Inicio La Pampa "Desapareció la casa social en el país"

«Desapareció la casa social en el país»

DUEÑO DE CONSTRUCTORA CASTENSE RECONOCIO QUE HOY SU EMPRESA TIENE "ACTIVIDAD CERO"

El empresario castense Omar Lopo consideró que actualmente «el gran problema» es que desapareció «la vivienda social» en Argentina, y esto provocó «un gran problemas para muchas familias», más allá de las dificultades que causó «en el movimiento económico y puestos laborales».
«La producción de la fábrica Sivin SA terminó en mayo de 2016, y después hicimos algunas cosas para sobrevivir. El fuerte del trabajo era la construcción de viviendas sociales y dejó de venir el dinero de Nación, y el IPAV que es muy importante para el movimiento de La Pampa dejó de tener el rol para cual fue constituido», relató el empresario de la paralizada empresa constructora castense.
Los asentamientos de familias en el Nuevo Salitral y en cercanías del barrio Santa María de La Pampa en Santa Rosa, y las problemáticas habitacionales existentes en distintas localidades pampeanas, son las consecuencias de la decisión del gobierno nacional de Cambiemos que resolvió desfinanciar los programas de viviendas sociales. Las familias ya no pudieron acceder a casas sociales, y también desaparecieron empresas.
«La realidad de Sivin hoy es cero, terminó todo lo que tenía que hacer, de todo lo que hice terminaron las garantías, de la gente que trabajaba conmigo no quedó nadie, así que más cero que eso no puede ser. En algún momento tuvimos 50 empleados porque había subcontratistas, como los electricista, plomeros y el resto dependía de la empresa», recordó el empresario.

-Lopo, ¿era previsible que el gobierno de Mauricio Macri iba a desfinanciar los programas de viviendas sociales?
-No. No pensé que iba a llegar a tanto. Hay que olvidarse de Sivin como empresa constructora, porque acá lo que desapareció fue la vivienda social. Por ejemplo, en Eduardo Castex no se hicieron más casas sociales y supongo que hay gente recontra necesitada de acceder a una unidad. La vivienda social desapareció de la República Argentina, porque no es un problema exclusivo de La Pampa. Si en La Pampa se hacían 1.500 ó 2.000 viviendas anuales, imaginate la situación en provincias que tienen 10 ó 100 veces la cantidad de habitantes que tiene nuestra provincia.

-Ningún gobierno había tomado una decisión tan drástica de desfinanciar los programas de viviendas sociales.
-Acá el problema es que la vivienda social desapareció, después cada provincia puede hacer algo. En La Pampa se pudo hacer algo entre el gobierno provincial y los municipios, pero nosotros como empresa constructora no podíamos participar, porque la empresa constructora
tiene que pagar impuestos que los municipios no pagan.

-¿Cuáles serían los motivos, más allá de los económicos, de frenar a construcción de casas?
-La vivienda social no hizo más. En la vivienda social no solo está la gente va a vivir en esa casa, sino la gente que trabaja, los que proveen materiales y todo eso se paró. Nosotros podíamos tener 30 ó 40 empleados en Sivin, es una pena todo lo que paso. Y en este momento el más complicado es la gente que tenía que habitar esas viviendas. El mayor
problema es social, después viene todo lo demás.
-Resulta extraño porque la obra pública es generadora rápida de mano de obra y movimiento económico.
-Por supuesto, en algún momento en Eduardo Castex hubo contratos por 40 viviendas, y si cada casa lleva tres puertas y había que comprar 120 puertas, 40 inodoros, y así todo. Si se hacían 100 mil viviendas por año en la Argentina, había un mercado que funcionaba.

-¿Esto significa que Macri le precipitó la jubilación?
-Sí. Pero esto no es un problema de Lopo, a mí me da mucha pena que Sivin esté parada. Tuve surte que -semanas atrás- me vino a visitar y caminar por la fábrica el vicepresidente del BLP, Alberto Giorgi. A mí me gustaría que Sivin vuelva a funcionar, pero no por una cuestión
económica mía, sino por mucha gente que trabajó conmigo.