Inicio La Pampa "Deuda de la democracia con las mujeres"

«Deuda de la democracia con las mujeres»

PAÑUELAZO EN SANTA ROSA POR LA DESPENALIZACION DEL ABORTO

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito presentará hoy por octava vez consecutiva el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que despenaliza la práctica hasta la semana 14. En ese marco, en Santa Rosa el Foro Pampeano, que forma parte de la Campaña Nacional, realizará un festival en las escalinatas de la UNLPam en conjunto con distintas organizaciones a partir de las 16. Allí, habrá charlas informativas, una feria, intervenciones artísticas y un pañuelazo.
Mónica Rodríguez, médica e integrante de la organización, remarcó que la presentación del nuevo proyecto se hará hoy debido a que se conmemora el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres y afirmó en diálogo con Radio Noticias que «este proyecto de ley está renovado en base a la experiencia que hemos tenido a partir de los debates dentro del Congreso», que se llevaron a cabo el año anterior cuando se obtuvo la media sanción en Diputados y luego no logró la alcanzar la mayoría de los votos en Senadores.
Rodríguez señaló que están «confiadas» como organización en la presentación debido a que existe una «despenalización social respecto de la Interrupción Legal del Embarazo en el país y por lo tanto pensamos que esto va a ser escuchado nuevamente por los representantes». A su vez, recordó que «la provincia de La Pampa el año pasado consiguió cuatro votos en Diputados y nosotros pensamos que hay que seguir sosteniendo este posicionamiento».

«Reacción más rápida».
La integrante del Foro Pampeano se refirió al caso del ginecólogo rionegrino Leandro Rodríguez Lastra, quien fue declarado culpable del delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público por obstruir un aborto no punible a una joven de 19 años víctima de violación. En ese sentido, recordó que tuvieron «una primera experiencia lamentable hace unos años con el caso de Ana María Acevedo», una joven de la provincia de Santa Fe a la que se le negó un aborto no punible a pesar de que padecía cáncer de mandíbula. «Tomaron la decisión los médicos de no informarle sobre el derecho a la interrupción del embarazo. Ese fue uno de los primeros casos en lo que se llevó a la judicialización a las personas que lo negaron», agregó Rodríguez.
De todas maneras, destacó que «lo de Rodríguez Lastra fue notable porque nos enteramos con el juicio ya en marcha». En ese sentido, resaltó que «hay reacción más rápida, no solo desde las organizaciones sino también desde las familias y las personas que se van empoderando en sus derechos a reclamar».

Objeción de conciencia.
En relación a la objeción de conciencia, explicó que «hasta el momento está contemplada como un derecho de los profesionales a algunas practicas», tanto en el ámbito público como privado, «pero lo que sucede es que debería haber un listado con esa información dentro de los Centros de Salud, de cuales son las personas objetoras».
«Esto no está siendo respetado, por lo tanto vos como mujer o como persona gestante llegas a una consulta, te atiende un profesional y en vez de decirte que no acuerda con la práctica pero va a remitirla a la personas que la van a atender, no lo hacen, interfieren sobre el derecho, anticipan sus posición personal y sus creencias a las necesidades de las personas y la vulneran porque le bloquean el acceso a su derecho. Esto es lo que hizo Rodríguez Lastra», indicó.
Por otra parte, aclaró que el nuevo proyecto que se presentará hoy «en su título segundo incorpora las modificaciones al Código Penal y esta figura de vulneración por parte de los profesionales está escrita como un anexo al artículo 85, donde se va a penar con prisión al profesional que vulnerara el derecho de la persona a la práctica».
En esa línea, precisó que «lo que se propone el proyecto no es solamente la despenalización y legalización, sino que además asegura que aquellos responsables desde su profesión de acompañar a las mujeres no vulneren este derecho».

Cambios en el proyecto.
La integrante del Foro también explicó que en el nuevo texto del proyecto «en ningún punto figura la objeción de conciencia, que tampoco figuraba en el proyecto anterior, y sigue insistiendo en que los directores de los establecimientos son los responsables de que dentro de los establecimientos las prácticas se realicen en tiempo y forma».
Plantea también que «ante el pedido de la mujer hay cinco días corridos para que se encuentre con su derecho. Esto está explicitado para que no haya dilaciones, entorpecimientos o retrasos».

Deuda de la democracia.
«Las mujeres y las disidencias sexuales vamos a seguir insistiendo con este derecho», señaló Rodríguez y afirmó que «sigue siendo una deuda de la democracia para con las mujeres».
La penalización del aborto «es sufrimiento para todas», sostuvo y advirtió que «es una vulneración de derechos de todas las personas que tienen capacidad de gestar y además, fundamentalmente, es inequidad social porque las que padecen las consecuencias siguen siendo las mujeres de menores recursos». «Sigue siendo una cuestión de justicia social, además de una cuestión importante referida a la salud y los derechos humanos», enfatizó.

PH y su celebración.
La concejala humanista Alba Fernández celebró que nuevamente se presente el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo ante el Congreso. Indicaron que «para los humanistas el aborto legal, seguro y gratuito tiene que avanzar inevitablemente hacia su sanción definitiva» debido a que se trata de un «tema que sigue afectando a las mujeres en todo el país, en especial a las mujeres jóvenes y pobres». «Los humanistas consideramos que el aborto tiene que ser parte de un replanteo social de fondo o ‘nuevo contrato social’, para avanzar hacia una sociedad con más derechos», concluyó.