miércoles, 23 octubre 2019
Inicio La Pampa Desbaratan banda narco: vendía droga en los pueblos

Desbaratan banda narco: vendía droga en los pueblos

OCHO DETENIDOS

Con un gran operativo simultáneo en el que participaron 80 efectivos policiales, el Area de Coordinación de Lucha Contra el Narcotráfico de la Policía de La Pampa dio ayer un importante golpe contra una banda dedicada al narcotráfico que distribuía drogas en las localidades de Catriló, Miguel Riglos y Lonquimay. La «célula madre» estaba ubicada en Santa Rosa, sitio desde el cual hacían llegar a varios puntos del interior drogas como marihuana, cocaína y LSD, para luego ser vendidas al «menudeo». Fueron seis meses de intensa investigación en la cual fue importantísima la participación del Grupo de Análisis de Comunicación e inteligencia, coordinado por el subcomisario Rubén Montes. Con respecto a los procedimientos, se indicó que se desarrollaron doce allanamientos y dos requisas callejeras, de los cuales resultaron ocho personas detenidas que fueron puestas a disposición de la Justicia federal.
El resultado final del procedimiento tuvo saldos positivos y lograron secuestrar medio kilo de cocaína, 13 kilos de marihuana, un troquel de LSD, 600.000 pesos en efectivo y dos armas de fuego.

Investigación.
Para desbaratar a la banda fue necesaria la participación de las divisiones de Toxicomanía de 25 Mayo, General Picio y General Acha. También se sumaron las Comisarías de Toay, Miguel Riglos, Lonquimay y Catriló; aprotando en total 80 efectivos policiales que participaron en las diligencias pertinentes.
En los seis meses de trabajo conjunto, la fuerza determinó los roles de las personas involucradas en la comercialización, distribución y entrega de los estupefacientes ilegales; como también su funcionamiento, determinando de esta manera que llegaban con las drogas ilegales a las localidades de Miguel Riglos, Lonquimay y Catriló a través de la modalidad venta al menudeo, mientras que la «casa central» de coordinación de la venta y distribución se encontraba en la capital provincial.
A partir de ahí se decidió dar el golpe que inició en la noche del jueves, cuando se estaba realizando una entrega en la rotonda de «Los Cañones», ubicada en el sur de Santa Rosa (entre Avenida Luro, Avenida Circunvalación y Ruta 35). En ese lugar los uniformados procedieron a la demora de uno de los receptores de la droga, un joven oriundo de Miguel Riglos.

Fuga.
El principal distribuidor, de Santa Rosa, logró huir del lugar violando las leyes de tránsito a alta velocidad y en contra mano; pero logró ser interceptado en cercanías a la localidad de Toay. Este hombre, mayor de edad, tenía en su poder cocaína y dinero en efectivo.
El movimiento policial tuvo continuidad con un allanamiento en la calle Allan Kardec, donde los investigadores secuestraron marihuana y una significativa suma de dinero en efectivo. Simultáneamente, hubo otra pesquisa en una vivienda de la calle Paul Harris. Ahí decomisaron 450 gramos de cocaína, 485.000 pesos en efectivo, un vehículo Corsa y elementos de precisión vinculados al negocio de la venta ilegal de drogas y fundamentales en la causa.
Además de los allanamientos efectuados en la capital, la Policía desplegó sus fuerzas en Miguel Riglos, donde agentes de Toxicomanía allanaron siete viviendas y secuestraron distintos tipos de drogas, dinero en efectivo y elementos que aportan a la investigación judicial, determinando la vinculación con el individuo que genera la distribución desde Santa Rosa.