Inicio La Pampa Despedidos convocan a una marcha

Despedidos convocan a una marcha

La Agrupación Despedidos Textiles de Alpargatas anunció una marcha en la ciudad de Santa Rosa Santa Rosa en reclamo del «cumplimiento de las promesas» de trabajo efectuadas desde «distintos organismos de gobierno». La concentración se anunció para mañana las 10.30 en la plaza San Martín.
Por medio de un comunicado de prensa, los trabajadores despedidos de Alpargatas denunciaron que se encuentran «al límite» ya que su situación económica los logró «superar», a sus vez que aseguraron sentirse «usados» y «engañados».
«Sentimos que fuimos usados en campañas políticas, con promesas de ayuda que nunca llegaron, entreteniéndonos como niños. Nos sentimos totalmente engañados», precisaron en el documento, donde adelantaron un plan de lucha que puede culminar en un acampe en la explanada de la Casa de Gobierno o en la plaza Santa Martín.
«Creemos que hemos sido tolerantes, respetuosos, reservados con promesas ilusas que no llegaron. Si esto no se resuelve a la brevedad, nos veremos en la necesidad de tomar otras medidas, como instalarnos en carpas en Casa de Gobierno, en la plaza, etc, para poder ser visibles y porque creemos que se olvidaron de los desocupados que dejó el gobierno anterior», advirtieron.
«Los ministerios de Trabajo, tanto provincial como nacional jamás se han ocupado de nosotros. Nos tienen con la ilusión de una firma que no ha dado señales de nada», cerraron los integrantes de la agrupación.

Cierre y espera.
La firma decidió detener sus operaciones a fines de septiembre de 2018 y, desde ese momento, los exoperarios y exoperarias aguardan por la reapertura de la fábrica. El reclamo se deriva a que cerca de 130 trabajadores se encuentran aún sin trabajo y se están quedando sin el dinero de las indemnizaciones.
El año pasado, el empresario Miguel Angel Fosati, el dueño de la marca de zapatillas John Foos, había declarado que estaba interesado no solo en comprar la planta e instalarse en Santa Rosa, sino también en tomar la mano de obra que había quedado desempleada. Este anuncio fue un paso más cuando su firma vino a la capital pampeana y realizó una prueba de producción. Sin embargo, aún no se concretó el arribo.