Inicio La Pampa Destacan servicio funerario

Destacan servicio funerario

ENTRE ABRIL Y DICIEMBRE HUBO 778 MUERTES: 93 POR COVID

La Cooperativa Popular de Electricidad (CPE) de Santa Rosa destacó el trabajo realizado por el servicio funerario. «Estuvo siempre, sin faltar un día», resaltaron.
Según informaron desde la entidad, entre abril y diciembre de 2020 hubo 778 fallecimientos en la amplia área geográfica donde la CPE brinda servicios, de los cuales 93 fueron víctimas del Covid-19. En ese marco, el servicio funerario, que integra a 17 trabajadoras y trabajadores, «estuvo siempre, sin faltar un solo día, pese a sufrir también varios aislamientos por contactos. En esta etapa quedó patentizado su carácter de servicio esencial y el sutil vínculo emocional que mantiene con miles de asociadas y asociados», destacaron.
Desde la entidad reconocieron que «el coronavirus y el aislamiento modelaron un contexto anual que trastocó mucho lo que era habitual, lo que era costumbre, para nuestra comunidad hasta mediados de marzo del año pasado. El servicio Funerario supo adaptarse inmediatamente y no faltó en ningún momento para cumplir su obligación operativa con profesionalismo y acompañar a familiares con empatía».

A la altura.

El coordinador del área de Servicios Sociales, Sergio Dutto, indicó que «si bien (la pandemia) nos sorprendió, hemos podido hacer nuestro trabajo con mucha responsabilidad».
«Como equipo se pudo estar a la altura de las circunstancias y responder favorablemente a nuestros asociados, por lo que tenemos un balance positivo», evaluó en declaraciones difundidas por la CPE en su revista institucional.
En esa línea, destacó el trabajo y esfuerzo de los 17 integrantes del plantel, donde no se registraron contagios positivos pero sí hubo 15 aislados, en distintos momentos. De los 778 servicios, 667 fueron en Santa Rosa y 111 en las localidades interconectadas. Del total, 93 fueron fallecimientos por Covid-19.

Protocolos.

Durante la pandemia, informaron, para atender los servicios de funeraria hubo «protocolos propios aunque siempre basándose en recomendaciones de Salud de la Provincia y de Nación».
«Generalmente los servicios son requeridos telefónicamente, nos indican las circunstancias y lugar donde se encuentra el fallecido, luego nos comunicamos con personal de Salud para coordinar el retiro. El personal lo hace con todos los elementos de protección personal correspondientes, se prepara y se da ingreso al cementerio o crematorio previo cortejo, que es lo único permitido, no así los velatorios o despedidas», explicó Dutto.
Dutto destacó la actitud general de los familiares de los y las fallecidas ante los nuevos formatos de los velatorios. «La mayoría accede a lo establecido sin problemas una vez que se les informa el mecanismo; la verdad es que la predisposición de los deudos para entender el panorama fue mejor de lo que se esperaba. De hecho, también respetan las pautas sanitarias de cubrebocas, distancia o tiempos establecidos», señaló.

Comunicación eficiente.

Desde la CPE explicaron que «la comunicación y primer acompañamiento a los familiares siguió las vías que se han vuelto comunes: telefónicamente y por correos electrónicos se acuerda un turno para asistir a las oficinas de Funeraria, en 1º de Mayo 834, y completar la documentación necesaria. Si las o los familiares se encuentran aislados, desde el servicio se acude a los domicilios a recoger esos documentos». Al respecto, Dutto estimó que, superada la pandemia, los velatorios tradicionales volverán aunque con varios cambios respecto al cuidado sanitario.
Por otro lado, afirmó que la pandemia les «enseñó a valorar nuestra profesión como una dentro de las esenciales y fortalecernos como equipo de trabajo; está claro que siempre hay cosas que mejorar, como por ejemplo la virtualidad del trabajo o acrecentar la relación con Salud Pública, todo para dar mejor y rápida respuestas a la sociedad, pero nos ha quedado esa valoración de nuestra tarea».
«Podemos decir que nuestra profesión ocupa un eslabón importante dentro de la cadena de actividades esenciales y de salud; no solamente no es poco sino que eso mismo nos enaltece», concluyó Dutto.