Inicio La Pampa Detuvieron en Mendoza a dos clonadores de tarjetas

Detuvieron en Mendoza a dos clonadores de tarjetas

¿OPERARON EN SANTA ROSA?

Medios de San Rafael y Río Negro aseguraron que los dos detenidos por estafas bajo la modalidad de «skimming»ocurridos en esas ciudades, habrían actuado también en esta capital. La Justicia local chequeó en la causa por la cual cinco brasileños ya fueron condenados. 

La Justicia de Mendoza imputó a dos estafadores que la semana pasada fueron atrapados in fraganti en un cajero de San Rafael, Mendoza, instalando un sistema de clonación de tarjetas. Pero el principal medio escrito de esa ciudad aseguró que ambos delincuentes también operaron en Santa Rosa y señalaron que la Justicia pampeana ya se contactó con sus pares mendocinos para solicitar su detención para que rindan cuentas en La Pampa.

Los detenidos fueron identificados como Daniel Raúl Esperón (68), quien en primer momento señalaron como pampeano pero que es bonaerense, y Antonio José Abreu Dos Santos (43), un ciudadano de Brasil, fueron imputados el miércoles por la fiscal Andrea Rossi tras haber clonado tarjetas de débito en cajeros de tres sucursales bancarias de San Rafael, en una maniobra denominada «skimming» por especialistas en investigación de delitos electrónicos.

Durante la tarea investigativa, los policías mendocinos descubrieron que ambos detenidos habían dejado un tendal de damnificados en un raid que los llevó por Bahía Blanca, General Roca y Cipolletti (Río Negro) y en las capitales de Neuquén y presuntamente también en La Pampa. Operaban sobre cuentas de los banco Macro, Patagonia y Supervielle.

La causa judicial tendría acreditado que Esperón y Abreu llegaron a San Rafael a hacer lo que habían hecho en otras provincias, sobre todo en la Patagonia argentina: instalar dispositivos en cajeros para «clonar» tarjetas de débito y así sustraer dinero a usuarios que anteriormente operaron en las máquinas bancarias.

El mismo medio indicó que ahora la fiscal Andrea Rossi encontró suficientes pruebas para imputarles el delito «estafa en grado de tentativa», en al menos tres hechos. Es que el allanamiento realizado en un hotel céntrico, tras la detención de Esperón y Abreu Dos Santos, complicó aún más la situación de los delincuentes, quienes además quedaron grabados por las cámaras de seguridad de los bancos que eligieron para actuar. En el allanamiento fueron secuestrados 36 mil pesos en efectivo, una computadora, discos externos, un dispositivo apto para introducir información de tarjetas cuya banda magnética ha sido clonada, tijeras, tarjetas de memoria, cintas para pegar, cables de datos y USB, y al menos 100 tarjetas.

«Los elementos que fueron incorporados al expediente tras el allanamiento nos despejan de cualquier tipo de duda del accionar de los imputados y también permite inferir que actuaron en otros lugares», manifestó a Diario San Rafael una alta fuente judicial.

¿En Santa Rosa?
La misma fuente afirmó que la fiscal Rossi y los investigadores sostienen que Esperón y Abreu Dos Santos no son improvisados y ejecutaban el ardid desde hace un prolongado tiempo. Por eso no les extrañó a autoridades locales que, ni bien trascendieron las detenciones, llegaran reportes desde Cipolletti (Río Negro) y Santa Rosa (La Pampa), con pedidos de captura de la Justicia en ambas provincias, para que los sujetos respondan ante hechos similares cometidos en esas ciudades.

Si bien en muchas ocasiones el delito que se les endilga a Esperón y Abreu es excarcelable, el interés de Río Negro y La Pampa por tenerlos a disposición, ha hecho que permanezcan en la cárcel de la avenida Mitre.

Se cree que en ambas provincias los delincuentes cometieron atracos por unos 400 mil pesos, siempre bajo el «skimming», una modalidad delictiva que no tenía antecedentes en el departamento y de ahí la repercusión que generó entre los sanrafaelinos, sobre todo a través de redes sociales.

A raíz de conocido este caso, LA ARENA consultó a una fuente del Ministerio Público Fiscal de Santa Rosa que sostuvo que en principio serían dos personas que no estaban involucradas en la causa de «skimming» ocurrida en el mes de septiembre pasado y que fueron detenidos en San Luis más tarde. Se pudo averiguar también que desde el MPF local se mostraron interesados en lo ocurrido y consultaron a colegas de Mendoza, hasta que chequearon datos y llegaron a la conclusión de que no tenían relación con los casos acaecidos en esta capital.

Podría llegar a surgir que estas dos personas tengan (entre todos los hechos cometidos) alguna causa en Santa Rosa, pero no se relacionan con lo que se investigó anteriormente. La causa contra los cinco brasileños sospechosos ya se cerró y los imputados fueron condenados.

En Río Negro y Neuquén.
En tanto medios del Alto Valle afirman que hay pedidos de extradición interprovincial planteados por la justicia de Neuquén. Allí afirman que los clonadores pusieron en jaque la seguridad bancaria de la región donde estiman la estafa en unos 4 millones de pesos.

El diario Río Negro afirmó que solo en la capital neuquina la Policía analiza al menos 60 casos, y determinó que solo en tres entidades financieras no se realizó la maniobra, lo que hace suponer que el número de víctimas será mayor.

El medio indicó que desde la Policía neuquina explicaron que hay dificultades para acceder a la información de los damnificados puesto que los mismos bancos tratan de encubrir las maniobras alegando una falla de los sistemas, luego reintegran el dinero que perdieron las víctimas y entregan plásticos nuevos. ¿En La Pampa está pasando algo igual?