“Desapareció el crédito y cayó el acceso a la primera vivienda

PEDRO ARPIGIANI, DE LA CAMARA INMOBILIARIA

El presidente de la Cámara Inmobiliaria de La Pampa, Pedro Arpigiani, aseguró que las inversiones en el sector cayeron y advirtió sobre “la desaparición” de los créditos hipotecarios para el acceso a la primera vivienda en la provincia y el país, una situación que se profundizó a partir de agosto del año pasado.
“Estamos sufriendo modificaciones en el mercado con respecto a la compra-venta. Hay una compraventa que venía con cierto nivel de actividad, en las viviendas de menor valor, hasta casi 3 millones en pesos”, destacó.
A ese mercado, accedía el inversor que buscaba una vivienda para alquilar y aquellos que pretendían avanzar en la adquisición de su primera vivienda con la modalidad UVA, que daba acceso al hogar, a través de un crédito hipotecario en esos valores.
“Con movimientos en la economía, el cambio de reglas de juego en las tasas, tuvimos la desaparición prácticamente del crédito hipotecario porque las condiciones para acceder a ellos, dado que se modificaron los valores de los inmuebles y la relación cuota-ingreso y los requisitos se hicieron más elevados, se dejó afuera del mercado a muchos y también el miedo a tomar una cuota que no se pueda pagar. Eso hizo que el crédito deje de ser tomado y el acceso a la primera vivienda cayó”, agregó Arpigiani.
Por otro lado, manifestó que con la suba de las tasas de interés y los beneficios el mercado financiero “tienen opciones de rentas importantes” y la opción del alquiler “es muy baja y el inversor que compraba inmuebles para alquilar tampoco hoy lo está haciendo. Hay otro factor importante que es el movimiento en torno a la legislación de alquileres que hizo que muchos de los inversores lo piensen desde otro punto de vista”.

Caída.
Sobre el mercado de viviendas de mayores valores a los 3 millones de pesos, señaló que “siempre fue un mercado chico” en el que “se siguen haciendo operaciones que no van al ámbito de alquileres sino que son viviendas que se compran para uso personal o cuestiones comerciales que quedarían desafectadas de cualquier legislación de alquileres futuros”. Y amplió: “Hay sectores que con la suba del dólar se vieron beneficiados”.
Con respecto al valor de las viviendas, dijo que “subieron los valores en pesos” y que “si tomamos el parámetro en dólares, han disminuido su valor. Hoy una vivienda debe estar alrededor del 25 por ciento menos en dólares de lo que estaba hasta que se produjeran los movimientos devaluatorios”.
Sobre la venta de viviendas en Santa Rosa y la provincia, Arpigiani manifestó que “la caída ha sido importante” en la venta de inmuebles, algo que “se profundizó en los últimos meses del año pasado y a principios de 2019. Tampoco dejemos de pensar que enero y febrero es una época en el que disminuyen las inversiones inmobiliarias por una cuestión estacional”.

-¿Es un buen momento para comprar o vender una vivienda?
-Lo tiene que analizar cada uno en el mercado. Este momento, en el que hay menos situación de venta, posiblemente sea un buen momento para comprar. Esto se da en el marco de situaciones financieras que no dejan ver claramente la cosa. El que tiene un plazo fijo se queda ahí y mucho menos para meterse en un mercado complicado como el de alquileres, donde hay alquileres que perjudican la renta directa del que invierte.