Dictan 90 días de prisión a una pareja

POR EL INTENTO DE HOMICIDIO EN VILLA PARQUE, EL DOMINGO AL MEDIODIA

A través de una audiencia de formalización que se llevó a cabo ayer en horas del mediodía en la Sala de Audiencia Nº 2 de la Ciudad Judicial, el fiscal Oscar Cazenave, en representación del Ministerio Público Fiscal, acusó formalmente a Juan Carlos Sotovía y a Jésica Didino de ser los autores de la agresión contra Roberto Avila, quien fue herido de un disparo en el barrio Villa Parque de Santa Rosa el pasado domingo a plena luz del día.
En su exposición, el fiscal caratuló los hechos como “Tentativa de homicidio”, agravado por el uso de arma de fuego y dividió la calificación de acuerdo a la participación de cada imputado en los hechos. Tras dar a conocer ciertos detalles de la Investigación Fiscal Preparatoria, el letrado solicitó la prisión preventiva de ambos hasta tanto concluya el proceso (90 días).
La defensora, Silvina Blanco Gómez, se opuso a la prisión preventiva y solicitó al juez Gabriel Lauce Tedín, que disponga de medidas sustitutivas, como el arresto domiciliario, ya que la pareja tiene tres niños menores de edad y la mujer (Didino) está embarazada de diez semanas. Por su parte el juez sostuvo que lo pedido por el fiscal era “acertado” e hizo lugar a la prisión preventiva. Sin embargo se harán informes sobre el domicilio de la pareja por si existiera un eventual arresto domiciliario.

Formalización.
LA ARENA fue el único medio presente durante la acusación formal de Carlos Alberto Sotovía y su mujer, Jésica Didino, por ser los autores del ataque a Roberto Avila.
Según expuso el fiscal en su imputación, “la pareja arribó a la vivienda del hermano de Avila, en la calle Realicó al 2100 del barrio Villa Parque. Lo hicieron a bordo de una motocicleta marca Olmo 125 cc., que era conducida por Didino. En tanto que Sotovía iba de acompañante y empuñaba un revólver calibre 38. Al llegar, el agresor disparó contra su víctima y se fugó junto a su pareja, quien más adelante fue detenida, mientras que él se dio a la fuga”.
Cazenave describió lo ocurrido como “un hecho grave”, teniendo en cuenta el horario en que aconteció (cerca de las 13 horas) y que en el lugar se había reunido la familia Avila y había menores, aunque al momento del ataque la víctima estaba sola en la vereda.
En este sentido el letrado calificó el hecho de acuerdo a la participación de cada imputado: “la calificación de este hecho va a contar de una calificación primaria y una calificación secundaria -por el grado de participación que tuvieron ambos-.
En una primera calificación les voy a endilgar a ambos el delito de ‘Tentativa de homicidio en concurso real por la portación de armas de fuego'”, alegó el fiscal y agregó que subsidiariamente, en un primer lugar, “voy a imputar a Sotovía en carácter de ‘Lesiones graves, agravadas por el uso de armas de fuego’; mientras a la señora Didino ‘Lesiones graves, pero en carácter de participación secundaria'”, indicó.

Preventiva.
El letrado solicitó al juez de audiencia Gabriel Lauce Tedín, que otorgue ciertas medidas. En principio describió que había ya conocimientos sobre un hecho de similares características entre el victimario y la víctima.
En este sentido solicitó la “prisión preventiva por 90 días -hasta que concluya el proceso- de los dos acusados”. Cazenave sostuvo su pedido basándose en que existen cierto peligro de ambos imputados “influyan en los testigos y en sus declaraciones” y tuvo en cuenta también podría existir la posibilidad de que se “profuguen”, ya que se trata de una pena que va de los 4 (cuatro) años de prisión y que además el acusado de disparar contra Avila “estuvo prófugo” después del ataque.

Oposición.
La defensora se mostró sorprendida por el pedido que hizo Cazenave por sobre la acusada. Blanco Gómez se opuso a la prisión preventiva solicitada por el fiscal y requirió al juez la posibilidad de que la mujer -Didino- “cumpla un arresto domiciliario y en su caso, con la vigilancia correspondiente o con un dispositivo electrónico de seguridad, teniendo en cuenta que el matrimonio tiene tres niños menores de edad y que la señora Didino cursa un embarazo de diez semanas”.
Por este motivo la defensora solicitó dicha medida sustitutiva a la prisión preventiva para los dos acusados y que ambos cursen el arresto domiciliario en una vivienda de la calle Eduardo Castex al 469 (domicilio familiar) y donde se hizo un allanamiento durante el domingo.
El juez, por su parte, entendió que el pedido del representante del MPF era “acertado” y dispuso la prisión preventiva, entendiendo el peligro de obstaculización sobre la investigación fiscal preparatoria. A su vez dejó claro que se solicitará un estudio “socioambiental” sobre la vivienda de la familia y que el Cecom verifique que allí se encuentran dados los parámetros necesarios para un posible arresto domiciliario.