Inicio La Pampa Desalojan fiesta clandestina

Desalojan fiesta clandestina

DECENAS DE JOVENES EN LA ESTANCIA "LA ANDRIA"

La Policía de La Pampa desbarató en la madrugada del domingo una fiesta clandestina en la que participaban casi 40 personas en la Estancia «La Andría», ubicada sobre la ruta 5 a unos pocos kilómetros de Santa Rosa. En el lugar se desarrollaba una «pool party» que fue frustrada tras un llamado anónimo al 101.
Todo comenzó a raíz de un alerta que llegó al Cecom pasada la 1:20 de la madrugada del domingo, por lo que efectivos de la Seccional Primera se dirigieron a la entrada del lugar donde habitualmente funciona una cancha de Polo donde se han desarrollado importantes torneos antes de la pandemia.
Allí, la patrulla se encontró con el portón de entrada abierto y un auto en el que había jóvenes que intentaban ingresar al lugar, quienes fueron rápidamente identificados. Pocos minutos después, la presencia policial en el lugar alertó a una joven que se identificó como una de las propietarias y dueñas del lugar, quién de acuerdo a la información que consignaron fuentes policiales a LA ARENA «en todo momento prestó colaboración».
Ante la consulta de este diario, aseguraron que en el lugar había jóvenes mayores de edad, de entre 18 y 30 años, que habían llegado hace escasos minutos con la información de que en el lugar se iba a desarrollar una «pool party», es decir, una juntada con la posibilidad de meterse a la pileta.
«La chica nos dijo que había organizado una juntada para 15 personas pero que se le había salido de control a partir del momento en que comenzaron a entrar personas que supuestamente no había invitado», añadió la fuente policial.

Notificados.
Tras algunos minutos, los efectivos consiguieron la autorización del fiscal de turno para acceder al lugar que estaba con el portón abierto en caso de que la joven que se identificó como organizadora lo permitiese. Fue así que al cabo de unos instantes la patrulla llegó hasta el casco de la estancia y logró identificar al resto de las personas.
«En total había 37 personas más la organizadora. A todos se les iniciaron actuaciones por la violación al artículo 205 del Código Procesal Penal, y quedaron notificados en libertad», precisaron desde la Seccional al tiempo que completaron: «No se secuestró alcohol ya que pudimos notar que hacía pocos minutos que habían llegado las personas al lugar, y quienes estaban por entrar volvieron para atrás al notar la presencia de los efectivos».

En Toay.
Casi en simultáneo, pero en la localidad de Toay, personal del área de nocturnidad se encontraba en pleno control cuando al llegar a la avenida 13 de Caballería al 1.000 notó la una reunión clandestina en un local comercial.
Según contaron a este diario fuentes de la Seccional Quinta de la vecina localidad, a la una de la madrugada del domingo los inspectores comunales observaron que había un show y unas personas bailando en un salón de eventos que está habilitado como restaurante. Ante eso, de manera inmediata pidieron la presencia policial.
Minutos después una patrulla se hizo presente e identificó a las personas que estaban en el lugar. «Había una persona cantando y otras cuatro bailando ante la presencia del encargado del lugar. A todos se les hizo el acta por violación al artículo 205 porque estaban fuera del margen de tolerancia y también porque estaban bailando cuando eso está prohibido por decreto».