miércoles, 28 octubre 2020
Inicio La Pampa "Discutir la herramienta es un grave problema"

«Discutir la herramienta es un grave problema»

KOHAN DEFENDIO EL AISLAMIENTO Y EL DISTANCIAMIENTO SOCIAL

El ministro de Salud de La Pampa, Mario Rubén Kohan, volvió a defender ayer las medidas preventivas tomadas por el Estado para atenuar los efectos de la pandemia de coronavirus en la provincia. «Discutir ideológicamente una herramienta como el aislamiento es algo que no sirve», expresó.

Un día después de que la provincia suspendió los encuentros sociales y las clases presenciales durante diez días, el ministro pidió a la sociedad santarroseña «máxima responsabilidad social y aislamiento voluntario», según las palabras del gobernador Sergio Ziliotto, el titular de la cartera sanitaria provincial salió a defender nuevamente las herramientas para enfrentar al virus y cuestionó los discursos llamados «anticuarentena».

«El aislamiento es una herramienta muy eficaz y está demostrado que sirve, pero creo que discutir ideológicamente una herramienta como es el aislamiento es un grave problema que hemos tenido durante esta pandemia, es decir, no sirve discutir ideológicamente», aseguró en declaraciones a El Aire de la Mañana, por Radio Noticias.

A su vez, lamentó «que estemos hablando de aislamiento» pero sostuvo que «es lo que aplicó el mundo y estamos aplicando nosotros». Y agregó: «Tenemos que hablar de distanciamiento físico, de mantener una distancia de más de dos metros porque lo que quiero es cuidarte y protegerte».

Particularidad

Durante la entrevista, Kohan analizó el comportamiento de la pandemia y consideró que el coronavirus tiene una particularidad y es que «tiene una secuencia cambiante», lo cual genera cierta dificultad a la hora de actuar.

«Esta pandemia tiene una particularidad y es que se impulsa el contagio por brotes. Una de las cosas que pasó en principio fue que se la encaró con un pensamiento lineal, donde se creía que lo que pasó ayer puede presumir lo que pasará mañana, pero en esta pandemia eso no es así», advirtió.

Y añadió: «En ese caso no se puede predecir que va a pasar mañana, pero hay una serie de cosas como el saber que la enfermedad progresa en grupos, tiene factores de riesgo y otros elementos que permiten aplicar herramientas a partir de esa base. La Pampa lo hizo y quizás nos hemos distinguido como provincia porque actuamos a tiempo y enérgicos».

En ese aspecto, el funcionario provincial resaltó que pese a que Santa Rosa debió retroceder a Fase 2, «la sociedad pampeana goza de ciertas actividades que muchos no tienen y mantiene un nivel de actividad comercial que muchos otros no tienen».

Fase 2

Por otra parte, el funcionario fue consultado respecto de cuál fue el criterio que se tomó para decidir que el total de días que pasará Santa Rosa en Fase 2 serán diez. «Como dije antes, es algo que se mira en el día a día y hay que ver cómo avanza. Cuando pase una semana, excepto que aparezca otro fenómeno o brote, podemos ir verificando en qué momento liberamos actividades, pero no es algo que depende solo de Salud sino que también del Comité de Crisis», aseveró.

Remarcó, además, que en esa cantidad de días disminuirá la circulación de personas y, a causa de eso, «la probabilidad de nuevos contagios». Y completó: «Tal vez la decisión que tomamos de volver a Fase 2 es un llamado de atención para que entendamos que no hay otra alternativa más que cuidarnos, porque no hay otra forma o tratamientos para evitar la enfermedad. Y esa decisión la tomamos ante el crecimiento exponencial de los casos, porque el 8 de octubre confirmamos 16 cuando veníamos con un promedio de ocho, luego pasamos a 58 el 11 de octubre, luego bajamos a 14 y subimos a 27, 51 y 58 hasta el jueves».