguanto.

Queja.
Además de acudir a la Policía, para iniciar las acciones correspondientes, la mamá del estudiante agredido también optó por acudir ante el Ministerio de Educación, donde -señaló la mujer- las autoridades recibieron la queja y aseguraron que iban a intervenir en el hecho.
«Desde el Ministerio me atendieron, ellos sabrán cómo solucionar esto, no se cuál es el protocolo» pero «espero que hagan algo» porque «así a mi hijo no lo puedo mandar a la escuela porque nadie me garantiza seguridad», explicó Verónica, quien agradeció el llamado y los mensajes que recibió por parte de las maestras de su hijo.
-¿Se volvieron a comunicar las autoridades?
-Me llamaron el viernes, pero no pude atender porque estaba de acá para allá. Muchas maestras me llamaron y me mandaron mensajes porque estaban muy preocupadas, después la directora también me mensajeó para ver cómo estaba mi hijo pero decidí tomar cartas en el asunto e ir al Ministerio. Si ahí no pueden hacer nada capaz que desde más arriba sí pueden, ahora hay que esperar.
Consultada si desde Provincia tienen conocimiento de los hechos de agresión que suelen ocurrir en el establecimiento educativo, la madre aseveró que «no está al tanto de eso» y que «tampoco pregunté». A su vez, aseguró que ya su «única preocupación» es la salud de su hijo y que para resguardarla no va a enviar al mejor al colegio. «No sé qué va a pasar, pero el no va a ir y lo voy a cambiar de escuela», concluyó la mujer.

Protocolo de intervención.
Según pudo confirmar LA ARENA, a raíz del suceso del viernes se implementó la Guía Federal de Orientaciones para la Intervención Educativa en Situaciones Complejas, en este caso el protocolo para violencia escolar entre estudiantes. La situación será abordada de forma institucional por las autoridades del establecimiento educativo en conjunto con un Equipo de Apoyo de y Orientación Escolar y se procederá a trabajar en torno a los acuerdos de convivencia en vínculo con políticas de cuidado.