Inicio La Pampa Desalojan a familia que usurpó casa

Desalojan a familia que usurpó casa

Una familia que el pasado fin de semana había usurpado una vivienda del Barrio Emilio Werner de Realicó fue intimada por la jueza piquense Jimena Cardoso a desalojar el inmueble antes del lunes próximo. La denuncia de la usurpación fue presentada por la hija del legítimo propietario de esa vivienda, un adulto mayor que se encuentra en San Luis, pasando la cuarentena en casa de otra hija.
Los intrusos, una joven pareja con dos hijos, forzaron una abertura para ingresar a la vivienda, que se encontraba transitoriamente desocupada pero con todos los muebles y los servicios al día. La audiencia de formalización se realizó vía Zoom y a su término la jueza Cardoso, desde General Pico, ordenó el desalojo y otorgó un plazo máximo hasta el próximo lunes para cumplirlo.
Desde la Fiscalía explicaron que los familiares de la pareja pueden brindar ayuda ante su problema habitacional. Además, tuvieron en cuenta que desde el municipio de Realicó ya le habían ofrecido ayuda para construir una habitación, cocina y baño, en el predio de un familiar directo, aunque la pareja rechazó la propuesta.
El fiscal Campos informó además que si bien ambos resultaron demorados en el marco de la causa, la mujer recuperó luego su libertad para cuidar a un bebé de seis meses. El joven también recuperó ayer su libertad.
Según los investigadores, aunque la casa se encontraba deshabitada cuando se produjo la usurpación, pudo comprobarse que cuenta con todos los servicios habilitados y en su interior mantiene el mobiliario completo de su propietario. «Si bien los usurpadores necesitan una vivienda, sus familiares pueden ofrecerle un alojamiento temporal. Su falta de vivienda no les otorga, de ninguna manera, el derecho de afectar los bienes de terceros, y menos aún apoderarse de una propiedad privada. Como cualquier ciudadano, el propietario tiene derecho a mantener su vivienda sin temor a usurpación o injerencia de terceros, más allá de la situación que éstos transiten», explicó la fiscal.
La justicia comunicó la situación de esta familia a distintos organismos públicos a fin de que puedan encontrar una solución a su problema habitacional, teniendo en cuenta que hay dos menores de muy corta edad. De todas maneras, la joven familia ya ha rechazado las ayudas anteriores.
Finalmente, la jueza Cardoso dispuso el desalojo con un plazo máximo hasta el 31 de agosto. Una vez cumplido el plazo, si no cumplieron la resolución serán desalojados por la fuerza pública.
Según estableció la investigación, los usurpadores habían amontonado todos los muebles de la casa en una habitación.

FOTO: INFOTEC.