Inicio La Pampa Dolor en Victorica por la muerte de Francisco Melo, "el cura Gaucho"

Dolor en Victorica por la muerte de Francisco Melo, «el cura Gaucho»

DISCIPULO DE CELSO VALLA

El jueves a última hora, el obispo de La Pampa, monseñor Raúl Martín, informó sobre el fallecimiento del sacerdote Francisco Melo. Sucedió el jueves en una casa de reposo de la comunidad salesiana en la ciudad de Córdoba. Fue uno de los curas a los que el mítico Celso Valla recomendó para continuar con su obra evangelizadora en el oeste pampeano.

«Con profundo dolor, comunicamos a toda la Comunidad Diocesana de Santa Rosa, el fallecimiento del Padre Francisco Melo ocurrido esta tarde en Córdoba», señala la comunicación realizada por la Curia pampeana en su página de Facebook.

«Su vida en nuestros Pueblos del Oeste, fue siembra del Evangelio de la mano de Don Bosco, y se hizo ejemplo de fidelidad al Señor con un profundo amor a la Virgen María. Damos gracias al Señor por su vida y tanto bien que hizo entre nosotros. Nuestro cariño hecho oración y agradecimiento en el padre Francisco a toda la familia Salesiana», concluyó el obispo de La Pampa.

El cura «Pancho» tenía residencia en Victorica, pero realizó su apostolado en Luan Toro, Telen, Carro Quemado, Santa Isabel, Algarrobo del Águila, La Humada, Árbol Solo, Jagüel del Monte, Las Pastoril, y en todas las zonas rurales del oeste de La Pampa.

Ciudadano ilustre

Las crónicas de la época señalan que el padre Celso Valla, considerado como el «evangelizador del oeste pampeano» fue quien lo recomendó para seguir con su obra apostólica en esa región. En 2015, la municipalidad de Victorica lo nombró «ciudadano ilustre» de la ciudad.

En los considerandos de su resolución, la 710 de ese año, el intendente Hugo Kenny, recordó que Melo «llega en el año 1949 a Victorica para hacer sus experiencias prácticas (trienio). Luego, vuelve a Córdoba para terminar sus estudios y así ordenarse como sacerdote. Más tarde, regresa a esta localidad donde fue además de cura, maestro, profesor de matemática y educación física y conjuntamente atendía las capillas de localidades vecinas Escuelas Hogares de las zonas, llegando hasta 25 de Mayo con su mensaje de religiosidad».

«Es por esta razón que en el día de hoy, el Departamento Ejecutivo Municipal le brindó un merecido homenaje a nuestro ‘Cura Gaucho’ por su extensa y plena entrega de su desempeño sacerdotal», expresaba el documento.

El año pasado, en septiembre, un vecino de Santa Isabel, Juan E. Álvarez, viajó a Córdoba y lo visitó. Subió a su cuenta de Facebook un video de la charla que tuvieron. Allí le dijo «pronto estaré en el cielo con aquellos que partieron antes de mí».

El joven posteó entonces que «el padre Melo está en un hermoso lugar, cálido y con gente muy buena que lo cuida junto a otros ancianos en la iglesia Zatti en la ciudad de Córdoba, el fin de semana fui a visitarlo. Su edad avanzada a deteriorado su salud pero ahí esta firme como el caldén, en ocasiones recuerda su peregrinar por los campos y mandó saludos a nuestra gente, hay que ayudar a los mas necesitados». Esa fue su despedida de su querido oeste pampeano.