Inicio La Pampa Diez días de prisión a dueño de bar clandestino

Diez días de prisión a dueño de bar clandestino

La Justicia dictó la prisión preventiva de diez días a un hombre por reiterados eventos clandestinos, luego de que lo detuviera la Policía tras constatar el funcionamiento de un bar ilegal.

Según informaron fuentes judiciales a LA ARENA, ayer se llevó a cabo una audiencia de formalización ante el juez de control, Daniel Ralli, «en la que participaron el Fiscal General, Máximo Paulucci, el imputado Gregorio Ceferino Torres y su Defensor Oficial, Martin Garcia Ongaro».

El acusado fue detenido el sábado por la tarde, cuando personal de la Seccional Sexta constató en la calle Alicia M. de Justo al 500 «la existencia de una reunión social clandestina, con la presencia de Torres y 20 personas más (varias que integran grupos de riesgo), que se encontraban jugando a las bochas y tomando alcohol, actividad no permitida, incumpliendo todo tipo de protocolo sanitario».

«Teniendo en cuenta que el imputado registraba dos incumplimientos anteriores, en los meses de septiembre y octubre de 2020, de similares características, se ordenó su detención, siendo la misma convalidada por el Juez de Control», explicaron.

En esa línea, indicaron que en la audiencia celebrada «se le imputaron 3 violaciones al artículo 205 del Código Penal, por incumplimientos a los decretos provinciales dictados para evitar la introducción y propagación del Covid-19, hechos que concursan de manera real entre sí».

En ese marco, la Fiscalía «solicitó la prisión preventiva del imputado, teniendo en cuenta las conductas reiteradas de esta persona, que ponen en riesgo la salud de la población, máxime en el contexto sanitario actual, medida que fue dictada por el Juez de Control, Daniel Ralli por el término de 10 días».

Agresión a la Policía.

Tal como había anticipado este diario, el pasado sábado personal de la Seccional Sexta de Santa Rosa constató el funcionamiento de un bar clandestino, en el que no se cumplía ningún protocolo, y notificó a 21 personas.

Según informaron fuentes policiales a LA ARENA, todo ocurrió alrededor de las 17.45 cuando la Policía recibió un llamado al 101 donde advertían de una reunión en el lugar, ubicado en la calle Alicia Moreau de Justo al 500. Al llegar al lugar, «se constató un bar clandestino» en el que «había 20 personas -todas mayores de edad-, más el dueño del bar».

Ante esto, se los notificó a todos los presentes por incumplir lo establecido en el artículo 205 del Código Penal y «se procedió a secuestrar siete vehículos». En ese momento, señalaron, «tres de los propietarios de los automotores quisieron atentar contra los efectivos», por lo que fueron detenidos por «resistencia a la autoridad» y en el transcurso del día iban a ser notificados en libertad.

Cuando culminaron con los procedimientos, «se solicitó la presencia de la Municipalidad y se secuestraron todos los elementos relacionados con el bar».