Despidieron a dos periodistas de la agencia santarroseña

AJUSTE EN TELAM

Entre las más de 350 personas que fueron despedidas de su trabajo en la agencia de noticias Télam, figuran dos pampeanos: el periodista Mariano Rodríguez Vega y el fotógrafo Julián Varela. Ambos recibieron su telegrama de despido este miércoles desde la sede central del organismo.
Rodríguez Vega, quien también integra el staff de periodistas de LA ARENA, había advertido el martes que su clave de acceso a Télam había sido bloqueada, situación que lo puso en alerta respecto a que su nombre pudiera estar entre la lista de cesanteados.
El martes, casi en simultáneo con el partido entre las selecciones de Argentina y Nigeria por el Mundial Rusia 2018, la agencia estatal de noticias emitió un comunicado sin demasiadas precisiones, donde explicó que hubo contrataciones irregulares, trabajadores que atentaron contra la empresa y una herencia de “números dudosos”.

¿Vaciamiento?
Ayer, se supo que entre los despedidos también estuvieron dos de los tres trabajadores que Télam tiene en la provincia de La Pampa. La única que conservará su puesto laboral es la periodista Rita Soublé, quien a diferencia de sus compañeros recibió un correo electrónico del directorio de la agencia en el que ratificaron su continuidad. Será la única reportera que la agencia tendrá para toda la provincia.
En la agencia local la medida se recibió con mucha angustia. Es que el recorte parece ir encaminado a vaciar a las delegaciones que Télam tiene en el interior del país. De hecho, en ciudades como Bariloche, Santa Fe o Mar del Plata los despidos significaron lisa y llanamente que las agencias locales se quedaron sin periodistas ni reporteros gráficos.
Además, no se alcanzó a entender el criterio de los despidos. Si bien en el comunicado oficial se hizo hincapié en remarcar que durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner hubo muchos ingresos a la planta de personal de la agencia, entre los despidos de las últimas horas hubo trabajadores con más de 20 años de antigüedad, es decir, cuyo ingreso se registró antes de la llegada de los Kirchner a la Casa Rosada.
Los trabajadores y trabajadoras de Télam cuestionaron además el cinismo de las autoridades dado que en medio del dolor por los despidos de sus compañeros, los que no fueron echados recibieron un mail donde se les daba la “bienvenida” a la “nueva” agencia.

“Modernizar”.
La medida de ajuste suma a la agencia estatal de noticias a la lista de medios de comunicación que produjeron despidos masivos desde la asunción de Cambiemos en el gobierno nacional, en diciembre de 2015.
El martes, el comunicado de las autoridades de Télam, encabezada por Hernán Lombardi, aseguró que los despidos tenían el objetivo de “modernizar y profesionalizar” a la agencia Télam.
“En 2003, la Agencia contaba con 479 empleados; en 2015, antes de que asumiera el nuevo gobierno, Télam había duplicado su plantilla y alcanzó los 926 empleados. Seis de cada diez ingresos fueron contratados para tareas periodísticas. Sin embargo, la mayoría de las incorporaciones no contaban con formación ni experiencia en el área”, señaló Télam.
Sin embargo, luego aseguraron que lo que se buscaba era “modernizar y profesionalizar la empresa estatal”, situación por la cual decidieron “desvincular a empleados que no responden al perfil que buscamos para una agencia pública de noticias que debe avanzar hacia un mejor y eficaz funcionamiento”.

Citado al Congreso.
Una de las primeras repercusiones tras los despidos se produjo ayer en Comisión de Legislación Laboral de la Cámara de Diputados de la Nación, cuyo flamante presidente, el pampeano Sergio Ziliotto (PJ), citó al titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, para que brinde un informe acerca de los despidos. El funcionario debería presentarse el martes 3 de julio a las 18.30.
Ziliotto asumió la presidencia en representación del justicialismo y con el aval de todos los bloques. La comisión estaba acéfala desde el fallecimiento del diputado Alberto Roberti. Tras agradecer la confianza, el legislador aseguró que su línea de trabajo será “discutir todos los temas, todas las iniciativas parlamentarias” y que la Comisión sea “un ámbito para escuchar a las organizaciones que representan a los trabajadores, al Poder Ejecutivo y a todos los actores del campo laboral”.
“La coyuntura nos obliga a abordar el tema de los despidos de Télam y por ende convocar al ingeniero Lombardi para que exponga los motivos que llevaron a tomar tal decisión”, dijo.

