Inicio La Pampa Detienen a Alan Ruiz por espionaje a Cristina

Detienen a Alan Ruiz por espionaje a Cristina

INSTITUTO PATRIA

La Justicia detuvo ayer al ex espía Alan Ruiz, sindicado como una pieza clave en el sistema de espionaje ilegal del macrismo y ex secuaz de Juan Carlos Tierno durante su paso en el Ministerio de Seguridad de La Pampa.
Ruiz fue detenido ayer por la tarde en su casa de la localidad bonaerense de Merlo por efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en el marco de una causa en la que se investigan supuestas maniobras de espionaje ilegal sobre el Instituto Patria detectadas en agosto de 2018 por militantes del kirchnerismo.
Según consignó Télam, la orden de detención fue librada por el juez federal de Lomas de Zamora, Juan Pablo Auge, a instancias de la fiscal Cecilia Incardona que tiene delegada la investigación que se inició por una denuncia de la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, en febrero de este año.
La primera denuncia vinculada con supuesto espionaje ilegal al Instituto donde la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner desplegó su base operativa política se produjo el mismo día que en el que los militantes de su espacio percibieron que en la cuadra del Instituto Patria había auto en actitud sospechosa.
Ese mismo día confirmaron la sospecha cuando la policía de tránsito fue a pedirles documentos a las tres personas que estaban dentro del auto y supieron que eran agentes de la AFI que entonces encabezaban Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, los elegidos del ex presidente Mauricio Macri.

Versión falsa.
Tras la denuncia, la causa cayó en manos del juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, quien poco tiempo después la cerró tras recibir una respuesta de la AFI en la que se afirmaba que los tres agentes allí detectados lo estaban «en cumplimiento de las tareas ordenadas en el marco de la Causa n° 82441/2017, a cargo del magistrado Federico Hernán Villena, en las fechas indicadas se llevaron adelante tareas de la especialidad en las inmediaciones del domicilio consultado en la referida demanda judicial».
La razón esgrimida para justificar la presencia de los espías frente al Instituto Patria la tenía el mismo juez que ahora investiga otra mega causa de supuesto espionaje ilegal y era por una supuesta amenaza terrorista en el marco de la cumbre del G20 que se iba a desarrollar ese año en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Sin embargo, ante la sospecha de que la AFI había dado una versión falsa de aquella incursión de los espías, la intervención de la agencia formuló una nueva denuncia, pero esta vez en Lomas de Zamora, que fue la que quedó en manos de Auge.

En el foco.
El ex espía Alan Ruiz quedó en el foco de las acusaciones de sus ex colegas quienes afirmaron ante la comisión bicameral de los organismos de inteligencia del Congreso Nacional que era él quien, desde el área de contra inteligencia de la AFI, bajaba las órdenes para realizar espionaje político.
«Respecto del Instituto Patria, Alan Ruiz -y está el audio completo que aportamos acá, si bien salió en el programa- en una charla que tuvimos en diciembre de 2018 explica cómo es la operativa para trabajar cuestiones ilegales, disfrazándolas de legales. ¿Cómo es esto? Utilizando las coberturas judiciales», señaló días atrás el ex espía Leandro Araque, integrante del equipo que estaba bajo las órdenes de Ruiz, ante legisladores del oficialismo y la oposición.

Faltó a la citación.
El ex espía había sido convocado el viernes a la Comisión Bicameral, a la que tiene obligación de ir en su carácter de ex espía, pero se ausentó bajo el pretexto de que estaba convaleciente de una operación de la cual no presentó ningún certificado médico.
Desde el Congreso le advirtieron que lo presentara en 24 horas o se presentara a declarar el próximo viernes bajo apercibimiento de ser llevado por la fuerza pública.

El «ladero» de Juan Carlos Tierno.
El ex espía detenido ayer, antes de llegar a la AFI pasó por la Policía Metropolitana como subcomisario y dejó esa fuerza en diciembre de 2015. Luego de su renuncia, llegó al Ministerio de Seguridad de La Pampa, bajo la gestión de Juan Carlos Tierno.
Según consignaron medios nacionales, Ruiz aterrizó en la provincia con «la fama de ser muy capaz en el área de inteligencia» y asumió como director general de Inteligencia Criminal y Estadística.
Tras la asunción de 2015, cada ministro eligió como conformar su equipo de trabajo, y allí fue que el ex titular de Seguridad designó a Alan Ruiz, que para ese momento era un desconocido en la provincia de La Pampa. «El que lo llevó allá es Tierno», remarcaron días atrás periodistas bonaerenses a LA ARENA.
Incluso, ex integrantes del entorno de Tierno recordaron un cortocircuito que se generó con el gobernador Carlos Verna. Se trataría de una propuesta que el ex ministro y su «secuaz» le llevaron al por entonces mandatario. En ese momento, intentaron convencerlo para hacer un supuesto «barrido» en el despacho y constatar si había micrófonos ocultos allí. Sin embargo, la propuesta no avanzó debido a que, desde que se lo presentó en un primer momento, Verna «desconfiaba» de la figura de Ruiz.

Sus huellas en La Pampa.
Según un artículo de Ricardo Ragendorfer publicado en Tiempo Argentino, durante su paso por el Ministerio de Seguridad de La Pampa, el ex espía fue «el ladero más conspicuo de Juan Carlos Tierno, el utraderechista titular de esa cartera».
«La devoción del ministro hacia él fue tal que hasta basó en su figura un documental transmitido por el canal de la provincia sobre el rescate, por parte de policías locales, de una adolescente pampeana secuestrada en Paraguay. Un héroe. Pero un héroe con ciertas oscuridades», afirmó.
En este punto, el artículo apunta que, en La Pampa, «a Ruiz también se lo rememora por una maniobra urdida en complicidad con el ex crack de Boca y -por entonces- secretario de Deportes, Carlos Mac Allister, que consistió en armarle una causa por abuso sexual al senador Juan Carlos Marino, un rival electoral del ‘Colorado'». El dirigente radical no fue el único pampeano afectado. El diputado provincial del PJ, Espartaco Marín, sufrió en carne propia las operaciones y apareció en un expediente judicial como parte de una red que se dedicaba al tráfico de drogas.
La súbita renuncia, en diciembre de 2016, de quien califican como el «golden boy de la seguridad pampeana» dejó con «la boca abierta al ministro Tierno. No menos cierto es que aquella abdicación se debió a un ofrecimiento de Bullrich que Ruiz no pudo rechazar».

Su llegada a la AFI.
Tras su renuncia, según el artículo, asumió como coordinador de Asuntos Legales del Ministerio de Seguridad de la Nación. Luego, fue «puesto al frente del Programa de Búsqueda de Prófugos, hasta que la buena de Patricia se lo cedió a su amiga (Silvia) Majdalani», quien lo designó como jefe de Operaciones Especiales, una dirección interna de la AFI. Fue de esta manera que Ruiz pasó a ser «una pieza clave del espionaje macrista; el gran titiritero, cuya singularidad radicaba en seguir reportando a Bullrich».