Inicio La Pampa Denunciaron baja presión y 10 familias se quedaron sin gas

Denunciaron baja presión y 10 familias se quedaron sin gas

Por falta de presión en un departamento, Camuzzi dejó sin medidor a 10 familias del Barrio Río Atuel, en la semana más fría del año.
Mariana Curti, una de las vecinas damnificadas, le dijo a LA ARENA que «aparentemente un vecino llamó a la empresa porque tenía poca presión en su casa, pero vinieron los operarios y se llevaron la mitad de los medidores de la tira 20. Desde el miércoles a las 17 estamos en esta situación».
«Los operarios mismos nos dijeron que iban a tardar entre 15 y 20 días, aproximadamente, para decirnos cuál es el problema, si son los medidores, el regulador, el caño madre, no saben», agregó. Sin embargo, tras hacer público el caso en Radio Noticias, minutos después desde Camuzzi respondieron que este tipo de casos tienen prioridad para la reconexión.
La vecina señaló que «si había perdidas, me parece perfecto que nos hayan cortado las conexiones por una cuestión de seguridad, pero no puede ser que en pleno invierno nos dejen sin el servicio por 15, 20 días o más, amparándose en la excusa de que por la pandemia todos los trámites se hacen on line, como las autorizaciones y los pedidos».

«No se tomen todo el tiempo».
«Les pido por favor que no se tomen todo el tiempo del mundo, porque somos 10 familias que estamos sin gas. Una vez que sepan cuál es el problema, hay que seguir esperando que salgan las autorizaciones, las habilitaciones, y mientras tanto nosotros estamos todos sin gas», señaló.
Asimismo, dijo que «es más, nos dimos cuenta porque se empezaron a apagar los calefactores, y hablando entre nosotros los vecinos, nos preguntábamos, ¿tenés gas? Entonces bajamos a ver qué pasaba, porque a veces los nenes como broma te cierran las llaves de paso. Y estaban los operarios sacando los medidores, con personal policial, no sé si por miedo a que los vecinos reaccionáramos mal, le hiciéramos lío, o qué».
«Nos dieron un papelito, que dice el número de medidor que se llevaron, como si no supiéramos qué número de medidor se llevaron, al dejarnos la casa sin gas», señaló, y agregó que «se llevaron solo la mitad de los medidores de la tira, porque hay dos redes dentro de la misma tira, y aparentemente era una de las redes la que tenía el inconveniente», concluyó la vecina.

Respuesta de Camuzzi.
El gerente de Comunicaciones de Camuzzi, Rodrigo Espinosa, explicó ayer en Radio Noticias que «en este caso, los medidores de gas se encuentran agrupados y con dos reguladores que son los que técnicamente regulan la presión de gas que ingresa a la vivienda desde la red de distribución».
En ese sentido, agregó que «en los domicilios, el gas ingresa a gramos de presión debido al regulador. Con el correr del tiempo en este sector de viviendas un regulador se rompió y siguieron abasteciendo con el otro hasta que también falló originando el reclamo», sostuvo.
«Si bien el caso que convocó la intervención de Camuzzi es el reclamo de baja presión (por mal funcionamiento del regulador) también puede provocar el efecto inverso como alta presión, por lo que se trata de una cuestión de seguridad, como marca la normativa vigente», señaló Espinosa. Añadió que «al concurrir al lugar verificaron el mal estado de ambos reguladores», por lo que procedieron a retirar los medidores «como estricta medida de seguridad, y con el único objetivo de preservar la seguridad de las personas».

Controles técnicos.
Asimismo, explicó que «Camuzzi toma conocimiento de una posible irregularidad a través de un reclamo (como fue este caso), de una denuncia o del relevamiento anual de ‘busca fugas’. Al tomar conocimiento que un usuario o grupo de ellos tiene una deficiencia, personal especializado de Camuzzi -en el marco de la responsabilidad que le compete como licenciataria del servicio- concurre al lugar a los efectos de realizar distintos controles técnicos y operativos para determinar las condiciones de seguridad de la instalación involucrada».
«Si se procede al corte del suministro, se notifica al usuario para que dé intervención a un instalador matriculado. Cuando el instalador regulariza las deficiencias, solicita la inspección de la distribuidora para que verifique el estado de las mismas. Una vez aprobado el trabajo, se reconecta el suministro».
El gerente sostuvo que «de esta forma se procedió en el caso del barrio Río Atuel», y agregó que «la restitución del servicio por cortes por seguridad tienen prioridad. Esto significa que si el matriculado coloca los reguladores de nuevo, inmediatamente vamos y conectamos el suministro. Y esto es independientemente del día y horario. Tienen absoluta prioridad».