Inicio La Pampa Dictaron preventiva a un quinto sospechoso

Dictaron preventiva a un quinto sospechoso

ESTAFA TELEFONICA A UNA JUBILADA PIQUENSE

La jueza de control de General Pico, Jimena Cardoso, le dictó la prisión preventiva por 90 días a Roberto Grasso, quien se encontraba prófugo de la Justicia pampeana en el marco de la investigación que se sigue contra una banda de bonaerenses, por una estafa telefónica que damnificó a una jubilada de esta ciudad.
El sospechoso es el quinto imputado en esta investigación que sigue adelante el fiscal general Armando Agüero y, fue detenido a principios de semana en General Alvear (Buenos Aires) desde donde fue trasladado a esta ciudad por personal de la Brigada de Investigaciones de la Unidad Regional II, a cargo de la comisario Vanina Fileni.
Ayer a la mañana Grasso fue llevado a los Tribunales piquenses e indagado en sede de Fiscalía. A media mañana, la jueza Cardoso coordinó la audiencia de formalización de la Investigación Fiscal Preparatoria, en la que hizo lugar al pedido del fiscal y le dictó la prisión preventiva por 90 días, es decir, por el plazo que dura esta etapa investigativa.
En la audiencia en la cual Grasso estuvo representado por su defensor privado, el abogado santarroseño Gastón Gómez, la magistrada la inició una causa penal por el delito de estafa. Grasso es el quinto integrante de una banda delictiva que fue desarticulada semanas atrás, luego de múltiples allanamientos en La Matanza, y que habría cometido hechos similares en Santa Rosa y en otras ciudades argentinas.

Estafa.
En noviembre pasado una jubilada piquense, Estela Gagliardone, y su hija Bibiana Rodríguez, fueron víctimas de una importante estafa telefónica. La mujer mayor recibió un llamado de un supuesto sobrino, quien le advirtió que los dólares que tenía en su poder, estaban por vencerse y, que personal de una entidad bancaria pasaría por su domicilio a cambiárselos. Fue así como dos personas se presentaron en la casa de la mujer, quien les entregó 37 mil dólares.
Luego la víctima denunció el hecho y partir de las características que brindó de los sospechosos, se logró identificarlos. La banda es investigada por estafas cometidas bajo la misma modalidad, en Santa Rosa, Pehuajó y Puerto Madryn.

Libertad.
Durante las últimas semanas, tres integrantes de esta banda, recuperaron la libertad luego que ofrecieran la entrega de dinero en efectivo y dos automóviles a modo de reparación del daño causado. El fiscal de la causa no se opuso al pedido de la defensa, y el juez de control Alejandro Gilardenghi determinó que tres de los cuatro detenidos, recuperaran la libertad.
En una audiencia de reexamen de la medida de coerción el defensor pidió la libertad de Axel Maciorowski (26) y, de los hermanos Adriel (21) y Cristhian Villafañe (27), a quienes se les había dictado la prisión preventiva por 90 días. Los imputados fueron detenidos en abril tras múltiples allanamientos en La Matanza (Buenos Aires), en los que secuestraron vehículos, teléfonos y otros elementos de interés para la causa.
Los tres imputados entregaron dos automóviles Volkswagen Gol Trend y una suma de 650 mil pesos en efectivo, acercándose a la suma total de la estafa. Tras este ofrecimiento, la defensa pidió la libertad de los tres imputados, aunque con la imposición de reglas de conducta, entre ellas, una restricción de comunicación y contacto con las víctimas y la obligación de presentarse de manera semanal en una comisaría del partido de La Matanza.
El juez accedió a este pedido, luego que no encontrara oposición de la Fiscalía y dejó en libertad a los tres imputados. En la causa sigue detenido Jonathan Exequiel Santoro, a quien el 30 de abril se le dictó la prisión preventiva por 90 días.