Inicio La Pampa El único pueblo de La Pampa donde juegan al Badminton

El único pueblo de La Pampa donde juegan al Badminton

Esta semana culminará la colonia de vacaciones de Doblas. «La extendimos unos días para completar el programa, porque a poco de iniciar las actividades tuvimos que suspender, por la situación sanitaria». La encargada del área Deportes, Roxana Corcuera, recordó que durante la primera semana de enero el pueblo «tenía 4 ó 5 casos activos, pero en pocos días esa cifra se duplicó» y las autoridades resolvieron suspender las actividades destinadas a los chicos.
Afortunadamente, el brote fue rápidamente contenido y el 18 de enero pudieron reabrir la colonia, que seguirá desarrollándose en el club Independiente hasta el viernes. «El club cedió sus instalaciones y todas las actividades se realizan al aire libre, en formato de burbujas y cumpliendo los protocolos», agregó.
Como en otros pueblos este año se redujo el número de asistentes. «Había casi 150 inscriptos pero muchas familias optaron por resguardar a sus hijos y no los mandaron. Actualmente hay unos 70 que asisten diariamente y desarrollan «actividades recreativas, juegos predeportivos y natación». Impedidos de organizar campamentos y pernoctadas, esta temporada incluyó «muchos juegos de búsqueda, carreras de aventuras, relevos y actividades recreativas y artísticas, como pintar banderas o confeccionar remeras».
Dispositivos de seguridad.
En Doblas hay tres profesores de Educación Física coordinando la colonia y un líder fijo para cada burbuja. En la entrada principal instalaron el dispositivo sanitario donde controlan la temperatura de los participantes y en todo el predio se mantienen «estrictos cuidados». También el natatorio cuenta con distintos accesos para ingreso y salida, y en la pileta se dispusieron los andariveles a lo ancho. «Como no pueden utilizarse los sanitarios, colocamos sillas numeradas en ambos laterales para optimizar tiempos: cuando finaliza su clase, cada grupo se retira ordenadamente por un lateral y la nueva burbuja se incorpora por el otro costado», explica Roxana.
La colonia funciona a la mañana, aunque de 12 a 14 horas también hay clases de natación y por la tarde se desarrollan actividades deportivas (badminton y vóley) y talleres en el SUM de la Escuela 83. Utilizan el camping y la cancha de fútbol y aprovechan los sectores con mucha sombra. «Más allá del lineamiento general, nos propusimos espacios garantizar espacios de encuentro y cuidar a los asistentes. En dos oportunidades nos visitaron funcionarios de Desarrollo Social y Epidemiología, para corroborar que cumplíamos las condiciones y el protocolo y que nuestras instalaciones se encontraban en óptimas condiciones».
«Como no es posible hacer reuniones grupales, picnics, campamentos, ni pernoctadas, el movimiento principal está en la pileta» advierte Roxana, mientras expresa un «agradecimiento a dos empleados municipales que fueron destinados al mantenimiento del natatorio. No es una cuestión sencilla pero realizaron un trabajo maravilloso y nuestra piscina lució impecable» toda la temporada.
Espacio de reencuentro.
La pandemia produjo fuerte impacto en las actividades deportivas. «Recién a finales del año pasado pudieron retomarse algunas prácticas en el club Independiente». En cambio, en el área municipal «los profes decidimos participar en todas las capacitaciones» pero sin reiniciar las disciplinas. «En junio habíamos retomado newcomb y vóley, pero luego hubo que postergar esas actividades» agregó. Por eso la colonia fue promovida «como un punto de reencuentro, especialmente para los más chicos. El objetivo era generar un espacio de recreación y esparcimiento donde pudieran encontrarse con sus pares».
Si bien los juegos y prácticas deportivas resultan «más lindos y divertidos cuando involucran a muchos chicos, trabajar con grupos reducidos permite personalizar actividades, hacer un buen seguimiento y aprovechar mejor el tiempo». Por eso, algunas condiciones derivadas de la pandemia «serán adoptadas para el futuro porque incorporan más calidad a las actividades, especialmente en natación», advierte Roxana.
Pueblo con bádminton.
El cierre de la colonia, programado para el viernes, marcará el comienzo de una nueva temporada deportiva. «Hay mucha incertidumbre pero esperamos poder reiniciar el 15 de marzo las prácticas de vóley, básquet, karate, newcomb y bádminton. Este año vamos a incorporar judo con Toribia González», una judoca que se instalará en Quehué y promoverá la disciplina también en General Acha. También reiniciarían otras dos actividades convocantes: «el safari y las carreras hípicas» que habitualmente tienen como escenario el Parque Recreativo Alfredo Ardohain.
Una localidad donde juegan bádminton resulta una curiosidad para nuestra provincia. «Doblas es el único pueblo de La Pampa (además una escuela de Santa Rosa) donde se practica. «Empezamos hace dos años, con la ayuda de Héctor Lorda. Este año la provincia resolvió promover su desarrollo y seguramente se incorporarán más localidades». Eso permitirá «estimular una competencia regular, porque hasta ahora la única oportunidad para competir fueron los Juegos Evita», donde provincias como Neuquén, Córdoba y Buenos Aires muestran su mayor desarrollo.
«Se juega en dobles y singles, con una raqueta liviana y una pluma en lugar de pelota. Tiene características similares al tenis y el objetivo es lograr que la plumita toque el suelo en campo adversario. Es una actividad nueva y todos los años se suman chicos». Según Corcuera, «en Doblas hay una docena de jóvenes que juegan bádminton».