Inicio La Pampa Detenidos en un coto trucho

Detenidos en un coto trucho

OTRO GOLPE A LA CAZA EN TELEN

En lo que representa una seguidilla, la policía desbarató otro coto de caza trucho en esa zona, y arrojó la detención de tres personas. Fue el miércoles mediante un allanamiento en un predio rural ubicado en cercanías de El Durazno. Allí secuestraron gran cantidad de trofeos y armas.
De acuerdo a lo informado por fuentes policiales, el procedimiento se realizó luego de una investigación llevada adelante por personal de la Comisaría Departamental de Telén, que conduce el comisario Rubén Oscar Buri, cuyo resultado fue una orden de allanamiento a la estancia «Don Lino». Se trata de una propiedad rural ubicada en un punto de la ruta provincial 14 entre El Durazno y Jagüel del Monte.
El procedimiento fue monitoreado por el jefe de Área Interior, comisario inspector Alfredo Roberto Rebichini, y personal de la Dirección de Recursos Naturales Renovables. Tuvo apoyo de personal de la Departamental de Victorica, encabezados por el subcomisario Edgardo Díaz Correa, y de otras dependencias de la zona.
La diligencia fue considerada exitosa. En el lugar detuvieron a tres hombres, uno de ellos un funcionario de Vialidad Provincial que reside en Santa Rosa. Además, incautaron elementos que probarían que allí se realizaba la actividad de cacería en forma irregular.
Desde la dependencia de Telén revelaron que la nómina del secuestro está compuesta por 19 cabezas de ciervo colorado, de los cuales algunos son trofeos, otros selectivos, y también los hay con felpa lo que indica que la caza fue hecha en época de veda.
Asimismo hallaron trece armas de fuego, entre ellos varios fusiles, carabinas, escopetas y un pistolón, varios con balas en la recámara, es decir listos para disparar. También varias miras telescópicas y municiones. A la lista se agregaron artículos cuya tenencia está prohibida a civiles como dos silenciadores y cuatro visores nocturnos.
Otros artículos probatorios confiscados fueron indumentaria relacionada con la actividad, cuatro radios portátiles, cuatro cámaras trampa y tres teléfonos celulares. Y, finalmente, carne de ciervo, jabalí, avestruz y vizcacha. Todos fueron encausados bajo la imputación de infracción a la Ley Nacional 22421 de Protección y Conservación de Fauna Silvestre.