Descartan muerte violenta

NIÑO FALLECIDO EN CALEUFU

El fiscal Guillermo Komarofky, de la Fiscalía Temática de Delitos contra las personas de la Segunda Circunscripción judicial de la provincia, con asiento en la ciudad de General Pico, confirmó que el niño de apenas 4 años de edad que falleció el jueves en la localidad de Caleufú, no presentaba signos de violencia.
Así lo reveló la autopsia que le practicó el forense santarroseño Juan Carlos Toulouse, en la Morgue Judicial del Hospital Centeno de General Pico. La causa está caratulada como “Muerte Dudosa”, y se espera el informe final de la autopsia, para incorporar al legajo.
El jueves a la tarde, los padres de un niño de cuatro años de edad, llamaron al Hospital para que fueran a atenderlo de urgencia, dado que no respiraba. Durante la espera, el padre del menor lo cargó en la camioneta para llevarlo al centro de salud, y en camino se cruzó con la ambulancia. Los profesionales constataron que el niño ya estaba fallecido.
El menor fue trasladado a Pico, donde ayer a la mañana se completó la autopsia y tras ella, le entregaron el cuerpo a la familia.
Como el fallecido se había sido atendido semanas atrás en el Hospital Gobernador Centeno y en una clínica privada del medio, con los que tienen relación los dos médicos forenses de esta ciudad, se convocó a Toulouse, quien ayer realizó la práctica.

Resultado de autopsia.
“Se descartó la existencia de signos de violencia externos e internos. No hay órganos dañados por signos de violencia, y se detectaron algunos edemas en distintos órganos, los cuales desencadenaron en el fallecimiento del nene. De eso se tomaron distintas muestras, como muestras de sangre y orina, para hacer estudios y ver cuál es la causa que llevó a la producción de esos edemas y que terminó en el fallecimiento. Es una cuestión clínica, se descartó una muerte súbita y se descartó una muerte violenta”, dijo el fiscal Komarofky en diálogo con LA ARENA.
El investigador judicial explicó que la causa, que hasta el momento está caratulada como “Muerte dudosa”, continúa su curso hasta tanto se tenga el informe final de la autopsia, que se completará cuando se tengan los estudios que se dispusieron realizar. Por último, el fiscal indicó que el niño no padecía de ninguna enfermedad, y que en las últimas semanas fue atendido en el Hospital Centeno y una clínica privada de la ciudad, por “diferentes dolencias musculares y óseas”.