Inicio La Pampa Detuvieron a un "pescador" de billetes

Detuvieron a un «pescador» de billetes

Un joven de 24 años fue detenido ayer y es sospechado de haber manipulado cajeros automáticos de Santa Rosa y Toay bajo una modalidad popularmente conocida como «phishing», con el objetivo de hacerse con el dinero de los usuarios. El método básicamente consta de colocar un elemento plástico (sujetado con pegamento) sobre la ranura donde el cajero emite los billetes, a los fines de evitar que el dinero llegue a manos de la persona que lo retira legalmente. El delincuente siempre está observando lo que ocurre dentro del cajero automático para actuar de forma inmediata.
Lo ocurrido en la madrugada de este sábado fue filmado por cámaras de videovigilancia de los bancos y calles por donde se movió el sospechoso, que captaron su rostro y el modus operandi bajo el cual cometía los delitos. Pocas horas después de descubierto el ilícito, el muchacho fue aprehendido. Se desconoce el total de víctimas que esta persona logró estafar, como también si colocó varios elementos en los cajeros o si siempre utilizaba el mismo. «La causa es muy reciente y todo será materia para investigar», aseguraron fuentes ligadas a las tareas de investigación. Ayer hubo algunos allanamientos que resultaron positivos para la causa y respecto de la cuestión legal, se pudo averiguar también que hoy por la mañana se realizará una audiencia de formalización en la Ciudad Judicial en la cual el fiscal Máximo Paulucci acusará al detenido por el delito de estafa.

Detención y allanamiento.
Fuentes policiales y judiciales consultadas por LA ARENA aseguraron que el episodio se registró en horas de la madrugada de ayer. Pese a que se desconoce la cantidad de víctimas, la Policía, con la intervención de todas las comisarías locales, el Cecom y la Brigada de Investigaciones, lograron dilucidar el episodio gracias a que todo fue filmado por las cámaras de seguridad. Fue esta última dependencia la que logró la aprehensión del sujeto, en horas del mediodía, cuando se allanó una vivienda de la calle Allan Kardec. En ese sitio se secuestró además un Volkswagen Voyage color rojo y elementos que serían usados en el ilícito.
«Se vieron ciertas desprolijidades en las maniobras, por lo que la investigación giró hacia el entorno local», sostuvo una fuente consultada, por lo cual se descartó -al menos desde un principio- que se tratara de una banda de delincuentes foránea. El rostro del autor incluso se hizo público, ya que se viralizaron las imágenes y videos por grupos de Whtasapp y redes sociales. «Se golpearon puertas hasta que alguien lo conoció», agregó la fuente.
En principio el sujeto tendría antecedentes por hechos similares, pero fuera de la ciudad. Sin embargo eso también es materia de investigación.

Raid delictivo.
Otro de los videos permitió conocer que una de las víctimas logró evitar ser timado, ya que se dio cuenta de lo que estaba ocurriendo. Esto pasó en el cajero del BLP ubicado sobre avenida España, casi esquina Mitre. De todas maneras el estafador realizó un raid por varios cajeros automáticos de la capital, y se investiga que haya estado en Toay. Si bien no fue confirmado oficialmente, hay sospechas de que también haya actuado en los cajeros del banco Nación.
«Es todo muy reciente, pero hay varios elementos que lo comprometen. Además de que estaba filmado por las cámaras, donde se le veía claramente el rostro. En su vivienda se hallaron varias elementos que utilizaba para cometer el delito», dijeron voceros consultados por este diario.

Recomendaciones.
La repercusión pública que tomó el caso llevó a que la Policía y el Ministerio Público Fiscal emitieran mensajes dirigidos a la población y a los usuarios de los cajeros, a los fines de prevenir los ilícitos en un futuro.
En este sentido recomendaron que antes de insertar la tarjeta y las claves, se verifique que no existan elementos extraños sobre el teclado y las ranuras. Ante la presencia de alguna anormalidad, recomendaron no realizar la operación y, de ser así, solicitaron que se informe inmediatamente a la comisaría más cercana o llamar al 101.

Antecedentes de «phishing».
La modalidad de robo no es nueva en Santa Rosa, aunque sí es poco común. En julio de 2016 se registró por primera vez, cuando sorpresivamente delincuentes se hicieron con dinero de la gente sin recurrir a la violencia, sin manipular armas de fuego y sin contacto entre el ladrón y la víctima. La operación delictiva es muy simple y el objetivo es el dinero de los cajeros automáticos. En aquella oportunidad se vieron vulnerados los cajeros ubicados frente a los edificios de Ciudad Judicial, en Avenida Uruguay y Avenida Perón. También hubo registros de este tipo de delito en el cajero cercano a la sucursal del Club All Boys, en Hilario Lagos al 435. En el Banco Francés, y en la sucursal del Banco Río, los ladrones también aplicaron esta particular trampa. En la mayoría de los casos, el final habría sido exitoso.
En la jerga delictiva, la modalidad es conocida como «Sistema Pescador». El modo de operación utilizado por los delincuentes consiste en colocar un falso dispositivo en la boquilla de donde se extraen los billetes expendidos.
De esta manera, el cliente que realiza la operación advierte que el ticket marca que la acción se ejecutó de forma efectiva, pero el dinero nunca llega a sus manos. Seguidamente, se retira enojado del interior donde se encuentra el aparato, se dirige a realizar el reclamo correspondiente y denunciar en la sucursal bancaria que la transacción no fue eficiente.
Una vez que la persona que intentó sustraer su dinero se retira, aparecen los delincuentes, quitan el dispositivo falso y retiran los billetes que quedaron atrapados. Un robo simple y, al parecer, muy efectivo.
En aquella oportunidad, para que no queden registradas las imágenes del momento en que se hizo el robo, los ladrones intentaron romper las cámaras de seguridad de una de las sucursales.

Monitoreo centralizado.
El Banco de La Pampa informó en un comunicado de presa que «a partir de la utilización del
sistema de cámaras con monitoreo centralizado y en línea instalado en sus cajeros automáticos se pudo detectar rápidamente una maniobra delictiva ocurrida en la madrugada del sábado 29 de junio, mediante la cual se colocó en cajeros de la ciudad de Santa Rosa un dispositivo llamado «pescador».
«Gracias al rápido accionar de la Policía se permitió desbaratar la maniobra y el individuo involucrado ya fue detenido», se precisó también desde el BLP.