Inicio La Pampa Diez casos y cien aislados por una fiesta evangélica

Diez casos y cien aislados por una fiesta evangélica

EN EDUARDO CASTEX

Una celebración en una iglesia evangélica desencadenó en un brote de casos de Covid-19 en Eduardo Castex, y ayer se registró el récord de contagios (22 positivos) en una jornada, se marcó el mayor número de testeos (31 hisopados) y ahora se alcanzó una nueva marca máxima de casos activos (74) y de aislados (563) desde el comienzo de la pandemia. En el rito evangélico habrían participado personas de seis localidades, y ya acumula una decena de contagios de coronavirus y provocó el aislamiento de un centenar de asistentes. «Es una situación realmente preocupante e indignante», reconoció el director del Hospital Pablo F. Lacoste, Gustavo López.
Las fuentes consultadas revelaron que este tema se analizó inicialmente -el martes a la noche- en la reunión del Comité de Crisis local. Y paralelamente comenzaron a realizar testeos rápidos en el centro asistencial local. Las versiones indican que entre «el sábado y domingo» hubo un «rito religioso» en una iglesia evangélica donde asistieron «una gran cantidad de personas» de Eduardo Castex, Santa Rosa, General Pico, Caleufú, Conhello y Colonia Barón. «No conozco la liturgia de la congregación. A nosotros nos pasaron una trazabilidad de una iglesia y había cuatro personas positivas, y de sus familias también. Tenemos muchos afectados que tienen punto de encuentro en esa iglesia, pero no puedo señalar culpabilidades», respondió López al cronista de LA ARENA. «Hubo algún tipo de reunión o más de una, no sabemos si fueron festejos o una reunión», agregó.
«En estos momentos estamos en la búsqueda de contactos estrechos porque hemos determinado contactos de General Pico, Santa Rosa, Conhello, Caleufú, Colonia Barón e Ingeniero Luiggi. Y nos interesa localizar a esas personas para poder aislarlas y que estén atentos a los síntomas para comunicarse rápidamente con los hospitales de sus localidades», relató López.

Personal aislado.
El director del Hospital de Eduardo Castex trazó un panorama preocupante, dado que actualmente hay personal sanitario que está aislado por contactos estrechos y también por contagios de coronavirus.
«Esto provocó disminución de horarios de atención en los sectores de farmacia, bioquímica y mesa de entrada, porque estamos perdiendo jugadores en medio del partido», detalló.
«Nosotros queremos jugar un partido con todo el plantel, pero la situación nos plantea que no podemos jugar ni siquiera completando los once para entrar a la cancha», graficó -con terminología futbolera- el entrevistado.

Saturación sanitaria
El director del Hospital Gobernador Centeno, Esteban Vianello, anticipó -en las últimas horas- que en General Pico están ocupadas el 90 por ciento de las camas. Esto provocó que comiencen a evaluar la posibilidad de derivar pacientes en recuperación a centros asistenciales del norte pampeano.
«Los Hospitales Modulares de General Pico están necesitando las camas ocupadas, y nos están pidiendo que aceptemos pacientes contagiados en recuperación, y ayer el área de aislamiento nuestra estaba llena», reveló ayer el director del Hospital de Eduardo Castex.
Admitió que ahora «empezamos a tener problemas cada vez más grave y observar más cerca la saturación sanitaria».
«Nosotros no podemos recibir gente bajo tratamiento con respiradores, solamente podemos ofrecer oxígeno, porque acá no tenemos respiradores», explicó el médico López.