Solidaridad.
Desde el gobierno provincial, el subsecretario de Medios, José Pérez, repudió los despidos y se solidarizó con los trabajadores de prensa cesanteados. “El funcionario nacional responsable aseguró que con la medida ‘gana el periodismo y los ciudadanos’ (…). No es difícil saber que estas expresiones de Hernán Lombardi representan un disparate. Desde la responsabilidad que me toca en el gobierno provincial estoy en las antípodas de ese pensamiento”, dijo.
“Cientos de familias de trabajadores llenas de angustia e incertidumbre que se suman a las miles y miles que son y serán víctimas de este ajuste brutal diseñado para complacer al FMI. Gobernar no es gerenciar con una calculadora para que los números cierren, gobernar es trabajar por el bienestar general de la sociedad. Cuanto mayor sea el número de familias afectadas por el ajuste, mayor será el fracaso de las políticas de este gobierno nacional”, dijo Pérez.
El subsecretario disparó también contra el autodenominado “periodismo objetivo, veraz e independiente”.
“Va a celebrar en público estas medidas para celebrar en privado que el ajuste no pase por las jugosas pautas publicitarias que lo mantiene”, añadió.
“A la par de repudiar este tipo de medidas trasmito mi solidaridad con los periodistas damnificados y con sus familias”, concluyó.

“Esta medida parece un vaciamiento”
La senadora Norma Durango (PJ La Pampa) se solidarizó con las y los trabajadores despedidos de la Agencia de Noticias Télam y en el marco del plenario de las comisiones de Sistemas de Medios de Comunicación y Libertad de Expresión y de Educación y Cultura, manifestó su repudio a la medida ejecutada por Hernán Lombardi.
Además, la legisladora presentó un proyecto de declaración contra la medida del oficialismo. En la reunión plenaria de las comisiones de Sistemas de Medios de Comunicación y Libertad de Expresión y de Educación y Cultura, expresó “lo difícil que es tratar otro tema en la Comisión que no sea éste, cuando hay centenares de despedidas y despedidos que están en este momento ocupando los edificios en reclamo por esta medida”, dijo.
En relación al tratamiento del proyecto de ley de fomento de despliegue de infraestructura y competencia (“Ley Corta) remarcó “los logros en la modificación del nuevo dictamen respecto a la regionalización de las frecuencias y la prórroga en el tiempo de entrada para los nuevos competidores”.
Dijo luego que todos estos reclamos están “en sintonía con el sector cooperativo de La Pampa” y solicitó que las frecuencias para los medios locales sean adjudicadas antes de los 12 meses de entrada en vigencia de la ley o en el transcurso del próximo año. Reafirmó también su posición para que no sea obligatorio compartir estructuras pasivas.

Repudio y preocupación.
Durango firmó además un proyecto de declaración haciendo saber su “más enérgico repudio y preocupación frente al despido, en el día de ayer, de más de 350 trabajadores de la Agencia Nacional de Noticias (Télam)”.
En los fundamentos, entre otros puntos, indicó que “el gobierno nacional, frente a una crisis económica que parece no manejar, muestra claridad y decisión en un tema, no menor, como es el recorte presupuestario, para el diseño de las políticas públicas. Siendo estas últimas, justamente, las necesarias para paliar, en parte, la situación económica que está transitando el país”.
Añadió que “el achicamiento del Estado Nacional aparece, entonces, como una política precisa que justifica la retirada del gobierno en temas centrales y sensibles a nuestro futuro como sociedad, como lo son la investigación y desarrollo científico; el desarrollo de una política cultural; la formación docente y la educación; salud, entre otros. Hoy nos anoticiamos sobre estos despidos en una institución sumamente importante para la información ciudadana”.
Recordó que “más de trescientos empleados de la agencia Télam representan cerca del 40% de su planta. La medida parecería responder más a un vaciamiento de la institución que a alguna modificación que responda a un cambio en la política de comunicación. Son más familias que quedan en la calle. Y esto es sumamente alarmante en un país que recorta y racionaliza los presupuestos para agrandar las cifras del desempleo y la pobreza”.
Finalmente, indicó que la información que circula menciona una “nueva agencia” en la que quedan “aquellos que responden al perfil indicado para ello” y se pregunta si “esto último supone que los despedidos son agentes sin formación en comunicación? ¿aquellos que siguen sus funciones, entonces, sí la tienen? Nuevamente, es sumamente necesario tener conocimiento respecto a cuales fueron los criterios de esta decisión. Se hace necesario comprender cuál será ese maravilloso futuro, del que habla el comunicado oficial de la Agencia, con el 40% de su personal en la calle”.

Solidaridad de Utelpa
La Unión de Trabajadores de la Educación de La Pampa (Utelpa) expresó “solidaridad” y repudio a los despidos de más de 300 trabajadores y trabajadoras en la agencia nacional de noticias Télam, y a la violencia contra docentes de Chubut.
“Desde Utelpa queremos expresar nuestro más enérgico rechazo a la política represiva del gobierno de Chubut, en sintonía con la política ajustadora del gobierno nacional”, afirmó el mayor gremio docente de La Pampa,
Al mismo tiempo, se agregó en un comunicado, desde el sindicato expresaron su apoyo y exigieron al gobierno central que “abandone esta política de represión para implementar ajuste y hambre sistemático” en el país.