Inicio La Pampa Denunció "desalojo compulsivo"

Denunció «desalojo compulsivo»

UNA MUJER POR PARTE DE SU EX PAREJA

Una mujer denunció que fue víctima, junto a sus dos hijos, de un «desalojo compulsivo» por parte de su ex pareja, quien actualmente integra la Policía de La Pampa, sin que se apliquen los protocolos de actuación correspondientes. Los hechos fueron confirmados por fuentes de la Fiscalía y por el defensor de Niños, Niñas y Adolescentes, Juan Pablo Meaca, quien solo tomó intervención 20 días después.
Según el testimonio que brindó a LA ARENA, ella compartía el domicilio, ubicado en Villa Parque, con quien en ese momento era su pareja. Luego de padecer situaciones de violencia, decide separarse. El agresor se fue de la provincia y, al volver con una nueva pareja, comenzó a hostigarla para que abandone la vivienda.
Una de las irregularidades del caso, según la versión de la mujer, se dio en abril cuando «una mujer desconocida se presentó en mi casa diciéndome que venía de parte de la Dirección de Niñez, con el objetivo de realizar un informe para sacarme a mis hijos».
«A los pocos días, mi ex se presentó con personal policial en mi casa mientras yo no estaba. Ahí realizaron un desalojo compulsivo, dejándome en la calle con mis hijos y sin mis cosas. El personal policial no dio aviso a las áreas correspondientes en el momento, como la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia y la Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes», denunció.

Violencia.
La historia de la mujer, quien solicitó mantener su identidad reservada, comenzó en junio de 2018, cuando se encontraba en concubinato con el integrante de la fuerza policial que terminó desalojándola. Según comentó a este diario, en aquel momento padeció distintas formas de violencia para lo cual buscó ayuda. «Para las denuncias por violencia de género, no obtuve respuesta y a la par, por relato de mi hija, descubro un abuso sexual», explicó.
En ese momento, decidió radicar la correspondiente denuncia «sin obtener ninguna medida de protección para mí y ni para ella, no aplicándose el protocolo de abordaje que rige en la provincia de La Pampa», agregó. Sumado a esto, la mujer manifestó que la semana pasada «me dijeron que la denuncia fue archivada por falta de pruebas, sin haberse realizado investigación alguna».
Este diario pudo saber a través de fuentes judiciales que se están realizando nuevas actuaciones para intentar lograr la reapertura de la causa.

Desalojo compulsivo.
Fuentes de Fiscalía consultadas por este diario informaron que «la situación comenzó en la vivienda, que era propiedad de este hombre. Esta mujer estaba en pareja con él, ella tiene dos hijos de una relación anterior. Se separaron y ella quedó viviendo ahí».
Pero, el agresor «insistentemente le reclamaba y un día los saca de manera compulsiva. A razón de esta denuncia, iniciamos una investigación. Amén de que la propiedad es de él, entendemos que la usurpa e ingresa por la fuerza. A partir de ahí, se dispuso la detención de esta persona y al otro día, se le tomó declaración al imputado».
Conforme a la Ley 26485, y dentro de las disposiciones de las medidas preventivas urgentes, se le solicitó al juez el reintegro de la mujer al hogar. «Eso se acordó con la defensa de este hombre, que se iba a ir por 60 días hasta que la mujer pudiese encontrar un lugar donde ir o resolvieran judicialmente de manera civil esta cuestión, que no tiene nada que ver con lo penal», señalaron.
«Se tomó esa medida de protección» y «en el interín de que esta medida se firma en Fiscalía y se iba a pedir la homologación al juez por acuerdo de partes, la mujer estaba en Defensoría Civil y propuso irse del domicilio». Allí, ella firmó un convenio en donde se retiraba voluntariamente y su ex pareja le entregaba los elementos de trabajo que le pertenecían a la damnificada. «Firmaron ese acuerdo, este hombre quedó en libertad porque ella no volvía a ese domicilio», apuntaron las fuentes.
«Ese mismo día, en la tarde se le entregaron las cosas», agregaron y afirmaron que «ella estaba un poco disconforme con lo que se le entregó, porque eran cosas que estaban rotas. Este acuerdo por el cual ella terminó no aceptando la medida preventiva de protección que habíamos tomado nosotros» y optó por «un acuerdo que hace por fuera de la medida que quisimos imponer queda fuera de la órbita de la Fiscalía».
«Ella solicitó todas las cuestiones de su microemprendimiento y firmaron un convenio en Defensoría. Sé que fue personal policial que la acompañó a retirar las pertenencias. Pero excedía una investigación penal», completaron.

¿Irregularidades?
Tras conocer el relato, el defensor de Niños, Niñas y Adolescentes, Juan Pablo Meaca, fue consultado por LA ARENA y afirmó «es un caso de unos meses atrás, me la derivaron porque está viviendo ahora en la casa de una conocida» y que solo se encuentra interviniendo «por la situación de desalojo. Nosotros ya le gestionamos la asistencia económica». A su vez, confirmó que, a pesar de que había menores involucrados, no fue notificado. «No me llega judicialmente eso, llega ella dos semanas después que había pasado la situación. Supuestamente volvió él con otra pareja y le pidió el desalojo de la casa», añadió.
«De todo lo judicial en realidad no sé, porque me llega a mi 20 días después, cuando todo eso había pasado. A mí me la deriva un organismo para que yo le gestione la asistencia económica porque vivía en un lugar chiquitito. Ahí empezamos a intervenir», indicó Meaca, sumando más interrogantes sobre las regularidades del proceso.
«De la situación esa (desalojo), no sé lo que ha pasado. No se cómo fue el tema, todo lo que sé es por relato de ella. No hablé nunca con la fiscalía para ver cómo intervinieron», agregó.
Meaca también se refirió a la supuesta visita de la Dirección de Niñez y señaló que no se trató de una actuación oficial. «No fue de la Defensoría, tampoco era del equipo de Niñez ni de la Unidad de Género. Nunca supimos quién fue, oficialmente no fue nadie».
«Los que visitan pueden ser de tres áreas: Dirección de Niñez de Provincia, la municipalidad o la Unidad de Género de la Séptima. Esos son los tres organismos, nosotros también visitamos, Educación también. Pero los asiduos que visitan suelen ser esos. Yo consulté si alguno de los tres organismos había intervenido y dijeron que no. Eso sí lo controlamos nosotros», precisó. De todas maneras, Meaca afirmó que ya se le gestionó la asistencia económica y que está próximo a cobrar.