Inicio La Pampa Detectan dos casos de carbunclo

Detectan dos casos de carbunclo

SENASA DIFUNDIO RECOMENDACIONES

El Servicio Nacional de Sanidad Agroalimentaria de La Pampa lanzó una serie de recomendaciones para la prevención de carbunclo, tras anunciar la detección de dos casos positivos en bovinos en territorio pampeano.
Desde el organismo pidieron que frente a la confirmación o sospecha de presencia de la enfermedad se informe a la oficina de Senasa más cercana para la implementación de las medidas de control y prevención apropiadas: la vacunación de todo el ganado considerado en riesgo, deposición segura de los restos de animales muertos, e indicación de las medidas de protección para las personas que trabajen en contacto con animales.
El carbunclo es una enfermedad zoonótica infecciosa altamente contagiosa, que afecta preferentemente a los rumiantes y es transmisible a otros animales y a las personas. En este sentido, recuerda a los productores agropecuarios que el carbunclo bacteriano o Antrax es una enfermedad causada por una bacteria, el Bacillus anthracis, que se transmite de los animales al hombre pero que no se contagia entre personas enfermas.
El signo clínico característico que presentan los animales consiste en la salida de sangre por los orificios naturales. Con la sangre, se eliminan las esporas que quedan en el suelo y de este modo son ingeridos por otros rumiantes al alimentarse. Debido a que las esporas son la forma de resistencia de la bacteria en el ambiente, donde puede sobrevivir por más de 50 años, se recomienda la vacunación anual del ganado en los establecimientos agropecuarios con antecedentes de carbunclo, así como usar siempre guantes para las tareas de campo y no compartir los cuchillos que se emplean para los trabajos con los animales y en la casa.

Tres variantes.
El hombre se contagia cuando se manipulan animales enfermos o sus restos. Existen tres formas en que el hombre puede infectarse: al consumir carne de animales enfermos (carbunclo digestivo o intestinal), al inhalar esporas dispersas en el medio ambiente (carbunclo respiratorio o pulmonar), o por penetración de estas a través de heridas en la piel (carbunclo dérmico o grano malo). El período de incubación del carbunclo bacteriano en bovinos es de 14 días y no existe evidencia científica de que los animales transmitan esta enfermedad antes de la aparición de los primeros signos clínicos y patológicos de la misma.